Como bien sabéis, ayer BwayInSpain hizo el MIR, el examen que hacemos los médicos para poder acceder a la especialidad… por eso estos últimos meses ha estado esto un poco más silencioso de lo normal. Aún así, no puedo evitar mencionar que no sólo hemos alcanzado los 1000 seguidores en Twitter, sino que ya los hemos sobrepasado!!!! Solo puedo repetir, una y otra vez lo agradecida que estoy porque pese a todo, sigáis aquí =) 

Bueno, tras este rollo que tenía que soltaros, vamos al ajo, que es lo que os interesa. Como la academia nos había prohibido estudiar el viernes, decidí ir al Teatro Flumen a ver un musical, que era lo mejor que podía hacer en un día como ese, jeje. He de reconocer que se me debieron alinear los astros porque, qué mejor musical para distraerme que lo nuevo de Alicia Serrat, Ferran González y Joan Miquel Pérez: MIERDA DE ARTISTA.


He de reconocer que estaba totalmente predispuesta a que me gustase, me encantó PEGADOS y llevaba esperando el momento de poder ver este musical desde que lo estrenaron en Madrid. Para los que no sepáis de que va el musical, pese al tremendamente explícito título, está basado en la vida del artista italiano Piero Manzoni. Se trata de una divertida comedia de enredos, una sátira sobre el concepto del arte y de la falta de criterio de la crítica y el público general con letras como “La gente tiene pasta… y siempre se la gasta comprando obras sin criterio y con total impunidad…”. Todo esto entremezclado con triángulos amorosos de todo tipo, que harán que acabes llorando de la risa con las animaladas que sueltan, porque las sueltan… y gordas… pero no seré yo quien os desvele parte de la gracia.

En cuanto a los actores y los personajes, he de destacar a Ferran en el papel del maestro Manzoni. Está simplemente brutal, brillando tanto en lo momentos más cómicos como en los de desesperación más absoluta. El otro personaje que es una auténtica joya es Sofía, interpretado por Marta Tomasa que se estrenó en ese papel el viernes. Marta es además la coreógrafa del espectáculo. La verdad es que estuvo muy convincente en el papel de la loca Sofía. La única forma que se me ocurre de describir a ese personaje es como un tren, imparable una vez está en marcha.
La verdad es que todo el reparto está impresionante, me encantó Xènia como Apollonia, tan estirada y tan pija al principio, Jordi como Enrico (aunque me costó mucho acostumbrarme después de haber estado con él en el colchón de Hair…jaja menudo cambio!!), Anna como la periodista de manos ásperas… es que no tiene desperdicio!


Ha sido una pena sólo tener esta pequeña joya de musical tres días aquí en Valencia, pero, desde luego, no desperdiciéis la oportunidad de ir a verlo si pasa por vuestra ciudad. No os arrepentiréis.

M.
Anuncios