Sí, hermanos… ¡Barcelona ha sido bendecida! Por primera vez la ciudad ha vivido un estreno teatral digno de Broadway y esperamos que sea el primero de muchos más. El jueves pasado fue la noche de gala de Sister Act a la que asistió la mismísima Whoopi Goldberg como productora del espectáculo (junto con Stage Entertainment y El Terrat) y el día siguiente fue, por fin, el estreno oficial del musical que tanto tiempo llevábamos esperando y que, obviamente, no nos perdimos.
El teatro Tívoli se ha convertido en un auténtico convento para acoger a unas monjitas adorables y, sobretodo, muy marchosas! Sister Act es un musical basado en la película de 1992 protagonizada Whoopi Goldberg (pero mucho mejor) que triunfó en el West End en 2009 y Broadway en 2011, y que cuenta la historia de Deloris Van Cartier, una aspirante a cantante de Philadelphia, un poco gamberra pero con buen corazón, que tras ser testigo de un asesinato, debe hacerse pasar por monja en un convento.
Con música de Alan Menken, con ese sello personal que tanto se nota y a todo el mundo enamora, las canciones tienen un rollo setentero muy pegadizo y van desde el r&b, el soul y las baladas más románticas, hasta el gospel y el disco con más ritmo. Arnau Vila es el encargado de dirigir a la orquesta en directo y Xavier Cassadó ha sido el encargado de adaptar el libreto, dándole un toque de humor muy de aquí.
El casting es DIVINO y tiene poco que envidiar al elenco original. Tengo que reconocer que Mireia Mambo Bokele, nuestra Deloris Van Cartier, no tenía toda mi confianza ya que había visto poco de ella y el nivelazo de Patina Miller (la Deloris original) es difícil de igualar, pero la chica se sale. Se deja la piel en el escenario, es un terremoto con una energía que llega a todos los rincones del teatro y tiene una gran voz llena de matices, que demuestra en los dos primeros números del musical, donde se mete al público en el bolsillo nada más empezar. Las simpáticas monjas con las que se encuentra Deloris en el convento son lo mejor del espectáculo. Cada vez que canta la Madre Superiora (la gran Àngels Gonyalons) el público ni respira, y Malia Conde y Silvia abril como las hermanas María Patricia y María Lázaro aseguran las risas. Tengo que hacer mención especial a Gara Roda, ya que la adoro desde que la vi en “Per Sobre De Totes Les Coses”, donde, aun teniendo un papel secundario, captaba todas las miradas del público. Ella es la hermana María Roberta, la tímida novicia que aun no sabe lo que quiere en la vida, y su “show-stopping number” en el segundo acto os dejará sin aliento. ¡Esta chica promete! En el elenco también hay chicos: Fermí Reixach como Monseñor; el triunfito Juan Delgado como Eddie (el “love interest” de Deloris); Enrique Sequero como el malo malísimo Curtis; y Ramón Balasch, Antonio Curros y Gerard Mínguez (grandes bailarines, por cierto) dando el toque cómico… y todos están muy bien, pero, siendo sinceros, las féminas se los comen con patatas ¡Viva el girl-power! (o, en este caso, el nun-power). 

La iluminación es espectacular, las coreografías dinámicas y la escenografía, como siempre ocurre con las producciones de Stage Entertainment, es grandiosa. Se nota que no han escatimado en gastos. El vestuario es brillante (literalmente), ha añadido mucha más purpurina a la que ya teníamos esta temporada en el panorama teatral español y eso nos encanta.
El público estaba entregadísimo desde el principio (es cierto que el público de estreno suele ser entusiasta, pero también exigente al tener muchas expectativas) y no se decepcionó. La ovación final, con todo el mundo en pie y bailando, fue de las que emocionan.

Cualquiera que quiera pasar un rato divertidísimo para olvidarse de todo no puede perderse Sister Act. Veréis que os sorprenderá, disfrutaréis como niños y saldréis del teatro con una sonrisa de oreja a oreja, queriendo cantar y bailar sin parar.


Pd: Por último, un consejillo: Gracias a Escena 25 pudimos conseguir entradas de platea a muy buen precio. Solo tenéis que registraros en la página web http://www.escena25.cat y si tenéis menos de 25 años os regalarán 25 euros para gastar en el espectáculo teatral o concierto que más os guste. ¡Aun estáis a tiempo de disfrutar de esta oportunidad única!


Paola Marín
Anuncios