La famosa obra de David Hare llega a Bacelona tan impactante para el espectador como el día en que se escribió. Ahora nos preguntamos, ¿la sociedad actual está preparada para ver una obra como esta?

Esta obra, fue escrita originalmente con el nombre de “Der Reigen” (“La Ronda”) tal como fue escrita el propio autor sabía que no podría ser interpretada ya que era una obra bastante “obscena” y que la sociedad de la época no estaba preparada para aceptar una descripción “al desnudo” de las personas. 
La obra que pudimos ir a ver ayer al teatro Romea de Barcelona, donde estarán hasta el 10 de junio, es la actualización de la Ronda, donde 10 personajes tienen relaciones sexuales entre ellos y en el cual se acaba formando un círculo. Pese a ser un “remake” de la obra original, la única diferencia que hemos encontrado son los personajes ya que han sido actualizados, ahora podemos encontrar a un político, su mujer, el hijo de una amiga de esta, la au pair que trabaja en casa del chico, un taxista, una modelo, un burgués, un autor de teatro, una actriz y un prostituto. 

Antes de entrar en el teatro ya habíamos odio varias críticas sobre este espectáculos algunas positivas y otras negativas, pero lo mejor para ir al teatro es no preconcebir ninguna idea e ir con la mente abierta y en blanco, así que simplemente fuimos allí y lo disfrutamos. Sentimos de todo, melancolía, amor, risa, pasión, sentimos la gran parte de las emociones que tenemos los humanos cuando nos relacionamos con las personas en situaciones intimas. Además de una banda sonora preciosa, que te conducía por los sentimientos y emociones y te hacía reír en varios momentos, realmente a nosotras nos pareció una obra fantástica. 
Aún viendo nuestra opinión más que favorable, observamos a más de una, dos y diez personas levantarse tal y como terminó la función sin mirar al escenario y sin aplaudir marcharse con cara de enfado y indignación. Esto nos hace plantearnos varias preguntas, primero, ¿esta gente no lee sobre lo que va a ir a ver antes de entrar, no sabe donde se mete?  –Aunque conocemos a unas chicas que descubrieron que Hair iba sobre Hippies ya dentro del teatro, jejeje-. Y en segundo lugar, ¿cómo puede ser que en una sociedad que clama ser evolucionada, que hace yoga, conecta por redes sociales con personas de otras regiones y nacionalidades, se escandalice por algo tan básico como la propia naturaleza humana… (algo, que, la última vez que nos miramos en el espejo juraríamos que seguimos compartiendo)? ¿Somo realmente tan pudorosos, tan superfluos… o… realmente tan hipócritas como para escandalizarnos por esos temas igual que hicieron en los años 60 cuando unos “hippies neoyorkinos” se desnudaron por primera vez encima de un escenario? Ahí lo dejamos…
-L
Anuncios