El pasado miércoles tuvimos la suerte de poder disfrutar del penúltimo concierto de Joan Vazquez en el Teatre Gaudí de Barcelona. Ya sabéis eso que dicen de que más vale tarde que nunca y yo, personalmente, ya llevaba tiempo contando los días para poder disfrutar de Joan en directo. En un formato muy íntimo que se veía favorecido por la peculiar organización del Teatre Gaudí a modo de ring de boxeo con los asientos en gradas alrededor de un escenario cuadrado central. Joan, al piano, interpretó algunas de las piezas más conocidas de Sondheim y otras, que no por ser menos conocidas eran menos espectaculares. Con una estética sencilla y elegante, Joan logró transmitir no sólo con la voz sino también con su interpretación al piano de las piezas, aportando una pasión a las canciones que hizo que olvidáramos los timbres orquestales originales. Porque se nota que a Joan le apasiona la música de Sondheim y sabe transmitirlo, dotando a las piezas de mayor fuerza que en otras actuaciones en las que el intérprete sólo canta. Además, tuvimos el placer de disfrutar de la voz de Muntsa Rius como artista invitada… con alguien de su calibre no se podía fallar.

 12748066_1023700154358457_625881370166694250_o
Estos conciertos en el Teatre Gaudí han terminado por ahora, pero no dudamos que volverán y cuando eso ocurra os animo a que no desperdiciéis la ocasión de ver a Joan Vazquez en directo. Mientras tanto os dejo lo que nos contó Joan antes del concierto, que es un solete de chico y me hizo un hueco antes de la prueba de sonido. Además, al final del post, tenéis un enlace a la lista de reproducción que ha colgado Joan con alguna de las canciones del concierto.
BiS: ¿Por qué Sondheim?
JV: De peque me empezaron a gustar los musicales desde Germans De Sang, que lo vi aquí en el Teatro Condal, porque de repente me di cuenta de que teatro y música podían ir a la vez. Era una cosa que no sabía, porque a mí me gustaba mucho la música y me gustaba el teatro pero no había descubierto esta fórmula, ¡te hablo de cuando era pequeño!. Así que cuando vi este espectáculo me flipó y comencé a comprarme álbumes de diferentes musicales. Al cabo de poquito, mis padres me llevaron a ver el Companyde Calixto Bieito, en el Teatre Lliure, yo lo vi también en la sala de Talleres del Nacional, que se hizo después. Estaba Nina, estaba Mone, Muntsa también lo hizo, Roser Batalla… Y de repente me chocó mucho porque era una música que no la entendía muy bien a la primera musicalmente y, a la vez, me atraía mucho, es como si me pareciera excitante escucharla. Encontraba que tenía algo que me atraía. Entonces, fue muy curioso que al día siguiente no se me había quedado ninguna canción, pero al cabo de x tiempo vi en discos Castelló, que estaba en la calle Tallers, que estaba el álbum de Broadway y lo compré. Me lo puse y al escucharlo empecé a recordar todas las sensaciones que había tenido mientras veía el espectáculo, como si lo estuviera viendo en ese momento. Y me gustó mucho la sensación esta, como de redescubrir una música que en un principio no me había quedado pero que a la segunda, tercera, cuarta vez que lo escuchaba, no sólo se me quedaba, sino que me impregnaba más que otras cosas que sí que quizás la primera vez me habían gustado, ya desde el principio. Y lo que me pasó con Sondheim es que de repente lo reconocía en todas las cosas que escuchaba suyas. No sabía si un musical era de él o lo escuchaba en una recopilación y decía “esta canción tiene que ser de él” porque hay algún motivo que me llama la atención, que me suena algo y le reconocía. Eso me pareció muy excitante. Luego, tiempo después, conforme aprendí más inglés, empecé a entender las letras y me parecía todo como muy irónico o muy sarcástico… Muy interesante. Se convirtió en alguien a quien me gustó seguir, me gustó ver sus obras… Las que estaban editadas en dvd, Sunday In The Park With George, Into The Woods, Follies en concierto… Y me fui convirtiendo en fan de su trabajo. De todos los autores de musicales es el que más me gusta toda su obra, hay cosas que me gustan mucho, otras que no… Pero siempre me ha interesado toda su obra.
BiS: ¿Haces siempre las mismas canciones en los conciertos?
JV: No, según los compañeros que vienen cantamos unos duetos u otros. El corpus, la mayoría de temas sí, igual son unos 10-11 temas y, luego, hay unos 5-6 temas que fluctúan en función de la noche.
BiS: ¿Como eliges los temas?
JV: En función del invitado, si es un hombre o una mujer, depende quién es le apetece más un tema u otro. En función de si alguien viene y canta temas de un musical, si al hacer cosas de ese show hace que no esté tocando cosas de otro show, pues igual tengo alguna pieza de otro show en la retaguardia para que quede equilibrado, con un poco de todos los shows. La selección cuando la hice fue pensando en tocar primero la mayoría de estilos posibles, que cada canción representara alguna cosa peculiar de Sondheim musicalmente y después también intentar cubrir al máximo todo el abanico de espectáculos que él tiene. Hay de cosas que no toco, por ejemplo, de Pacific Overtures no toco nada, de Golfus de Roma o Funny Thing Happens tampoco… pero toco algo de la mayoría de espectáculos.
BiS: ¿Cuál es el criterio para elegir los invitados?
JV: Es la afinidad profesional, gente con la que yo he compartido cosas en escena. Bien porque he hecho algún espectáculo con ellos o bien porque son artistas que, a parte de que me merecen mucho respeto, tenemos algún tipo de conexión fuera, previa a que yo les invite a cantar, porque  han estado vinculados de alguna manera con el universo Sondheimiano. Por ejemplo, hoy viene Muntsa Rius, que es la actriz española que ha hecho más Sondheims, nunca en la historia: ha hecho Company, Little Night Music, Follies (en el Teatro Español de Madrid), Sweeney Todd. También gente que sé que sus voces lucen con este repertorio.
BiS: Esto es un poco como preguntarle a un padre quién es su hijo favorito pero, de todos los artistas que han pasado por aquí, quien te ha hecho más ilusión?
JV: Es que te mentiría si te dijera alguien en concreto, porque de todas las colaboraciones me llevo algo súper bonito. También es muy interesante ver cómo respondes con una canción en concreto. Por ejemplo, hay temas que los he hecho cada noche con cada persona, cómo ves que se convierte en un tema diferente por el hecho de que lo compartes con alguien. Esta sensación hay veces que la he tenido cuando hago función en un espectáculo musical, pues porque, típico, a veces haces función con el cover de la otra persona, bien porque está enferma o algo, y sí que tienes la sensación de que se crea algo especial, porque es diferente. Pero aquí es algo muy genuino porque no te acabas nunca de acostumbrar a ninguno, siempre cada noche es diferente ese tema con cada persona. Así que, más que con quien me quedaría, me llevo una grata sorpresa de ver como un mismo tema lo siento muy diferente y muy transformado en función de la persona con quien lo hago. Cada persona me da algo diferente de la letra, me hace ver un punto de vista diferente, por cómo lo dice, que me hace redescubrirlo y eso me está gustando mucho.
BiS: Quien te hubiera gustado que viniera, que por circunstancias no haya sido posible?
JV: Pues, la verdad, no sé, me siento muy afortunado por la gente que he tenido. Hay gente que me pasa por la cabeza que si en algún momento este espectáculo sigue con vida, porque mi idea es que este espectáculo tenga un espacio para hacerlo semanalmente, quizás. Seguiré intentando que colabore conmigo gente que ha estado de alguna manera relacionada con Sondheim o que es especial Sondheim para ellos.
BiS: Lo hiciste ya en la sala Luz de Gas hace meses. Viene la gente ahora con más expectativas?
JV: Las expectativas de la gente… sí que lo tuve más fácil aquí, porque en cierta manera la gente que vino a verme a Luz De Gas salió contenta y recibí mucha calidez en ese concierto por parte de la gente de la profesión que vino. A la gente le gustó el formato, le gustó que fuera un show en el que yo tocaba y cantaba a la vez, le gustó la manera como yo me aproximaba al autor. Se había corrido un poco la voz, de hecho, la gente me preguntaba: “¿lo vas a volver a hacer? Porque ese día no lo vimos”. Y yo siempre decía: “yo creo que sí…”, pero no lo sabía seguro, intuía que en algún lugar de Barcelona iba a haber un lugar. Porque Barcelona es una ciudad tan pro con el universo de Sondheim, porque se ha representado muchísimo en Barcelona. Se han hecho casi todos sus espectáculos aquí: Golfus de Roma, Company, Follies, Little Night Music, Assassins, Into The Woods… Realmente creo que después de Londres y NY es la cuidad en la que más se ha representado, entonces yo sabía que interesaría a cualquier sala alternativa que se mostrara el trabajo de este autor. Entonces la gente ya sabía que aquello había gustado y tenían ganas de verlo. De forma que me sentí muy acompañado desde el minuto 0.
BiS: ¿Por qué crees que se ha representado tanto Sondheim en Barcelona, por el tipo de público?
JV: Creo que quizás se lo debemos al Teatre Lliure y a Mario Gas, su pasión por este autor. Más que una ciudad, creo que en cierto momento en que grandes talentos creativos de esta ciudad en el ámbito teatral que tenían mucha responsabilidad para iniciar proyectos apreciaban muchísimo el trabajo de Stephen Sondheim y decidieron apostar en sus programaciones tanto en el caso del Lliure en el teatro público y Mario Gas desde la iniciativa privada, aunque en el momento en que hizo Sweeney Todd era el Centro Dramático de Catalunya, antes de que fuera el Teatre Romea. Fueron creativos que admiraban esa figura y que decidieron por su pasión personal por ese autor apostar por ese género y coincidió que al público de Barcelona eso le cautivó, por como hicieron sus producciones, por también, el hecho de escoger títulos que eran muy llamativos para la gente, que conectaron mucho con la gente. Pero yo creo que más que una ciudad y el hecho de un tipo de público tuvo que ver por la pasión y la admiración de ciertos creativos de aquí, que después, de hecho, estuvieron en Madrid.
BiS: Tú mismo hiciste hace unos años un concierto que también hiciste en Madrid. ¿Cambia mucho al actuar en las dos ciudades?
JV: Sí, siempre es muy diferente. Un público de noches diferentes en una misma ciudad ya puede llegar a ser muy diferente, pero sí, hay algo de las dos ciudades que me cautiva mucho. Quizás el público de Barcelona es un poco más reservado durante la función pero se rinde totalmente al resultado cuando llegan los aplausos, por ejemplo. En cambio, en Madrid igual es un público que es más entusiasta desde el principio y que reacciona un poco más o se siente más cómodo en expresar reacciones durante la función. Concretamente, en mi caso, para el show que hice en el Café la Palma y que aquí había hecho en La Cova Del Drac, me sorprendió mucho porque me sentí muy querido en Madrid, aquí he hecho más espectáculos y quizás la gente dentro del ámbito del teatro musical puede más cercana a mi o puedo sentir que hay ciertas personas que les gusta lo que hago. En Madrid había estado con My Fair Ladyy con Rent, cuando era joven, bueno, a los 17-18, ¡como si ahora fuera un abuelo! Pero lo veo como algo muy lejano. Realmente el concierto en Madrid lo decidí hacer después de haber hecho Hair durante 4 meses allí, porque realmente es el show que más proyección me ha dado ahí. Me sentí muy arropado, dado que la única cosa por la que la gente podía reconocerme, por lo que había hecho en Hair, me sentí muy acompañado.
BiS: Este show, ¿te gustaría sacarlo de Barcelona?
JV: Sí, quiero llevarlo a Madrid seguro, porque creo que hay suficientes seguidores de Sondheim allí. De hecho, hay gente que me ha escrito desde Madrid diciendo: “Lo vas a traer aquí? Porque sino nos gustaría venir a Barcelona, pero si lo traes nos esperamos”. Y después también este fin de semana he estado allí y la gente comentaba: “sabemos que estás haciendo esto…”. Es como un formato que ha caído en gracia, también supongo que por lo del piano… O sea, que sí, mi intención es esa, y también, como es en inglés, a ver que pasa, si igual por Europa o vete a saber… ¡la idea es moverlo!
BiS: ¿Y llevarlo a Valencia?
JV: Sí, claro, también. ¡Se convocan productores que asuman algún tipo de riesgo!
Yo siempre que he estado en Valencia sois fantásticos y muy entusiastas, jajaja.
 
 
 
Hasta aquí la entrevista, si os habéis quedado con ganas de más, podéis ver la lista de reproducción que Joan ha subido a su canal de Youtube.
 
 
 
Marta RJ
Anuncios