¿Por qué nos gusta tanto Rent? Nos lo han preguntado muchas veces y no tenemos la respuesta clara… No se trata de lógica, es un sentimiento. La primera vez que lo vimos (en DVD) nos cambió la vida a mejor y su música pasó a formar parte de nuestra banda sonora para siempre. ¡Imaginad nuestro entusiasmo cuando hace exactamente un año se anunció una nueva producción catalana de Rent para el 20º aniversario de su estreno en NY! Faltaban 525.600 minutos y hemos contado cada uno de ellos hasta que por fin llegó la fecha. 26 de enero de 2016, 20º aniversario de Rent, estreno del espectáculo en el Casino L’Aliança de Poblenou, y ahí estábamos nosotras con unas ganas desbordantes, preparadas para ver por primera vez en directo uno de nuestros musicales favoritos.

La emoción se palpaba en el ambiente. Prensa, amigos, caras conocidas… nos paseábamos por la alfombra amarilla e inspeccionábamos con curiosidad el hall de este Teatro al que muchos de nosotros jamás habíamos ido. Cinta de precintar con el logo de Rent, una exposición con carteles contando la historia del musical y de su creador, Jonathan Larson, y, lo más molón, el programa del musical en formato Playbill (sí, como los de Broadway). Nuestra primera impresión fue que todo se veía un poco antiguo (es un teatro de barrio de esos de toda la vida) pero ese aire retro es precisamente lo que casa tan bien con el espectáculo, dándole ese punto bohemio y de Off-Broadway que potencia su mensaje.
El responsable de esta aventura es Daniel Anglés, director del espectáculo y cerebro detrás de todo el plan, y ha contado con su fiel compañero artístico, Miquel Tejada, para la dirección musical. El encargado de convertir este pequeño proyecto en una gran producción con olor a Broadway ha sido el productor Javier Perez-Tenessa, fundador de Edreams y ex CEO de dicha compañía, que ha dejado salir al “theatre nerd” que llevaba dentro para dar apoyo a este sueño. Gracias a ello, el espectáculo cuenta, por ejemplo, con una escenografía de lujo y una iluminación impactante. ¡Esperamos que siga dando rienda suelta a su pasión con proyectos como éste!
Son 5 los musicos, muy rockeros, encargados de tocarnos en directo esas melodías atemporales. Y detrás de uno de los grandes retos de este proyecto están Marc Gómez y el propio Anglès, encargados de la traducción del libreto y las letras originales al catalàn. No debe ser tarea fácil traducir los monosílabos de Without You, los juegos de palabras y las infinitas referencias americanas de La Vie Boheme, las frases emblemáticas como “No Day But Today”… y lo han conseguido, dándole a todo sentido y sin perder ninguno de los mensajes que Larson quería hacer llegar al espectador.
Lo más importante de Rent son sus personajes, las historias que hay detrás de cada uno de ellos. Por eso es tan importante dar con el cast adecuado. Son 17 los actores y actrices que suben al escenario para interpretar a este grupo de jóvenes inconformistas, liderados por Nil Bofill (Los Miserables) como Mark Cohen y Víctor Arbelo (Per Sobre de Totes les Coses, Mar i Cel) como Roger Davis, y a los dos les sobran ganas, fuerza y energía. Mireia Òrrit debuta profesionalmente como Mimi Márquez y le da a su personage el equilibrio necesario, ese punto naive y a la vez alocado. Les acompañan, Albert Bolea  (Los Miserables, Dies Normals) como Angel Dumott Schunard, Queralt Albinyana (Hair) como Joanne Jefferson, Anna Herebia (Per Sobre de Totres Les Coses) como Maureen Johnson, Xavi Navarro  (HNMPL, Mar i Cel) como Collins y Roger Berruezo (HNMPL, Mar i Cel) como Benjamin «Benny» Coffin III, así como Oriol Burés, Lu Fabrés, Jana Gómez, Víctor Gómez, Edgar Martínez, Lucía Torres, Iban Valero, Marc Gómez y Carol González. Todos y cada uno de ellos están enamorados de este musical y eso se transmite al público. 
La matrícula de honor se la damos a Albert Bolea por el ángel de su Angel, al que ya queremos. Presume de voz impecable con giros de locura, es un bailarín increíble y se cuela en los corazones del público. ¡BRAVA! Tiene mucha química con su Collins, Xavi Navarro, que nos ha sorprendido gratamente por la profundidad de su voz y la madurez y las tablas que muestra en el escenario. Ambos tienen por fin el protagonismo que merecen.

A excepción de algunos pequeños problemas de sonido y de algún momento puntual de sobreexcitación del cast que pudo notarse en la voz (totalmente comprensible en una noche de estreno), el inicio del camino de este Rent fue redondo y el público respondió con entusiasmo.

Después de 20 años, hemos vuelto a los 90′, Rent sigue más vivo que nunca y estamos seguras que esta versión enganchará a una nueva generación de barceloneses. Jonathan Larson estaría orgulloso. ¡Viva la Vie Boheme! 

Paola
Anuncios