“Mientras haya más mujeres como nosotras que pensemos que podemos aportar algo más, que podemos ser mejores, que somos tan válidas como ellos, esto seguirá pasando.”


La semana pasada asistimos a la llegada del musical Sister Act a Valencia. Las monjas más marchosas llevan ya una semana revolucionando la capital del Turia y nosotras hemos tenido la suerte de pasar un rato con su protagonista, Mireia Mambo. Mientras merendamos pudimos conocerla un poco más a fondo y tratar temas tan interesantes como el papel de la mujer en el teatro y el cine o la televisión. Os dejo a continuación lo que nos contó esa tarde, ¡espero que lo disfrutéis!

BiS: En qué momento supiste que querías dedicarte a la interpretación? Porque es muy vocacional…

Claro, requiere vocación, requiere dedicación, fuerza mental… Mucha capacidad de superación de uno mismo, porque no deja de ser una carrera en la que recibes muchos “no” antes que el sí. Entonces eso tienes que tenerlo claro y saber que no pasa nada por cuantos “no”recibas, tienes que perseguir tu sueño y llegar a ese sí, de una manera u otra.
BiS: Y cuál fue el momento clave para ti?
Realmente siempre he sido una niña muy activa en cuanto al arte se refiere, en cuanto a la música… Siempre me ha encantado la música. Si que es cierto que empecé un poquito por las artes marciales (se ríe) con kárate, pero luego siempre hice ballet, sevillanas… Siempre lo tenía en extraescolares. Quizás fue cuando dejé el patinaje sobre hielo, entonces, mi madre me apuntó a la escuela de Charlie Hussey que es uno de los exbailarines del ballet Zoom y había abierto sus escuelas en Madrid. Charlie me acogió con las brazos abiertos, fue toda una experiencia y ya fue como quien dice “vale, voy a hacer esto”, no sólo porque me encantaba la danza y le dedicaba casi más tiempo que a los estudios, cosa que no está bien (más risas), pero sí que después fue ya una cosa tras otra. También iba a clases de canto, de piano y tal, en la escuela municipal y una de mis compañeras me dijo sobre un musical amateur que se estaba haciendo. Me metí allí, conocí a más gente, realmente fue todo un suma y sigue, entonces, ya lo tenía claro. Cuando me cogieron en High School Musical, una de las compañeras fue la que me dijo “si quieres hacer esto, has de ir a Londres, en Londres está todo, no sólo para formarte sino que también es el West End”. Yo la idea ya la tenía y fue ella quien me condujo, me dijo qué escuelas había, cuales conocía, en cuál se formó ella… De forma que ya tenía una idea de dónde tenía que mirar, no era ir a Londres y a ver qué pasa. Así que se lo conté a mi madre, le dije que me había metido en internet y ya era un poco tarde para audiciones, que ya habían pasado casi todas pero que quedaba una escuela que tenía una última audición en dos semanas y ella me dijo: coge el vuelo. Mi madre es la que siempre desde pequeñita me ha empujado a hacer lo que yo sintiese más y ella vio que yo desde pequeñita tenía una cosa por la danza, por la música en sí, y desde el principio siempre estaba en alguna actividad relacionada con ello.
BiS: Tú te has formado en Reino Unido y has trabajado también allí. ¿Se nota mucho la diferencia entre la industria aquí y allí? ¿En que es diferente?
Tenemos la suerte aquí en España de que, en este momento, por lo menos Stagetiene la gran suerte de contar con las personas que asisten en la creación de estas grandes producciones que se traen aquí y se cuenta con ellas a la hora de traerlas, de forma que es lo mismo, traemos exactamente lo mismo que se hace fuera. Sí que es cierto que yo no he experimentado el trabajar en producciones que no fueran de Stage aquí en España, por lo tanto, es cierto que no puedo decir mucho al respecto. De haber alguna pequeña diferencia es que, por ejemplo, allí en Londres o en Inglaterra la mayoría de gente que forma un elenco, la mayoría que no todos, está muy formada, ha tenido sus 3-4 años de estudio en una escuela como tal y luego han pasado a tener sus diferentes experiencias profesionales antes de llegar a ese producto clímax. La diferencia, a lo mejor con aquí, es que aquí encuentras gente muy hambrienta de aprender, que no siempre se han formado en esas escuelas porque, obviamente aquí no tenemos tantas escuelas de ese tipo, pero que trabajan con tantísimo entusiasmo, o más, del que pone esa gente allí. Por eso, el producto final acaba siendo igual de convincente o más que lo que encontramos allí.
BiS: Sister Act ha sido tu estreno como protagonista. ¿Cómo se vivió aquella noche, con Whoopi Goldberg desde dentro? Estabas nerviosa?
La verdad es que fue muy, muy bonito. Fue bastante especial porque obviamente yo le tengo una admiración bastante grande a esta mujer, a nivel incluso más personal. No deja de ser una actriz negra, que representa incluso a mi persona en Hollywood. Que esta mujer ponga los pies en Barcelona, cuando encima tiene pánico a volar, que vea la producción… Me dio un abrazo larguísimo y me dijo: “muchas gracias por estar aquí, estoy súper contenta de que estéis haciendo esto, estoy súper contenta de que este proyecto haya llegado a España”. Realmente son cosas que te hacen darte cuenta de cuán agradecida está ella de ser quien es hoy en día, no solo de eso, sino de poder ganarse la vida en esta profesión que es tan difícil y hacer lo que le gusta como profesional y yo creo que eso dice mucho de ella como persona. Es muy bonito conocer a una persona así tan grande y que te muestre que es tan persona como tú.
¿Nerviosa? Lo estaba, pero, ¿sabes que pasa? Recuerdo perfectamente que me había tomado como dos paracetamoles o dos ibuprofenos o algo por el estilo porque me dolía algo. El caso es que recuerdo que sí estaba temblando, pero no estaba temblando como lo normal, podría haber estado muchísimo peor pero como estaba medio groggy, pues no lo pasé tan mal. La verdad es que me sorprendió que no me sintiese tan abrumada por el momento.
BiS: Os vi el día del estreno y tu personaje es todo un terremoto. ¿De donde sacas la energía? ¡Porque yo me cansaba ya solo de verte!
Es cierto que es un papel que requiere una resistencia física bastante fuerte (se ríe), pero creo que para eso me entrené, en parte. Como le gusta decir a Angels Gonyalons, ser actor de teatro musical es como ser deportista de élite. Requiere que entrenemos día a día, requiere que tengamos una resistencia que vaya más allá de hacerte una carrerita y volver. Tenemos que cantar, bailar y actuar al mismo tiempo y sí, no es una cosa fácil. Mucha gente cuando va de primeras a los musicales y no han tenido esa experiencia de 7-8 shows semanales… ¡es telita! Todos hemos pasado ese momento de mal trago al principio y luego ya coger el ritmo. Requiere cuidarse mucho, fuera del escenario también.
BiS: Tienes alguna rutina especial o algo que hagas?
No. Intento ir a dormir lo más rápido posible, intento dormir lo máximo posible, intento beber muchísima agua… bebo de litro y medio a tres litros de agua al día. Sí que es verdad que soy un poco perfeccionista. Cuando estoy en el teatro tengo que ver que todo está bien colocado al principio, incluso me miro la bragueta varias veces, porque siempre pienso “el día que no me lo mire… saldré con la bragueta bajada” y no puedo hacer la obra a gusto, jaja.
BiS: Has tenido algún momento de “tierra trágame” sobre el escenario?
No. Hemos tenido cositas, siempre pasa algo. En una ocasión me caí en la primera escena, estaba haciendo el número de “Llévame al cielo” y me resbalé porque creo que tenia algo de la peluca un poquito mojado y me resbalé. En otra ocasión el micro no sonó y resultó que, un fallo técnico, no tenía mi micro en posición y entonces yo estaba cantando y era como “¡¡no suena‼”. Esas cosas son muchas veces incontrolables y no pasa nada.. y siempre que pasan intentas como sobrellevarlo…
BiS: Pero son bastante lights‼ Dentro de lo que cabe…
Es cierto que este show particularmente no ha tenido accidentes de esos… que conocemos unos cuantos.
BiS: Sister Act se traduce literalmente como acto de hermanas. ¿Qué significa para ti?
La verdad es que tiene diferentes significados para mi. Quizás uno a nivel personal y otro a nivel profesional. A nivel personal te diré que significa la familia que hemos creado en esta producción. Es una producción que especialmente tiene muy buena conexión en lo que llamamos el backstage, esas 70 personas que viajamos de lado a lado tenemos un cariño los unos por los otros… no hay malos roces, no hay… cosas que pasan, ¿eh?, y además dices “¡pues llevamos tiempo juntos!” y no hay roces, el revés, todos se preocupan los unos por los otros… si falta alguien, todo el mundo se da cuenta enseguida. Realmente eso sería el significado de Sister Act a nivel personal para mi.
A nivel profesional sería el gran significado de la obra quizás, la aceptación que encuentra Deloris al final de si misma, de saber como es ella, sin tapujos, sin cinismos, sin uñas y maquillaje… ¿sabes? Esa cosa que en un principio es un choque tan grande para ella cuando entra al convento termina siendo quizás el mensaje más poderoso de la obra, que es una aceptación de cada uno tal cual como es y abrazar ese sentimiento.
BiS: ¿Cómo describirías tú a Deloris?
Una bomba de relojería. Así la describo. Literalmente. Es una tía que no sabes por donde te va a salir, está como una cabra, entonces, en su mundo de yuppi que se ha creado pensado que va a ser una diva no hace más que el tonto. ¡Además lo hace muy mal! Se topa con pared tras pared, yo creo, sólo porque tiene todas estas malas formas, estas malas maneras… cualquiera diría que le ha faltado educación, pero no creo que sea tampoco eso, sino que, sencillamente no ha tenido una persona al lado que le haga darse cuenta de que las cosas no son así.
BiS: Da la impresión de que es ese tipo de personas a las que les pasan cosas…
Le pasan cosas no, las busca.
BiS: ¿Y tenéis algo en común Deloris y tú?
La pasión por la música. La gran pasión que tiene por la música que, de hecho, es lo que hace que tenga ese punto de conexión con las monjas, porque ella no se da cuenta pero ella es muy buena profesora por eso, porque tiene esa pasión ahí dentro que por fin puede compartir con alguien, pero de otra forma… ¡y no se da ni cuenta, yo creo! No creo que sea consciente de cuánto puede transmitirle a las chicas a través de la música, hasta que llega un momento que dice “¡Anda! ¡Mira lo que he hecho!”. Es muy bonito eso, ese proceso de transformación de ella ahí dentro.
BiS: El año pasado se dice que fue el año de las mujeres en Broadway (igual que este año va a ser el año de Hamilton) por la fortaleza que tenían muchos de los personajes que había, estaba Fun Home… e incluso en otros musicales que el protagonista era masculino, el personaje femenino tenía mucha fuerza. Pero el teatro musical ha tenido siempre muchos personajes femeninos fuertes, en cambio en el cine, es tan raro que llama la atención cuando el personaje femenino, la heroína es fuerte y no necesita que la salven. ¿Por qué crees que eso en el teatro musical no pasa, que hay tantos grandes personajes femeninos?
Yo he pensado en esto muchas veces. Tenemos que tener en cuenta que, por ejemplo, cuando te paras delante de una televisión, digamos, el fenómeno fan, que es lo que suele ocurrir con la tele y no tanto con el teatro musical, es una cosa que ocurre más de cara a las chicas que a los chicos. Las chicas hablan más, las chicas siguen más. Por qué Justin Bieber tiene tantos seguidores, tantas seguidoras realmente, ¿no? Y una mujer como Taylor Swift no tiene tantos y en cambio está haciendo un trabajo, vamos, estupendísimo no, lo siguiente, está mostrando a su generación cuánto se puede hacer, siendo mujer, siendo joven  y haciendo las cosas con cabeza… y, sin embargo, fíjate, Justin Bieber, sin cabeza… tiene talento el muchacho pero lo podría utilizar mejor y no lo hace. Pienso que tiene todo relación con eso, incluso aquí en España si analizamos, la televisión es una cosa más comentada por las mujeres… entonces, si hay más hombres en cartelera que sean de buen ver y tal, las mujeres, las niñas, son las que más se van a fijar en esos detalles no y las que más lo van a seguir, las que más pueden levantar el producto, al menos en ese sentido, mientras que si sacan a mujeres ya es otra cosa.
Yo creo que la gran suerte que tenemos es que el año pasado personas como Emma Watson, como ya  lo hizo también en su día Angelina Jolie, están levantándose y están poniendo las palabras delante tal y como son, están poniendo los hechos delante. Yo pienso que, por lo menos dentro del mundo del teatro musical tenemos más margen para hacer algo al respecto. A lo mejor dentro de la pantalla no lo podemos hacer todavía porque no deja de ser una cosa que si, en lugar de llevarlo por el lado feminista, lo llevas por el lado del feminismo más sexualizado, entonces ya sí que funciona, pero si quieres mostrar un lado más feminista ya es más difícil. Todo está relacionado. Yo estoy agradecida de que exista una persona como Emma Watson que ahora esté haciendo el papel que está haciendo y que esté dando voz no solo a las mujeres, sino a mujeres jóvenes también, que sepan que tienen mucho más que aportar, que sepan que no son un 0 a la izquierda. Es difícil pero el mensaje está calando y, sin ir más lejos, me encanta la iniciativa que ha tenido ahora de que mucha gente lea, ya no solo mujeres sino hombres también, que lean esos libros que hablan de historias reales, de mujeres que han sufrido en la vida y que se siga abriendo este tema de conversación. Mientras no decaiga este tema y mientras haya más mujeres como nosotras que pensemos que podemos aportar algo más, que podemos ser mejores, que somos tan válidas como ellos, esto seguirá pasando.

Creo que ha pasado lo mismo con Lin Manuel Miranda, que es un hombre con un talento inconmensurable, inteligentísimo y ya no solo eso sino que ha sabido transmitirlo a toda una obra, ya lo había hecho antes, no sé por qué In The Heights no ha terminado de calar en algunos sitios…
BiS: ¿Quizás porque es una historia muy de Nueva York?
Mmmm… quizás no. Quizás sencillamente es una de estas historias que la gente ignora mucho. Pero esto ya lo sabemos. Igual que podemos hablar tanto de racismo como queramos pero siempre se dejará como “bueno, es una cosa de tal…” ¡y de la misma forma el mundo latino! Estaba viendo todo lo que estaba ocurriendo con los Oscars y he pensado: jolín, mira, la raza negra habla mucho pero ¡¿qué pasa con el mundo latino, con los asiáticos, con todo?! Es que realmente todas estas conversaciones deberían tener un fin común y es la UNIÓN, pero unión mundial y universal.
BiS: Es verdad que el teatro hace más que el cine por unir porque como muestra está Hamilton con ese reparto formado por latinos, gente de diferentes razas, para interpretar a personajes históricos que en su momento ¡hasta tenían esclavos!
Exactamente, yo creo que en ese sentido es muy bueno que utilicemos una vía como esta. Es una pena que a lo mejor la televisión todavía siga cortándose los dedos muchas veces para decir qué historias se pueden o no se pueden contar y quizás ahí es donde pecan un poco porque como van pensando más en el producto comercial, es por ello por lo que normalmente no vemos todas estas historias que realmente se podrían contar y que, yo creo, poco a poco están contándose. Todas las que han salido este año sino no estarían ahí, han salido películas muy buenas últimamente… yo creo que todo va a ir poco a poco, seguro. Creo que ahora, desde luego se está eligiendo una ruta mejor.
BiS: Y de todos estos grandes personajes del teatro musical, ¿cual es el que no te quieres morir sin interpretar?
Pues no te sabría decir, porque en ese aspecto, como hay tantos y no los conozco a todos… últimamente sí que estaba súper colgada por el musical Memphis, me gusta mucho la historia que cuenta y realmente creo que es una historia casi más universal, no sólo de Memphis y de aquellos años… pero es una historia que se ha repetido a lo largo del tiempo y creo que aunque hoy estemos todos tan unidos, todavía hay sitios en que es un poquito tabú.
BiS: ¿Tienes algún musical que, ya no solo para interpretarlo, sino que, si lo están haciendo en algún sitio y tú estás ahí tengas que ir a verlo?
The Color Purple (El color púrpura). Sí, quiero, quiero, quiero ir a verlo. De hecho, ¡¡yo conozco a Cynthia Erivo y estoy tan contenta de que le vaya tan bien‼ ¡Es que no quepo en mi misma! La sigo y veo las cosas que va haciendo… ¿Ves? Ella es de estas mujeres que, por ejemplo, te enseña lo que casi todo el mundo da un poco por hecho, pero es que esta mujer trabaja mucho, y ella misma pone de vez en cuando los ejercicios que hace en el gimnasio con su entrenador personal, que es una cosa que ella ha hecho siempre, lleva tiempo poniendo esa dedicación en si misma porque sabe lo que necesita para seguir creciendo y seguir siendo mejor cada día.
BiS: Bueno, volviendo un poco a Sister Act, y para ir acabando… Lleváis mucho tiempo de gira, como un año ya o algo así. ¿Cómo se lleva la vida esta de cada mes en una ciudad durante tanto tiempo?
Hicimos 8 meses en Barcelona y llevamos desde agosto en gira, o sea, desde que empezamos llevamos más o menos año y medio.
Te sorprendería ver cómo muchos de nosotros somos muy de rutinas…  Pero está bien por un lado el ir cambiando de vez en cuando. No te aburres, tienes esa oportunidad de poder ver diferentes ciudades. Sí que es verdad que para algunos el romper las rutinas se lleva un poquito peor. Quizás lo que peor llevo yo es que vas de hotel en hotel y, aunque puedas ir buscando los restaurantes donde comer bien, no deja de ser un esfuerzo más. Es una cosa que normalmente en tu día a día no harías, tú cocinarías en casa, si sabes que vas a estar todo el día fuera pues te harías tus tuppers, tus cosas. Pues como eso es a veces un imposible, es la única cosa que yo no llevo tan bien. Pero bueno, a parte de eso, echas de menos a la familia, eso es lo normal… pero todo sea para bien.

Voy a ser una estrella 2


Pues un bien desde luego sí que es: Sister Act es un magnífico musical y Mireia está espectacular en él. Desde aquí, quiero agradecerle a Mireia esta entrevista tan interesante y estimulante, deseándole todo lo mejor para las semanas que le quedan en Valencia y la llegada a Madrid. A vosotros, espero que esta entrevista os haya ayudado a ver que hay mucho más detrás de los actores y actrices de musicales, a parte de lo que vemos sobre los escenarios, y os haga abrir la mente a algunos temas que no salen lo suficientemente a menudo en los medios.

Marta RJ
Anuncios