Por segundo año consecutivo, El Grec Festival de Barcelona ha dedicado una noche a los musicales y no podíamos perdérnoslo. Ayer se celebró este concierto repleto de grandes artistas y nuevas promesas del panorama del teatro musical catalán, en un Teatre Grec a rebosar que demuestra que este género gusta cada vez más. ¡Ya no somos tan pocos, theatre nerds! 

Tras una ‘overture’ de La Banda Municipal de Barcelona al son de That’s entertainment (de The Band Wagon) y un We can do it de The Producers interpretado por Joan Pera y Roger Pera, intercambiándose el papel de padre e hijo y poniendo el toque de humor a la noche, los coros de las escuelas Aules, Coco Comín, Eòlia y Memory presentaron el espectáculo interpretando There’s no Business like Show Business de Annie Get Your Gun, cuya letra en catalán (“la nit dels musicals será una nit molt especial“) ya nos advertía que la noche iba a ser única.

Tras ello, comenzó el desfile de artistas (Muntsa Rius, Sergi Albert, Anna Moliner, Àngels Gonyalos, Elena Gadel, Mercè Arànega…) que interpetaron grandes clásicos de musicales, en su mayoría americanos, como Phantom of the Opera, My Fair Lady, West Side Story, Rent o Sunset Boulevard versionados al catalán. Cada canción dejaba al público más entusiasmado. 

El concierto terminó con la calurosa ovación de un público en pié tras la mítica One Day More de Les Miserables, y con artistas y bailarines saludando mientras la Compañía cantaba One de A Chorus Line.

Si tuviéramos que destacar alguna de las actuaciones (aunque disfrutamos el concierto de principio a fin) nos quedaríamos con Ivan Labanda, sincero y entregado interpretando Being Alive de Company -por muchos considerada la mejor canción de Stephen Sondheim-; Xavi Duch y su Anything Goes, con número de claqué a lo Sutton Foster incluido; Mone Teruel, perfecta como siempre, que nos emocionó con su triste y a la vez esperanzador Maybe This Time de Cabaret; y Mercè Martínez a lo ‘Mama Rose’ atreviéndose con la teatral Some People de Gypsy.

La sorpresa de la noche fue Diana Roig que arriesgó con Don’t Rain on My Parade de Funny Girl -pocas pueden- y definitivamente ganó. ¡Vaya voz! Como dirían en América, ‘she stole the show’. Ya tenemos Fanny Brice por si alguien se anima con Funny Girl en España.

No podíamos olvidarnos de hacer una mención especial a nuestro querido Daniel Anglés, que nos regaló el himno I am what I am de La Cage aux Folles subido en un par de taconazos y estuvo BRILLANTE (literalmente). 

El idílico entorno del Teatre Grec y el espectacular juego de luces fueron la guinda de una noche de ensueño, una celebración del Teatro Musical que nos encantaría que se repitiera anualmente. Tenemos talento de sobras y las canciones de musicales dan para muchas noches inolvidables como esta. 

Paola Marín
Anuncios