Goodbye Barcelona llega directo desde Londres a la ciudad que le da nombre. Este apasionado musical sobre los brigadistas internacionales inspirado en historias reales nació en un pequeño teatro de Londres y tras una financiación mediante crowdfunding han conseguido traerlo a Barcelona.

Cuenta la historia de Sammy, un joven inglés que movido por sus ideales decide dejar su hogar e ir a España durante la Guerra Civil a luchar por La República. En su viaje conoce a otros brigadistas, se enfrenta a los horrores de la guerra e incluso encuentra el amor.
Es un drama bélico con sus momentos divertidos y su dosis de amor, como todo musical que se precie. Así, tiene todos los ingredientes y la fuerza que debe tener un gran musical de éxito, incluyendo buenas canciones y un gran cast, pero a la vez tiene un espíritu íntimo y humilde.

Destacan los vozarrones de todo el elenco. Pau Quero (Sam), Carme Mateu (Rebecca), Josep Papell(Jack), Joan Vazquez (George), Carol Rovira (Pilar), Antonio Del Valle (Esteve) y Manuela Nieto (La República) lo bordan. Los momentos en que canta La República son totalmente show-stopping (Manuela Nieto tiene una voz que quita el hipo), el personaje de Jack (una especie de “Courfeyrac”) te robará el corazón y la historia de amor entre los dos jóvenes te enternecerá a más no poder. Por cierto, nuestro ojito derecho Joan Vázquez está fantástico, como siempre, y se nota que disfruta como un enano.

En definitiva, es un emotivo homenaje a los brigadistas que vinieron de todo el mundo a España y arriesgaron sus vidas luchando con el bando de la República de una manera desinteresada, únicamente por sus ideales y porque creyeron que era lo correcto. Te hará llorar si eres un poco sensible y te encantará si eres un justiciero nato y te gustan los musicales del estilo de “Los Miserables”.


¿Lo mejor? Lo bien documentado que está y el elenco.

¿Lo no tan bueno? El Teatre del Raval, ya que, aunque es un teatro con mucho encanto, no tiene las mejores condiciones para un musical y en ocasiones se oye más a los músicos (que de todas formas hay que decir que son geniales) que las voces y cuesta entender la letra de las canciones.

Paola Marín

Anuncios