Ya os contamos acerca de este monstruoso musical cuando se estrenó en Madrid la temporada pasada.

Ahora, el musical de Mel Brooks basado en su película de culto de 1974 con el mismo nombre llega a la capital catalana con un elenco con alguna cara nueva para instalarse  durante un mes en el Teatre Tívoli.

Esta noche es el estreno oficial (¡mucha mierda!) pero nosotras no podíamos esperar y tuvimos el placer de ver esta locura con nuestros propios ojos en su primera función el viernes pasado.

Cuenta la divertida historia del joven doctor Frederick Frankenstein, un neurocirujano estadounidense que hereda el Castillo de su abuelo en Transilvania y -aunque al principio trata de evitar caer en los mismos errores que su antepasado- termina visitando el cementerio para crear su propio monstruo.

Lo que diferencia esta historia de cualquier “Frankenstein” clásico es su toque picante y descarado y, obviamente, los numerazos musicales que añaden a la normalmente oscura Transilvania el color y el “brilli-brilli” que todo musical de Broadway merece (¡claqué incluido!), destacando el memorable “Puttin’ on The Ritz“.

Dirigida por Esteve Ferrer, de la mano de la productora Lets Go, cuenta con escenografía de Felype de Lima, iluminación de Juanjo Llorens y coreografías con firma de Montse Colomé.

Al elenco capitaneado por Víctor Ullate RocheMarta RiberaJordi VidalAlbert García Teresa Vallicrosa, que ya se metieron en el bolsillo al público madrileño, se han unido nombres como Anna Herebia, en la piel de la encantadora y pasional Inga.

Nosotras nos reímos sin parar y disfrutamos como niñas, que estos días también hace falta… Si queréis escapar del mundo por un par de horitas y olvidaros de todo, Transilvania es la solución y la tenemos en el Tívoli.

Paola Marín