Como os avanzamos, “Priscilla, Reina de Desierto” ha aparcado por fin su autobús en el Teatre Tívoli para unirse a la fantástica temporada teatral que estamos teniendo en Barcelona. Este musical que ha triunfado en Broadway, Londres y Madrid, con libreto de Stephan Elliott & Allan Scott, ha llegado a la ciudad condal para quedarse, como mínimo, hasta fin de año.

Los que no tuvimos la suerte de verlo en la capital, nos moríamos de ganas y aun con las expectativas altísimas, el espectáculo no defraudó. Disfrutamos, bailamos, tarareamos y nos emocionamos con las aventuras de tres drag queens por el desierto australiano entre plumas y purpurina.

captura-de-pantalla-2016-11-03-a-las-20-37-32

Pese a que lo que prima en el musical es el buen rollo y las risas, no todo es fácil en el viaje que emprenden estos tres personajes. Cada uno se enfrenta con valentía a sus miedos, su pasado, su futuro… y eso es precisamente el alma de la historia y lo que hace que llegue a los corazones del público, por encima de la música, los colores y el puro entretenimiento.

Tick, que trabaja como drag queen en Sidney, decide emprender una aventura cruzando la Australia profunda para conocer a su hijo de 6 años. Para ello busca la ayuda de Bernadette, una vedette transexual que vive del recuerdo de éxitos pasados, y Felicia, una joven drag queen entusiasta y bastante inconsciente obsesionada con Madonna. Los tres, junto a Priscilla, un viejo autobús reconvertido en autocaravana, emprenden el viaje que les llevará, y a nosotros en nuestra butaca, a recordar el valor de la amistad, a valorar la importancia de ser fiel a uno mismo e incluso a enamorarse.

En cuanto al elenco, el trío protagonista sigue intacto. Jaime Zatarain, del que nos habían hablado maravillas y son todas ciertas, es Tick. Jose Luis Mosquera está totalmente encantadora en el papel de Bernadette, y Christian Escuredo, al que, como recordaréis, adoramos, es Felicia. No obstante, el martes pasado pudimos disfrutar de Pablo Quero como Felicia, que pese a la picardía y descaro del personaje, le da un toque de inocencia y frescura absolutamente adorable.

En el resto del elenco hay algunos cambios. Las tres Divas (literalmente, porque están divinas) son Aminata Sow, Silvia Parejo y Teresa Ferrer y se dejan las voces en el escenario y el vértigo en casa. Nuestro querido Albert Bolea es Miss Understanding y se lo pasa pipa. El elenco lo completan Juan Carlos Martín (un Bob muy tierno), Etheria Chan (que protagoniza uno de los momentazos como Cynthia), Cristina Rueda, Juan Bey, Carlos J. Benito, José Navar, Joan Salas, Joaquín Fernández, José Antonio Torres, Paco Abarca, Noemí Gallego, Jaime Soriano y Toni Espinosa Gonzalo y os avanzamos que veréis los abdominales y pectorales de casi todos moverse al ritmo de coreografías vertiginosas ;).

La música, al ritmo de temazos disco de Gloria Gaynor, Madonna, Tina Turner o Super Trump, habla por sí misma y si no se os mueven solos los pies bajo la butaca es que no estáis vivos.

El colorido y estrambótico vestuario es lo más de lo más. Cuando piensas que no puede salir un traje más vistoso, se despliegan ante tus ojos más plumas, más brillos, más pelucas de tamaños imposibles, más plataformas, más patas de elefante, más todo.

Captura de pantalla 2016-11-03 a las 20.38.21.png

La escenografía, aunque a la gira llegan con un autobús un poco menos impresionante que el que se pudo ver en Madrid, continúa siendo de gran nivel. Con pocos elementos muy bien escogidos y tratados, junto con el juego con los colores y la iluminación, se crean atmósferas únicas que te transportan inmediatamente al momento y al lugar de la acción.

jaimezataNo en vano fueron los triunfadores de la última edición de los premios del público BroadwayWorld Spain la pasada temporada. Priscilla es una fiesta con mucho ritmo y, sobre todo, mucha alma que no querrás que acabe nunca. ¡Ya queremos repetir!

Paola Marín

Anuncios