Hoy ha sido día de elecciones, la fiesta de la democracia, etc, etc. Pero no han sido las únicas votaciones de las que hemos estado pendientes este fin de semana… y es que… ayer fue Eurovisión!!

Lo reconozco. Soy de esas personas que se pasan el año rajando del certamen pero que a la hora de la verdad, por unas o por otras siempre acaba viéndolo. Sea para poder criticar con conocimiento de causa o porque desde que existe twitter se disfruta el doble de dicho acontecimiento, año tras año Eurovisión engancha a miles de nosotros a la pantalla de la tele un sábado por la noche. 
Ayer no fue diferente y ahí estábamos.

España envió como candidata a Edurne, la ex-triunfita, ex-Sandy en Grease, defendió valientemente su canción “Amanecer”, aunque sin demasiado éxito a la hora de la verdad, quedando penúltimos en el reparto de votos. No voy a entrar en si se pudo hacer mejor, si la puesta en escena era la adecuada o si lo era la canción… para eso ya hay decenas de blogs y otros medios analizando la actuación. Lo que a mi me llama la atención, como theatre-nerd que soy, es que Eurovisión es como el trabajo de verano de los actores de musicales. Muchos de los intérpretes que representan a sus países en este certamen europeo de la canción son conocidos en sus países por protagonizar diversos musicales. Cuando enviamos a Daniel Diges para que cantara Algo Pequeñito en 2010, ya había trabajado en En Tu Fiesta Me Colé, Hoy No Me Puedo Levantar, We Will Rock You o Mamma Mia!! Edurne no ha sido tan prolífica en musicales pero hace no demasiado podíamos verla de nuevo interpretando a Sandy en Grease, pero no han sido los únicos… No podemos olvidar que Paloma San Basilio, una de las grandes damas del musical español, ya representó a España allá por 1985 y Nina lo hizo en 1989. 

Y es que Eurovisión y los musicales van de la mano no sólo en nuestro país. 

El año pasado Johannes Nymark, quien protagonizó Aladdin en Copenhague formó parte de la candidatura italiana “haciendo” de parte de la banda que tocaba con los italianos, ya que, al parecer, dicho país prefirió contratar a actores de la zona antes que pagar el pasaje (y todo lo que ello conlleva) a los músicos desde su país.

La sorpresa ha venido este año ya que, si nosotros enviamos a nuestra Sandy, los suecos enviaron a su Danny Zucco!! No habéis leído mal. El ganador de Eurovisión de este año, Måns Zelmerlöw, también viene del mundillo de los musicales de su país, donde protagonizó Grease y Footloose. Os dejo este video en el que interpreta un pedacito de este último:



Lo dicho, ya tenemos nuevo #BwayCRUSH porque no pensamos perder de vista a este chico!! 😉

Marta RJ
Anuncios