El jueves pasado se estrenó el nuevo musical de El Terrat en el Teatre Tívoli y no podíamos perdérnoslo. Teníamos mucha curiosidad sobre qué se escondía detrás de ese título tan curioso y no leímos mucho para dejarnos sorprender… ¡y qué grata sorpresa!

¡Chakapum! cuenta la historia real de Litus Ruiz, actor, músico y cantante que tras muchos años de dedicarse a la música (con los contratiempos que ello conlleva) fue contratado como cantante para la banda del programa de televisión de Andreu Buenafuente: Late Motiv.

Litus está algo perdido y a veces se pregunta por qué eligió una profesión tan difícil, con tantos vaivenes, por lo que a través de un recuerdo de su infancia, vuelve a sus raíces y emprende un viaje a través de la historia de la música y de sus ritmos que le llevara desde Tossa de Mar hasta la mismísima Cuba, para volver a conectar con ese «chakapum» de la rumba catalana que le cautivó cuando era solo un niño.

Con una puesta en escena muy dinámica, bajo la dirección musical de Pablo Novoa (y una banda en directo de ensueño) y con apariciones de Rumba 3, los Gypsy Kings, Gato Perez, Peret y hasta los Beatles, el espectador acompaña a Litus en esta clase magistral sobre música y sobre el nacimiento de la rumba catalana en Barcelona llena de humor y diversión.

Xènia Reguant se ocupa de la Dirección y el guión es de Joan Grau (El Terrat). A Litus le acompañan seis artistas que encima cantan y bailan (mención especial para las coreografías de Bea Vergés) como los ángeles: Mariona Castillo, Toni Viñals, Marta Tomasa, Ricard Boyle, Encarni Sánchez y Miguel Ángel Sánchez.

Tenemos que reconocer que al principio nos costó un poco entrar en la manera de contar la historia y en su orden (o desorden), pero, en algún momento, algo hizo ‘click’ y nos fuimos enamorando de Litus, su voz y su carisma, a medida que avanzaba la función, hasta el punto de terminar teniendo ganas de compararnos todos sus discos e ir a todos sus conciertos.

El estreno venía con sorpresa y al final salieron al escenario a cantar y tocar en directo los míticos Rumba 3, de quienes Litus fue guitarrista durante un tiempo. Pusieron a la platea en pie al ritmo de su «No sé» (si, la de «no sé que tienen tus ojitos que me vuelven loco...»), demostrando que el espíritu de la rumba catalana está más vivo que nunca y que el público tiene muchas ganas de pasarlo bien y de que le contagien la «Alegría de Vivir». La gente tenía tantas ganas de más, que la fiesta continuó un buen rato en el Hall del teatro.

Este original espectáculo no dejará indiferente a nadie. Si queréis verlo en Barcelona, tendréis que correr un poquito, porque solo están en el Tívoli hasta el 31 de julio. Después, estarán en Madrid desde el 11 de agosto al 4 de septiembre.

Paola Marín