Buscar

Bway in Spain

Autor

paolamarin89

CRUZ DE NAVAJAS EN LA CÚPULA DE LAS ARENAS

El pasado martes nos fuimos de estreno por partida doble. El espectáculo Cruz de Navajas ha aterrizado en Barcelona y el nuevo y espectacular espacio de la cúpula de las Arenas, convertido en teatro, se ha inaugurado. Se habla mucho de la increible temporada teatral de Madrid, pero Barcelona también tiene una oferta de espectáculos y musicales considerable que hay que aprovechar. A los teatros clásicos de la ciudad (muchos de ellos con musicales en cartel) se une este nuevo (y gran) espacio para las artes escénicas que esperamos que se llene durante mucho tiempo y nos traiga grandes espectáculos.

Inaugurar esta cúpula con Cruz de Navajas es todo un acierto. Este concierto escenificado es un tributo a Mecano y hará las delicias de todos los fans del emblemático grupo de música pop de la movida madrileña. No faltan los grandes éxitos de la banda e incluso hay alguna sorpresilla más (solo os diremos que el la gente se levantó de sus butacas para darlo todo en varias ocasiones). El espectáculo invita al público a bailar, cantar y emocionarse sin límites durante toda la función. Aunque no es un musical y carece de hilo conductor, Cruz de Navajas tiene que vivirse y es toda una experiencia.

Voces espectaculares (destacando a Laura Alcoba y Mikel Herzog, cuyos numerazos nos quitaron el hipo), artistas invitados (Joan Liaño y Scorpio del Talent Show Eufòria), bailarines y coreografías sorprendentes, música en directo, proyecciones visual y técnicamente espectaculares y hasta acrobacias… Cruz de Navajas tiene de todo y no hay ni un segundo de tregua o aburrimiento.

Hay números para todos los gustos. A nosotras nos encantaron «Hijo de la Luna» o «Aire«, de una sensibilidad exquisita, la elegante «No hay marcha en Nueva York» y los medleys del musical «Hoy no me puedo levantar«, que son nuestra debilidad. No faltaron himnos como «Mujer contra Mujer«, «La fuerza del destino» o «Un año más«, pero también tuvieron su espacio canciones de Mecano «menos conocidas» como «Heroes de la Antártida» o «El Blues del Esclavo«.

El elenco lo completan Lieta Molinet, Mireia Orrit, Lucía Bentabol, Tania Simón, Aser León y Sofía Rangone (os reiteramos que todas las voces son realmente impresionantes) y el cuerpo de baile lo componen Sergio Melantuche, Sara Garijo, Carlos Vela, Cristina Burgos, Ender Bonilla, Cristian Giraldo, Alba Rubira y Vicky Gómez (como swing). El espectáculo cuenta con nueve músicos en directo (dirigidos por Dani HDZ) y tenemos que reconocer que el solo de saxo nos puso le piel de gallina…

Gonzalo Pérez Pastor, productor y director del espectáculo, ha puesto toda la carne en el asador para crear este SHOW con mayúsculas. Si te gusta Mecano, ¡no puedes perdértelo!

Paola Marín

Golfus de Roma ya está en Barcelona

Después de una exitosa temporada en Madrid, estábamos deseosos de tener este musical en Barcelona y este miércoles, por fin, pudimos disfrutar del estreno oficial de esta joya en el Teatre Condal.

Se podría decir que Golfus de Roma (cuyo título original es ‘A funny thing happened on the way to the Forum‘) es ya un clásico de la comedia musical. Con canciones de Stephen Sondheim y libreto de Burt Shevelove y Larry Gelbart, su estreno en Broadway en 1962 fue una revolución (adaptándose incluso al cine en 1966) y desde entonces se han hecho reposiciones por todo el mundo. Aquí no lo habíamos vuelto a ver desde la versión dirigida por Mario Gas en 1993 y Daniel Anglés se ha encargado de devolverle la vida de una forma distinta y renovada, asegurando las risas de siempre.

Golfus de Roma no pretende ser más que puro divertimento. Quiere hacer feliz al público y lo consigue. Con el elenco más versátil y dinámico que hemos visto en mucho tiempo (algunos cantan, actúan, bailan, hacen acrobacias, hacen de pallasos e incluso son miembros de la banda tocando instrumentos…) consiguen meterse al público en el bolsillo e integrarlo en un mundo de pura diversión. Incluso los técnicos del teatro parecían entregados a la causa…

Pese a transcurrir en la antigua Roma, esta versión está llena de guiños de rabiosa actualidad y goza de una escenografía y vestuario (de Montse Amenós) llenos de color y originalidad. Y qué vamos a decir de la música del Maestro Sondheim… Escucharla en directo (con dirección musical de Xavier Mestres) es un placer, sobre todo cuando los músicos muestran un compromiso tan fuerte con la obra, siendo algunos de ellos elenco de baile (las coreografías son de Oscar Reyes) e incluso protagonistas. Al salir del teatro oímos a varias personas, tararear o silbar el «Comedy Tonight» de camino al metro, prueba del poder que tienen los musicales de hacer feliz al público.

La mencionada versatilidad de los actores, músicos y bailarines hace que el musical tenga un elenco de lujo de nada más y nada menos que 24 artistas polifacéticos, capitaneados por Jordi Bosch como Pseudolus, el esclavo que ansía su libertad y narrador de la historia. Interpretando a los personajes principales, le acompañan grandes nombres del panorama teatral como Roger Julià, Mercè Martínez, Eloi Gómez, Frank Capdet, Meritxell Duró, Ana San Martín o Víctor Arbelo, algunos de ellos demostrando una vis cómica que no conocíamos y que nos ha encantado. Hace falta tener mucho sentido del humor y poco sentido del ridículo para dar vida a algunas de las situaciones tan absurdas como desternillantes que suceden en este musical y cada uno de ellos se entrega al máximo al personaje.

No podemos dejar de mencionar la adaptación al catalán, que nos pareció acertadísima, y corre a cargo del ya consolidado tandem formado por Marc Gómez y el propio Daniel Anglés.

Este Golfus de Roma es una fiesta en la que las carcajadas y la buena música (y hasta un poco de magia) están aseguradas. ¿Te lo vas a perder?

Paola Marín

Catalunya Aixeca el Teló: 30 años de Teatro Musical Catalán

Hoy nos hemos despertado con resaca emocional. Ayer tuvimos el inmenso placer de asistir a la Gala anual para celebrar el inicio de la temporada teatral catalana en El Liceu y os aseguramos que no la habíamos disfrutado tanto en años. Sabíamos que el Teatro Musical tendría presencia, pero no esperábamos que fuese LA noche del teatro musical catalán.

Por primera vez, y para celebrar a lo grande los 30 años de la ADETCA (Asociación de Empresas de Teatro de Cataluña), la Gala, dirigida por Joan Maria Segura, fue una sucesión de números de distintos musicales que han llenado los teatros de Barcelona, desde los más grandes y emblemáticos, como Mar i Cel, hasta los éxitos de los últimos años, como El Petit Príncep. Vamos, que si nos hubiesen preguntado como queríamos que fuese la Gala, nuestra respuesta hubiese sido muy parecida a lo que vivimos ayer.

Sin un presentador como tal, el hilo conductor fue la historia de la propia ADETCA, personificada a través de tres actrices de distintas generaciones: Mercè Comes, Júlia Bonjonch (que supo encargarse del número reivindicativo dirigido a los políticos que toca hacer cada año con mucho arte y glamour) y Martina Garcia (protagonista del musical infantil ‘Bye Bye Monstre’). Se homenajeó a compañías teatrales catalanas emblemáticas como Dagoll Dagom o la Cubana y no faltaron las actuaciones de grandes figuras de nuestro teatro musical al son de una orquesta de 60 músicos y acompañados del coro del ESMUC. No faltó casi nadie y los que no pudieron estar (como el dúo Ángel Llàcer-Manu Guix) no se quedaron sin mención.

En una Gala que se convirtió en un concierto en toda regla, nos regalaron actuaciones de: Sweeney Todd; Cabaret; Sugar; Flor de Nit; T’estimo, ets perfecte, ja et canviaré; La Jaula de las Locas…, algunas incluso con los ‘casts’ originales, y también pudimos disfrutar de elencos de musicales de la última temporada, como Golfus de Roma (que estrenan en Barcelona en breve) o Fama, con sus vibrantes bailarines. El final apoteósico con el maestro Guinovart al piano y las tres generaciones de Mar i Cel entonando «L’Himne dels Pirates» (y todo el público, nosotras incluidas, acompañándolos) es algo que no olvidaremos fácilmente.

Algunos dirán que se habló o se reivindicó poco en la Gala, otros que sólo se promocionó el Teatro Musical y que se dejaron de lado las demás disciplinas (los musicales gustan, ¡aceptadlo ya!), otros que faltaron gags cómicos… Nosotras, haciendo alarde de nuestra subjetividad, diremos que es nuestra Gala favorita hasta la fecha y que no todas las noches se ven talentos como Marta Ribera, Daniel Anglès, Diana Roig, Xavi Duch, Sylvia Parejo, Rubén Yusté, Elena Gadel, Carlos Gramaje, Àngels Gonyalons, Mario Gas, Vicky Peña, Oriol Buri, Joan Vázquez o la compañía de bailarines de Coco Comín en un mismo escenario (y nada más y nada menos que el del Liceu) interpretando algunos de los mejores temas de la historia del teatro musical catalán.

Gracias, ADETCA, por una noche para el recuerdo. ¡Por muchas más Galas dedicadas al Teatro Musical!

Pd: Os dejamos el link por si queréis disfrutar de la Gala, que se emitió por TV3: https://www.ccma.cat/tv3/catalunya-aixeca-el-telo/

Paola Marín

¡CHAKAPUM! Un musical rumbero

El jueves pasado se estrenó el nuevo musical de El Terrat en el Teatre Tívoli y no podíamos perdérnoslo. Teníamos mucha curiosidad sobre qué se escondía detrás de ese título tan curioso y no leímos mucho para dejarnos sorprender… ¡y qué grata sorpresa!

¡Chakapum! cuenta la historia real de Litus Ruiz, actor, músico y cantante que tras muchos años de dedicarse a la música (con los contratiempos que ello conlleva) fue contratado como cantante para la banda del programa de televisión de Andreu Buenafuente: Late Motiv.

Litus está algo perdido y a veces se pregunta por qué eligió una profesión tan difícil, con tantos vaivenes, por lo que a través de un recuerdo de su infancia, vuelve a sus raíces y emprende un viaje a través de la historia de la música y de sus ritmos que le llevara desde Tossa de Mar hasta la mismísima Cuba, para volver a conectar con ese «chakapum» de la rumba catalana que le cautivó cuando era solo un niño.

Con una puesta en escena muy dinámica, bajo la dirección musical de Pablo Novoa (y una banda en directo de ensueño) y con apariciones de Rumba 3, los Gypsy Kings, Gato Perez, Peret y hasta los Beatles, el espectador acompaña a Litus en esta clase magistral sobre música y sobre el nacimiento de la rumba catalana en Barcelona llena de humor y diversión.

Xènia Reguant se ocupa de la Dirección y el guión es de Joan Grau (El Terrat). A Litus le acompañan seis artistas que encima cantan y bailan (mención especial para las coreografías de Bea Vergés) como los ángeles: Mariona Castillo, Toni Viñals, Marta Tomasa, Ricard Boyle, Encarni Sánchez y Miguel Ángel Sánchez.

Tenemos que reconocer que al principio nos costó un poco entrar en la manera de contar la historia y en su orden (o desorden), pero, en algún momento, algo hizo ‘click’ y nos fuimos enamorando de Litus, su voz y su carisma, a medida que avanzaba la función, hasta el punto de terminar teniendo ganas de compararnos todos sus discos e ir a todos sus conciertos.

El estreno venía con sorpresa y al final salieron al escenario a cantar y tocar en directo los míticos Rumba 3, de quienes Litus fue guitarrista durante un tiempo. Pusieron a la platea en pie al ritmo de su «No sé» (si, la de «no sé que tienen tus ojitos que me vuelven loco...»), demostrando que el espíritu de la rumba catalana está más vivo que nunca y que el público tiene muchas ganas de pasarlo bien y de que le contagien la «Alegría de Vivir». La gente tenía tantas ganas de más, que la fiesta continuó un buen rato en el Hall del teatro.

Este original espectáculo no dejará indiferente a nadie. Si queréis verlo en Barcelona, tendréis que correr un poquito, porque solo están en el Tívoli hasta el 31 de julio. Después, estarán en Madrid desde el 11 de agosto al 4 de septiembre.

Paola Marín

A Sondheim Night Music

Qué mejor que pasar una de estas calurosas noches de verano en la montaña de Montjuic, al aire libre y en un entorno de ensueño: el Teatre Grec de Barcelona. Como cada verano, el Festival Grec nos trae una oferta de espectáculos variadísima, en la que no podía faltar su apuesta por el teatro musical. Este curso nuestra comunidad ha estado de luto por el fallecimiento, el pasado mes de octubre, del padre del teatro musical moderno, Stephen Sondheim. Por ello, en una temporada en que no han faltado los títulos del autor en los escenarios de nuestro país (Company, Golfus de Roma…), era necesario un tributo a este gran compositor y el Teatre Grec ha sido el lugar ideal para homenajear al maestro como se merece.

Podríamos estar horas y horas hablando sobre Stephen Sondheim… su sello a la hora de componer es inconfundible (pese los numerosos y distintos musicales que compuso) y su personalidad y su influencia en otros compositores (Jonathan Larsson o Lin Manuel Miranda han llegado a afirmar que de no ser por él no se hubiesen dedicado a componer) provocaron un giro de 360º en el mundo del teatro musical. Tras aprender durante años de la mano de grandes maestros como Rodgers & Hammerstein, a los 27 años ya se encargó de poner letra a las canciones de West Side Story, nada más y nada menos. Sin embargo, pese a escribir las letras de otros grandes musicales, como Gypsy, no se encasilló como letrista y en 1962 compuso su primer musical, Golfus de Roma, con el que ganó su primer premio Tony. En los años 70 nacieron varios de sus grandes musicales: Company, Follies, A Little Night Music, Sweeney Todd... Algo más tarde llegaron Sunday in the Park with George, Into the Woods, Assassins… Con una carrera tan prolífera y con títulos llevados incluso al cine, no es de extrañar que algunas de sus canciones sean consideradas clásicos o incluso himnos para los amantes del teatro musical.

En definitiva, no era tarea fácil hacer una buena selección de canciones que combinara los grandes clásicos del autor que no pueden faltar con aquellas pequeñas joyas menos conocidas que invitaran al público a conocer un poco más el repertorio del artista, pero lo consiguieron. Pudimos disfrutar de temas como Not While I’m Around, Being Alive y Losing My Mind (nuestras favoritas), de la archiconocida Send in the Clowns, de un final apoteósico con Sunday (no podía ser de otra manera) y de sorpresas como If Mama was Married, Putting it Together, Take me to the World o Epiphany de Sweeney Todd. Nos hubiese gustado escuchar más versiones originales y menos traducciones (aunque somos conscientes del trabajazo invertido en las traducciones, ya sabéis que somos un poco puristas con este tema y, al fin y al cabo, también se estaba homenajeando a uno de los mejores letristas de la historia), pero las interpretaciones fueron impecables.

Junto a la orquesta Pops Symphony, de 40 músicos, dirigida por Xavier Torras, fueron ocho los cantantes que nos deleitaron con sus voces como solistas y a coro: Dulcinea Juárez, Lydia Fairén, Roser Batalla, Xènia Garcia, Frank Capdet, Jan Forrellat, Pitu Manubens (¡por favor, que alguien monte una nueva producción de Sweeney Todd con él de protagonista, ya!) y Toni Viñals, todos ellos con amplia experiencia en teatro musical y en espectáculos de Sondheim, tuvieron momentazos para lucirse a nivel vocal e interpretativamente y nos emocionaron al unir sus voces con temas como Side by Side by Side o el Tonight Quintet de West Side Story.

En fin, un concierto como esos de Broadway que solemos ver en bucle en Youtube, pero que esta vez pudimos disfrutar aquí y en directo. Un homenaje hecho con un gusto exquisito, que reflejó un profundo respeto por la obra de Sondheim y un regalo inolvidable para el público que, como nosotras, le admira profundamente. Qué suerte la nuestra.

Paola Marín

El Guardaespaldas, por primera vez en Barcelona

La última producción de El Guardaespaldas que hubo en España, no pasó por Barcelona, así que nos quedamos con las ganas… Esta nueva producción de LetsGo (promotora de GHOST, THE HOLE o KINKY BOOTS) ha decidido comenzar la gira en el Teatro Coliseum de nuestra ciudad y ¡no podíamos perdérnoslo!

Tenemos que reconocer que no somos muy fans de la película en sí pero sí amamos a Whitney Houston (¿y quién no?). Si a eso le sumamos que esta producción la protagoniza Mireia Mambo, una de las grandes estrellas del musical de nuestro país que nos encanta en todo lo que hace, y que ha vuelto expresamente de Londres (donde ha estado trabajando en musicales como MOTOWN) para este proyecto, el resultado solo puede ser de disfrute total.

El Guardaespaldas se estrenó en el West End de Londres en 2012 teniendo una gran acogida del público inglés y desde entonces se ha representado por todo el mundo. Nos cuenta la relación entre una diva de la canción y su guardaespaldas. Frank Farmer, tipo duro y antiguo agente secreto reconvertido en guardaespaldas, es contratado por la super estrella Rachel Marron para protegerla de un acosador. Los dos esperan estar al mando de la situación pero poco a poco surgirá el amor…. Aunque el romanticismo y las historias «chico salva chica» no están muy de moda… la realidad es que este cuento conquistó al público desde que se estrenó la película con Whitney Houston y Kevin Costner en 1992. El musical es bastante fiel a la peli y el regocijo de la gente en sus butacas a nuestro alrededor el otro día, cada vez que reconocían una escena o dialogo de una de sus pelis favoritas, se sentía en el ambiente.

Para nosotras, el musical podría rebautizarse como «El Show de Mireia Mambo«. El show incluye la larga lista de clásicos inolvidables que esperábamos oír (“Queen of the night”, “So emotional”, «One Moment in Time», “I wanna dance with somebody”, “Saving all my love”, «I’m every woman», “Run to you”, “I have nothing” y la icónica “I will always love you”) y os aseguramos que interpretados por Mireia, no pierden ni un ápice de su grandiosidad. Nos alucina como se puede cantar (¡y bailar) con esa perfección cada noche tantos temazos de Whitney Houston. Cada vez que Mireia cantaba se nos ponían los pelos de punta y cuando no cantaba solo deseábamos que terminara la escena y volviese a cantar…

El musical está dirigido por Federico Bellone y el partenaire de Mireia, es decir, «El Guardaespaldas», es el conocido actor catalán Octavi Pujades. Aunque creemos que les falta un poquito de química, la gira acaba de empezar, así que seguro que van cogiendo confianza poco a poco y los diálogos fluyen de forma más natural. Eso sí, Octavi nos resultó adorable en el momento karaoke y en el baile final. El resto de actores también nos parecieron algo impostados en algunos momentos, pero estamos seguras que si volviésemos a ver el musical en unas semanas, todo parecería mucho más natural.

La escenografía es sencilla y se nota que es para «gira» (la inclinación del escenario distrae un poco) pero se suple con unas luces muy potentes, unos efectos especiales sorprendentes y mucho «brilli brilli». ¡Nos encantaron las distintas cortinas y telones con efecto purpurina! Un 10 también para la energía de las coreografías y los bailarines, que al final consiguieron poner a todo el público en pie al ritmo de «I wanna dance with somebody».

En definitiva, un espectáculo que hará las delicias de los fans de la película y de Whitney Houston, y la confirmación de que Mireia Mambo es una diva que se merece protagonizar todos los musicales que quiera (por si queréis saber más sobre ella, os dejamos el enlace de la entrevista que le hicimos hace unos años: https://bwayinspain.com/2016/02/20/una-experiencia-religiosa-con-mireia-mambo-de-sister-act/ ).

Paola Marín

PECATS IMPERDONABLES

Entre tanto musical esta temporada, tenemos que reconocer que teníamos un poco abandonado el teatro de texto… ¡y que mejor excusa que el estreno de la comedia Pecats Imperdonables en el Aquitania Teatre para ir a recordar como nos gusta el teatro en todas sus formas!

Y decimos en todas sus formas, además, porque esta no es una obra de teatro normal… ¡es una comedia INTERACTIVA! ¿Os acordáis de aquellas novelas «multiple choice» que leíamos de adolescentes? Pues algo así es lo que sucede en Pecats Imperdonables. Los espectadores pueden interaccionar en directo con la obra votando entre varias opciones a través de sus móviles para interferir en el desarrollo de la misma e incluso decidir su final. ¿Cuántas veces has querido que pasara algo durante una función o has intentado adivinar quién era el malvado de la trama? ¡Esta vez podrás expresarlo e incluso hacer que pase!

Esta comedia que os hará morir de risa, tiene un punto de thriller y está basada en el texto de Benjamín Cohen («Sin perdon por los pecados»). Presenta la historia de varios hermanos que se reúnen en su mansión familiar del Delta de l’Ebre tras morir el patriarca, para celebrar la noche de San Juan y discutir varios aspectos de la herencia y de la Empresa farmacéutica familiar. Los enredos y tramas más inesperados de los personajes (líos amorosos y comisión de delitos incluidos) se irán sucediendo en forma de los pecados capitales, tan inherentes a la naturaleza humana… Y es que en todas las familias cuecen habas, sobre todo si hay dinero de por medio….

El elenco está compuesto por Francesc Ferrer, Susanna Garachana, Miquel Sitjar, Agnès Busquets, Peter Vives (tan guapo como siempre), Jofre Borràs i Eva Barceló, todos en total estado de gracia. Hay momentos que parecen una competición para ver quien hace reír más al público y otros en que incluso ellos mismos nos consiguen aguantar las carcajadas.

En definitiva, si queréis echaros unas buenas risas, de esas que ahora nos van tan bien a todos, no dudéis en acercaros al Teatre Aquitania a dejaros seducir por estos pecados imperdonables.

Paola Marín

Cantando Bajo la Lluvia

La semana pasada tuvimos la oportunidad de ver, por fin, uno de los espectáculos más esperados de la temporada. Cantando bajo la Lluvia, el nuevo musical del tándem Àngel Llàcer-Manu Guix, nos ha traído a Barcelona, a la vez, el Hollywood dorado y el Broadway más auténtico para subir el ánimo del público cuando más se necesita.

No es tarea fácil adaptar una de las mejores películas musicales (para muchos incluso la mejor) de la historia, ganadora de 7 premios Oscar. Romántica, divertida, elegante y de una calidad de las que ya no se ven hoy en día… y con una emblemática escena que todos tenemos gravada en nuestra retina. ¿Quién no se ha colgado de una farola mientras llovía y ha cantado eso de “I’m singing in the rain”? Cuenta la historia de Don Lockwood, un actor de cine mudo con mucho éxito que suele compartir pantalla con la actriz Lina Lamont. Un día conoce a Kathy Seldon, una chica que sueña con ser actriz y cantante y se queda prendado de ella. El paso y del cine mudo al cine sonoro y la incapacidad de su partenaire, Lina Lamont, de adaptarse a los nuevos tiempos cinematográficos, cambiarán la vida de los dos protagonistas.

Llàcer y Guix han creado un gran montaje que visualmente transporta al espectador a los escenarios de la película y que impresiona muchísimo a nivel técnico (para ser Barcelona). La escenografía, las luces, el agua… son una maravilla.

Además, han querido contar con un equipo de confianza y entre los protagonistas encontramos varios de los actores y actrices con los que ya han trabajado (Ivan Labanda, Diana Roig, Ricky Mata…).

La tarea más difícil la tiene Iván Labanda al dar vida a Don Lockwood. No es bailarín y tiene que interpretar un personaje al que dio vida uno de los mejores bailarines de todos los tiempos. Aun así, sus dotes interpretativas son excelentes y su voz al cantar, enamora. Bailando, lógicamente, no es Gene Kelly, pero hay que reconocer el increíble esfuerzo que debe haber hecho para estar a la altura de esas preciosas coreografías, que acaba realizando de forma muy digna. Tiene estudiadísimos los movimientos de Gene Kelly y su elegancia al moverse, y ha sabido plasmarlo. En ‘Singing in the Rain’ le acompaña el maravilloso elenco de bailarines y hay que reconocer que el número es espectacular.

Diana Roig resulta tan encantadora como siempre como Kathy Selden. Su voz es de las más bonitas del panorama musical catalán y siempre es una delicia escucharla. Bailando, como Iván, se defiende de una forma muy elegante y cuando están juntos, la dulzura con la que se miran es una clara prueba del cariño que se tienen y llega, sin duda, al espectador.

El elenco de bailarines y bailarinas es maravilloso y hace que las coreografías de Myriam Benedited brillen en su máximo esplendor. Tenemos que destacar a Diana Girbau, encargada de dar vida con una clase increíble (al menos en la función que vimos nosotras) a la bailarina que en la película interpretó memorablemente Cyd Charisse (y su icónico vestido verde). Ojalá bailar así…

Nuestro personaje favorito fue sin duda el Cosmo Brown de Ricky Mata. En la Jaula de las Locas ya descubrimos que Ricky es el rey de la comedia, pero con Cosmo se consagra como uno de los actores más versátiles y entregados al personaje que hemos visto. Somos fans absolutas y no olvidaremos su “Haz Reír”.

No pudimos ver a Mireia Portas, pero su cover, la maravillosa Clara Altarriba, estuvo a la altura del que para muchos es el mejor personaje de la obra y, sin duda, el más divertido, la histriónica Lina Lamont y su peculiar voz. En cualquier caso, ¡ya tenemos excusa para volver!

El elenco lo completan nombres como Sylvia Parejo, Julia Bonjoch, Bittor Fernández, Bernat Cot, Oriol Burés o José Luís Mosquera y el espectáculo cuenta con una banda en directo de 9 músicos con mucho swing (oírles tocar la obertura y el interludio ya es un placer).

En definitiva, está producción grita que los grandes musicales vuelven a estar aquí y vienen para quedarse. Si queréis sentiros cerca de Broadway sin moveros de la Ciudad Condal, no lo dudéis y acercaros al Teatre Tívoli. Os aseguramos que saldréis más felices de lo que entrasteis.

Paola Marín

Las Chicas del Coro vuelven a revolucionar Barcelona

Queridos Theatre Nerds: sabemos que tenemos la web un poco abandonada, pero la temporada teatral viene fuerte y tenemos intención de no perdernos nada de nada.

Antes de ponernos con los grandes estrenos Barceloneses no podíamos perdernos el estreno de una pequeña (aunque grande en espíritu) joya que imperdonablemente se nos escapó en su estreno la temporada pasada. Las Chicas del Coro lo petaron muy fuerte antes de verano en el Almería Teatre hasta el punto de haberse llevado ya algún premio al mejor musical de pequeño formato y, ahora, su purpurina va a estar brillando en el Teatre Aquitania, de momento, hasta el 30 de octubre.

LAS CHICAS DEL CORO es un musical de Ferran Gonzàlez (Pegados) y Las Fernandas (Javier Prados y Joan López Santos) con dirección de Rubén Yuste (El Despertar de la Primavera, Sugar, Grease…) que nos cuenta la historia de CristalDina y Leo, tres drag queens con ganas de comerse el mundo que participan en un Talent Show para cumplir su sueño de triunfar en el mundo del espectáculo. A partir de ahí, al ver que el éxito no es tan fácil como se pensaban, deciden aceptar la propuesta de convertirse en las coristas de una diva ochentera, Blanca Tonegra, en su pequeña gira por los pueblos menos glamourosos de nuestra geografía. Lógicamente, la aventura no es tan divina como esperaban (sobre todo para la ambiciosa Cristal) y enseguida empezarán a surgir conflictos entre ellas, -alentados por su Manager chanchullero, el Sr. Martín-, a raíz de sus diferentes maneras de interpretar lo que es el triunfo.

En la función del sábado pudimos disfrutar de los maravillosos Javi Prados, David Bonilla y Miguel Ángel Sánchez como Cristal, Dina y Leo, que nos robaron el corazón con su descaro y su ternura. No obstante, la causante de la mayoría de nuestras carcajadas fue Esther Peñas. La actriz interpreta a varios personajes como un auténtica maestra de la comedia, sin cortarse al hacer alarde de su chorro de voz, y en los pocos momentos en que sale de escena, estás deseando que vuelva a entrar. Destaca incluso cuando está en segundo plano y su química con sus compañeros es innegable.

El elenco lo completan en la actualidad Juli Bellot, desternillate, también, interpretando a varios personajes (nos encantó su «momento taquilla»); Benjamí Conesa como el Sr. Martín, el parodiado y a la vez realista Manager sin escrúpulos; y nuestro querido Xavi Duch, que alterna en el papel de Dina (ya tenemos excusa para repetir).

Como no podía ser de otra manera, hay música en directo a cargo de la pianista Caterina Clos, que no necesita más que su teclado para regalarnos el sonido de una orquesta.

Pese a que tenemos que reconocer que durante la primera mitad nos costó un poco meternos en la historia, a partir de un momento que no sabemos definir todo fue cuesta arriba y ya no paramos de reír. Se nos contagiaron las ganas de ponernos unas lentejuelas, una peluca y unos tacones y darlo todo al ritmo de las coreografías de Javi Prados y Joan López Santos e incluso de ponernos un chándal a lo «boyband» de los 90′; nos encantaron las canciones de Ferrán González (como siempre), sobre todo la balada y el temazo final «típico de un musical»; nos llegó el mensaje sobre la importancia de ser fiel a uno mismo y ser y desear a quien se quiera… En definitiva, salimos del teatro con una sonrisa de oreja a oreja preguntándonos cómo habíamos podido aguantar todo el verano sin nuestra dosis de Teatro Musical.

​No os perdáis esta mezcla entre Dreamgirls y Priscila con mucho humor y brilli brilli y ¡que vivan los musicales originales de creación! Con el talento que tenemos aquí, no siempre lo que viene de fuera tiene que ser mejor.

Paola Marín

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: