Hemos podido disfrutar de este musical en su último fin de semana en cartel en Barcelona, nos lo pasamos pipa y estos son los motivos:

1- Es un musical totalmente original, con libreto de Marga Parrilla y Oriol Estefanell y música de Josep Ollé, y eso nos encanta. 

2- El espectáculo cuenta con 6 músicos en directo a los que da gusto escuchar y, encima, van vestidos muy elegantes.

3- Un elenco genial de cinco actores (Roger Borrull, Clara Altarriba, Mónica Portillo, Mireia Casado y Víctor Genestar) que se bastan y se sobran. A destacar las voces de Roger, Clara y Víctor, que quitan el hipo, y la adorabilidad de Mireia como Tommy.

4- Canciones pegadizas como “A Whitechapel hi ha un secret”, que aun seguimos tarareando, y todos los baladones que se marca Clara Altarriba.

5- Que cuente “a su manera” la historia de Jack el Destripador, según dicen el primer asesino en serie de la historia y aun de identidad desconocida… ¿a quien no le gusta una historia llena de intriga y misterio?

6- La estética “Sweeney Toddiana” de la escenografía, la iluminación y el vestuario.

7- La coreo pasional de la escena previa a cada asesinato. 

8- El Teatre del Raval, que con su encanto nos tiene robado el corazón y desde que apuestan por los musicales… ¡más! 

9- El Periódico que reparten antes de la función a modo de programa con los últimos sucesos de Whitechapel.

10- Último pero no menos importante: Roger Borrull, que además de ser guapísimo, canta con una voz digna de un príncipe de Disney.

Paola Marín
Anuncios