Hay musicales que tienen un lugar especial en tu corazón. “Sugar: Con Faldas y a lo Loco” lo tiene para nosotras. Porque no hay nada más satisfactorio que ver como un musical pequeño, que nace del amor, el humor y el talento, crece hasta convertirse en uno de los mejores espectáculos de la ciudad.

Esta es la cuarta temporada de Sugar y también su cuarto teatro. Del Gaudí, al Eixample, al Tívoli y, finalmente, al Coliseum. Del precioso cartel que diseñó Jordi Labanda, a la marquesina más grande, vistosa y brillante de Barcelona. En este tiempo ha obtenido el Premio de la Crítica 2015Premio Broadway World 2017, ha sido finalista en los Premios Max y ha sido nominado cuatro veces en los Premis Butaca. Pero lo mejor es que, a pesar de todo eso, el éxito no se le ha subido a la cabeza y ha sabido mantener la esencia que ha cautivado a los espectadores desde sus inicios.

Poco hay que no os hayamos contado ya de este musical. Se trata de una comedia para todos los públicos, a ritmo de muy buen Jazz, basada en la película Con faldas y a lo loco, que nos transporta al Chicago de los años 30. Dos músicos de jazz son testigos de la muerte de un mafioso y se ven obligados a huir de la ciudad. Su única opción pasa por disfrazarse de mujeres y entrar a una banda musical formada íntegramente por mujeres. En esta orquesta conocerán a Sugar y se dirigirán a Miami, escapando de los mafiosos que los persiguen.

Con el mismo equipo creativo que inició este viaje artístivo, esta vez cuenta con 16 actores (y magníficos bailarines) en escena y 5 músicos en directo. De los tres protagonistas, Bealia Guerra, Xavi Duch y Rubén Yuste ya os habíamos contado mil maravillas. Imposible no enamorarse de Rubén, no partirse de risa con Xavi y no maravillarse con la elegancia de Bealia. Completan el elenco de lujo el entrañable Pep Cortés, Cristina Murillo y Jordi Llordella.

Nos encanta TODO de Sugar, pero nos quedamos con las risas a carcajadas que nos provocan sus bromas, por muchas veces que las hayamos oído ya, y las espectaculares coreografías de Laura Olivella, de las que no podemos apartar la vista.

¡Es, sin duda, nuestra recomendación de la temporada! Y a un precio muy razonable en comparación a los otros grandes musicales de la ciudad. No hay excusa para perdérselo.

Paola Marín

 

Anuncios