Puro espectáculo. 


No encuentro dos mejores palabras para definir “El último jinete”, el musical totalmente original que se estrena esta temporada en los Teatros del Canal. Aventura, romance, humor; en él se mezclan todo lo que hace falta para que el espectador se sienta parte de un excitante mundo lleno de posibilidades. 



Desde que vi los nombres que conforman el equipo técnico de este nuevo musical, supe que el resultado merecería la pena.

El director Víctor Conde, al que conocemos por producciones de la talla de “Los Miserables” o “La Ratonera”, nos lleva de la mano hacia tierras exóticas siguiendo los pasos de Tiradh, un joven beduino en busca de su sueño: conseguir el caballo que siempre deseó para poder convertirse en un guerrero. “Es una historia de aventuras como las que yo disfrutaba de pequeño. Creo que al público joven le va a encantar, porque tiene todo aquello que a mí siempre me ha fascinado del cine y que tan difícil es ver en teatro”-nos confió el director. Firma el libreto Ray Loriga, sin duda, una de las voces narrativas más originales e influyentes del cine y de la literatura española de los últimos años, que prueba suerte en un género nuevo para él.

Yvonne Blake con pren.das del vestuario

El vestuario, cuidado al detalle, no podría haber sido obra de otras manos que no fueran las de la genial Yvonne Blake, ganadora, entre otros galardones de un Oscar y cuatro premios Goya. “En el cine, tienes más tiempo. En el teatro todo va muy rápido, especialmente en esta obra, porque los personajes van variando constantemente, y cada uno tiene como siete cambios de vestuario, como mínimo.”- nos cuenta Yvonne.


Los talentos de Albert Hammond, John Cameron y Barry Manson se ponen al servicio de la música, a la que Rangit Bolt pone letra.  Ellos nos llevan desde el misterio de los ritmos del desierto hasta el ajetreo de los mercados londinenses del siglo XIX. Y, ¿qué decir de las coreografías? Lo mejor será que lo veáis vosotros mismos y saquéis vuestras propias conclusiones. Lo que sí os aseguro es que os dejarán con la boca abierta.

Sin embargo, nada de esto habría sido posible sin el trabajo de Andrés Vicente Gómez, uno de los mejores y más reconocidos productores cinematográficos de este país, que ha dado el salto al teatro con este musical. Él fue su principal promotor de y el responsable de que hayamos podido verlo aquí, en Madrid. Este musical no es sólo un puente entre Oriente y Occidente en un sentido figurado; ha sido un proyecto impulsado por el gobierno de Arabia Saudita, y no cabe duda de que el productor ha tenido mucho que ver en que se haya hecho en nuestro país.

De izqda. a dcha., Ray Loriga, Víctor Conde, Albert Hammond, Yvonne Blake,  Albert Boadella y Andrés Vicente Gómez.

Encabezan el reparto Miquel Fernández, que encarna al joven Tiradh, Julia Möller, la rebelde Lady Laura, y Marta Ribera, Al Kansha, la bruja del desierto que ayudará al protagonista en su viaje.


Tal vez, y por poner una pega a una obra que es estética y formalmente redonda, se echa en falta un poco más de peso en una trama central que en ocasiones se pierde entre el movimiento, y la espectacularidad de lo que la rodea. Porque, como dije al principio, si hay algo que caracteriza a este musical es precisamente eso: su espectacularidad.

Y, aunque en twitter hemos leído que pretenden recorrer la geografía española en algún momento… (motivo por el cual tendremos los dedos cruzados hasta que nos salga artrosis).

Sólo sabemos seguro que estará en los Teatros del Canal únicamente cinco semanas, antes de seguir su camino hacia Londres, así que, si no quieres perdértelo, ¡reserva tus entradas ya!


Lucía Ríos González


Anuncios