Buscar

Bway in Spain

Categoría

Sin categoría

THE HOLE X, SIEMPRE ES UN PLACER VOLVER AL AGUJERO.

Esta semana ha iniciado funciones en Valencia el cabaret más irreverente, que además está de aniversario. Y es que… el tiempo pasa y The Hole cumple ya 10 años!!

Para celebrar semejante hito nos presentan este espectáculo que homenajea sus inicios, rescatando la esencia del original con los números más impresionantes y los personajes más icónicos de las tres ediciones, se dan cita las mejores y más sorprendentes actuaciones de artistas nacionales e internacionales, sugerentes stripteases, números circenses del mejor nivel realizados por artistas invitados de exitosa trayectoria e incluso, una gran historia de amor aderezada con un toque más sensual que nunca.

Para aquellos que habéis estado estos últimos 10 años viviendo en un agujero (de los que no molan) y no sepáis qué es The Hole, el espectáculo llegó en 2011 con Paco León como maestro de ceremonias invitándonos a conocer su mansión y hablándonos de su amor imposible con María del Mar. Dicho así parece poca cosa, ¿no?, pero… ¿y si os digo que dicha mansión está llena de personajes peculiares y que María del Mar es una rata? The Hole es una celebración de la vida y del amor que intercala números espectaculares con monólogos y canciones proporcionándole al espectador un subidón que dura días tras haber salido del espectáculo. Porque como dicen allí, hay que estar en el agujero para salir del agujero.

The Hole X tendrá varios maestros de ceremonias diferentes durante su estancia en Valencia: Canco Rodríguez (nuestro MC, estará del 27/4 al 2/5), Alex O’Dogherty (a quien vimos en TheHole 2, los días 4-5-11-12/5), Víctor Palmero (6-7-8/5) y Eva Isanta (13, 14 y 15/5).

En cuanto a los demás inquilinos de la mansión de The Hole, el elenco del espectáculo lo completan: Vinila Von Bismark, que interpreta a la Generala, Oscar Kapoya como el Pony Loco y Coral Quiñones y Carolina Rodríguez como las Supernenas; Julio Bellido es Almon; Oleg Tatarinov es el comandante y realiza el número Pole Aéreo.  Edgar LópezArnau LoboOmar Antxundia y Raúl Ortiz son los mayordomos; Donet Collazo es Super Gold, Maru Limeres y Tamar Vela son las X Girls y Dias Brothers son los Icarios.

No os perdáis esta celebración del amor que encontraréis en la carpa de la antigua estación del Grao de Valencia.

M.

Es una lata el trabajar

todos los días te tienes que levantar. ¿A qué eres incapaz de leer esta frase sin cantarla? Pues imagínate después de ver esta obra, ¡no vas a poder quitarte la canción de la cabeza! Hablamos de Es una lata el trabajar, una comedia musical con guión y dirección de Jaime Pujol y Diego Braguinsky y música original y canciones de Víctor Lucas, además de un reparto encabezado por Gisela y Naím Thomas.

El musical nos cuenta la historia de dos hermanos, Óscar (Óscar Ramos) y Andrea (Gisela) que heredan la fábrica de corbatas de su padre al borde de la quiebra. Él quiere venderla para pagar sus deudas con el juego, ella quiere salvarla y para ello recurrirá a un plan alocado con la ayuda espiritual de un cantante mítico: Luis Aguilé (José Montesinos). Junto a Lucas (Naím Thomas) y otros personajes de lo más variopintos (Pau Vercher y Ana Conca), crearán un cóctel de música y comedia perfecto para pasar un buen rato.

Quizá es un musical que no resulta atractivo a primera vista para los más jóvenes, pues el nombre de Luis Aguilé les sonará entre poco o nada, es más, hemos de decir que nosotras bajábamos con diferencia la media de edad del público. Pero son canciones muy conocidas en el panorama musical español/latinoamericano que al menos has escuchado alguna vez a lo largo de tu vida, véase en remakes, anuncios o simplemente porque te las ponía tu abuela de pequeño/a. 

Por otro lado, los chistes y gags pertenecen la cultura pop actual, así que son fácil de captar y entender, haciendo que, junto a la historia y la música, nos inviten a entrar y disfrutar de la obra desde el principio.

Puede ser que esta historia te recuerde un poco a cierto musical de hace unos años en el que una figura conocida se aparecía a la protagonista a través de la música… pero con matices muy diferentes pues el espíritu de Luis Aguilé es fundamental en la historia con sus consejos y acciones.

Los actores hacen una muy buena interpretación de sus personajes. Dentro del elenco coral, habría que destacar a Gisela, que con su voz nos atrapa y se come el escenario, y a Naím, que nos ofrece un derroche de ternura y voz. Aunque debemos de decir que nuestra favorita fue la interpretación de Ana Conca con sus dos personajes cómicos, Juanita B. Anana y la novia de Óscar, que se roban todo el protagonismo cuando están en escena.

Y porqué no decir también, que los feelings de OT están a flor de piel, sobre todo en una parte de la historia que no vamos a decir porque queremos que lo descubráis por vosotros mismos.

Así que ya sabéis, si queréis ver un musical feel good y echaros unas risas, tenéis de tiempo hasta el 18 de abril. Es una lata el trabajar os espera en el Teatro Talía de Valencia de miércoles a domingo.

El Guardaespaldas, por primera vez en Barcelona

La última producción de El Guardaespaldas que hubo en España, no pasó por Barcelona, así que nos quedamos con las ganas… Esta nueva producción de LetsGo (promotora de GHOST, THE HOLE o KINKY BOOTS) ha decidido comenzar la gira en el Teatro Coliseum de nuestra ciudad y ¡no podíamos perdérnoslo!

Tenemos que reconocer que no somos muy fans de la película en sí pero sí amamos a Whitney Houston (¿y quién no?). Si a eso le sumamos que esta producción la protagoniza Mireia Mambo, una de las grandes estrellas del musical de nuestro país que nos encanta en todo lo que hace, y que ha vuelto expresamente de Londres (donde ha estado trabajando en musicales como MOTOWN) para este proyecto, el resultado solo puede ser de disfrute total.

El Guardaespaldas se estrenó en el West End de Londres en 2012 teniendo una gran acogida del público inglés y desde entonces se ha representado por todo el mundo. Nos cuenta la relación entre una diva de la canción y su guardaespaldas. Frank Farmer, tipo duro y antiguo agente secreto reconvertido en guardaespaldas, es contratado por la super estrella Rachel Marron para protegerla de un acosador. Los dos esperan estar al mando de la situación pero poco a poco surgirá el amor…. Aunque el romanticismo y las historias «chico salva chica» no están muy de moda… la realidad es que este cuento conquistó al público desde que se estrenó la película con Whitney Houston y Kevin Costner en 1992. El musical es bastante fiel a la peli y el regocijo de la gente en sus butacas a nuestro alrededor el otro día, cada vez que reconocían una escena o dialogo de una de sus pelis favoritas, se sentía en el ambiente.

Para nosotras, el musical podría rebautizarse como «El Show de Mireia Mambo«. El show incluye la larga lista de clásicos inolvidables que esperábamos oír (“Queen of the night”, “So emotional”, «One Moment in Time», “I wanna dance with somebody”, “Saving all my love”, «I’m every woman», “Run to you”, “I have nothing” y la icónica “I will always love you”) y os aseguramos que interpretados por Mireia, no pierden ni un ápice de su grandiosidad. Nos alucina como se puede cantar (¡y bailar) con esa perfección cada noche tantos temazos de Whitney Houston. Cada vez que Mireia cantaba se nos ponían los pelos de punta y cuando no cantaba solo deseábamos que terminara la escena y volviese a cantar…

El musical está dirigido por Federico Bellone y el partenaire de Mireia, es decir, «El Guardaespaldas», es el conocido actor catalán Octavi Pujades. Aunque creemos que les falta un poquito de química, la gira acaba de empezar, así que seguro que van cogiendo confianza poco a poco y los diálogos fluyen de forma más natural. Eso sí, Octavi nos resultó adorable en el momento karaoke y en el baile final. El resto de actores también nos parecieron algo impostados en algunos momentos, pero estamos seguras que si volviésemos a ver el musical en unas semanas, todo parecería mucho más natural.

La escenografía es sencilla y se nota que es para «gira» (la inclinación del escenario distrae un poco) pero se suple con unas luces muy potentes, unos efectos especiales sorprendentes y mucho «brilli brilli». ¡Nos encantaron las distintas cortinas y telones con efecto purpurina! Un 10 también para la energía de las coreografías y los bailarines, que al final consiguieron poner a todo el público en pie al ritmo de «I wanna dance with somebody».

En definitiva, un espectáculo que hará las delicias de los fans de la película y de Whitney Houston, y la confirmación de que Mireia Mambo es una diva que se merece protagonizar todos los musicales que quiera (por si queréis saber más sobre ella, os dejamos el enlace de la entrevista que le hicimos hace unos años: https://bwayinspain.com/2016/02/20/una-experiencia-religiosa-con-mireia-mambo-de-sister-act/ ).

Paola Marín

PECATS IMPERDONABLES

Entre tanto musical esta temporada, tenemos que reconocer que teníamos un poco abandonado el teatro de texto… ¡y que mejor excusa que el estreno de la comedia Pecats Imperdonables en el Aquitania Teatre para ir a recordar como nos gusta el teatro en todas sus formas!

Y decimos en todas sus formas, además, porque esta no es una obra de teatro normal… ¡es una comedia INTERACTIVA! ¿Os acordáis de aquellas novelas «multiple choice» que leíamos de adolescentes? Pues algo así es lo que sucede en Pecats Imperdonables. Los espectadores pueden interaccionar en directo con la obra votando entre varias opciones a través de sus móviles para interferir en el desarrollo de la misma e incluso decidir su final. ¿Cuántas veces has querido que pasara algo durante una función o has intentado adivinar quién era el malvado de la trama? ¡Esta vez podrás expresarlo e incluso hacer que pase!

Esta comedia que os hará morir de risa, tiene un punto de thriller y está basada en el texto de Benjamín Cohen («Sin perdon por los pecados»). Presenta la historia de varios hermanos que se reúnen en su mansión familiar del Delta de l’Ebre tras morir el patriarca, para celebrar la noche de San Juan y discutir varios aspectos de la herencia y de la Empresa farmacéutica familiar. Los enredos y tramas más inesperados de los personajes (líos amorosos y comisión de delitos incluidos) se irán sucediendo en forma de los pecados capitales, tan inherentes a la naturaleza humana… Y es que en todas las familias cuecen habas, sobre todo si hay dinero de por medio….

El elenco está compuesto por Francesc Ferrer, Susanna Garachana, Miquel Sitjar, Agnès Busquets, Peter Vives (tan guapo como siempre), Jofre Borràs i Eva Barceló, todos en total estado de gracia. Hay momentos que parecen una competición para ver quien hace reír más al público y otros en que incluso ellos mismos nos consiguen aguantar las carcajadas.

En definitiva, si queréis echaros unas buenas risas, de esas que ahora nos van tan bien a todos, no dudéis en acercaros al Teatre Aquitania a dejaros seducir por estos pecados imperdonables.

Paola Marín

Cantando Bajo la Lluvia

La semana pasada tuvimos la oportunidad de ver, por fin, uno de los espectáculos más esperados de la temporada. Cantando bajo la Lluvia, el nuevo musical del tándem Àngel Llàcer-Manu Guix, nos ha traído a Barcelona, a la vez, el Hollywood dorado y el Broadway más auténtico para subir el ánimo del público cuando más se necesita.

No es tarea fácil adaptar una de las mejores películas musicales (para muchos incluso la mejor) de la historia, ganadora de 7 premios Oscar. Romántica, divertida, elegante y de una calidad de las que ya no se ven hoy en día… y con una emblemática escena que todos tenemos gravada en nuestra retina. ¿Quién no se ha colgado de una farola mientras llovía y ha cantado eso de “I’m singing in the rain”? Cuenta la historia de Don Lockwood, un actor de cine mudo con mucho éxito que suele compartir pantalla con la actriz Lina Lamont. Un día conoce a Kathy Seldon, una chica que sueña con ser actriz y cantante y se queda prendado de ella. El paso y del cine mudo al cine sonoro y la incapacidad de su partenaire, Lina Lamont, de adaptarse a los nuevos tiempos cinematográficos, cambiarán la vida de los dos protagonistas.

Llàcer y Guix han creado un gran montaje que visualmente transporta al espectador a los escenarios de la película y que impresiona muchísimo a nivel técnico (para ser Barcelona). La escenografía, las luces, el agua… son una maravilla.

Además, han querido contar con un equipo de confianza y entre los protagonistas encontramos varios de los actores y actrices con los que ya han trabajado (Ivan Labanda, Diana Roig, Ricky Mata…).

La tarea más difícil la tiene Iván Labanda al dar vida a Don Lockwood. No es bailarín y tiene que interpretar un personaje al que dio vida uno de los mejores bailarines de todos los tiempos. Aun así, sus dotes interpretativas son excelentes y su voz al cantar, enamora. Bailando, lógicamente, no es Gene Kelly, pero hay que reconocer el increíble esfuerzo que debe haber hecho para estar a la altura de esas preciosas coreografías, que acaba realizando de forma muy digna. Tiene estudiadísimos los movimientos de Gene Kelly y su elegancia al moverse, y ha sabido plasmarlo. En ‘Singing in the Rain’ le acompaña el maravilloso elenco de bailarines y hay que reconocer que el número es espectacular.

Diana Roig resulta tan encantadora como siempre como Kathy Selden. Su voz es de las más bonitas del panorama musical catalán y siempre es una delicia escucharla. Bailando, como Iván, se defiende de una forma muy elegante y cuando están juntos, la dulzura con la que se miran es una clara prueba del cariño que se tienen y llega, sin duda, al espectador.

El elenco de bailarines y bailarinas es maravilloso y hace que las coreografías de Myriam Benedited brillen en su máximo esplendor. Tenemos que destacar a Diana Girbau, encargada de dar vida con una clase increíble (al menos en la función que vimos nosotras) a la bailarina que en la película interpretó memorablemente Cyd Charisse (y su icónico vestido verde). Ojalá bailar así…

Nuestro personaje favorito fue sin duda el Cosmo Brown de Ricky Mata. En la Jaula de las Locas ya descubrimos que Ricky es el rey de la comedia, pero con Cosmo se consagra como uno de los actores más versátiles y entregados al personaje que hemos visto. Somos fans absolutas y no olvidaremos su “Haz Reír”.

No pudimos ver a Mireia Portas, pero su cover, la maravillosa Clara Altarriba, estuvo a la altura del que para muchos es el mejor personaje de la obra y, sin duda, el más divertido, la histriónica Lina Lamont y su peculiar voz. En cualquier caso, ¡ya tenemos excusa para volver!

El elenco lo completan nombres como Sylvia Parejo, Julia Bonjoch, Bittor Fernández, Bernat Cot, Oriol Burés o José Luís Mosquera y el espectáculo cuenta con una banda en directo de 9 músicos con mucho swing (oírles tocar la obertura y el interludio ya es un placer).

En definitiva, está producción grita que los grandes musicales vuelven a estar aquí y vienen para quedarse. Si queréis sentiros cerca de Broadway sin moveros de la Ciudad Condal, no lo dudéis y acercaros al Teatre Tívoli. Os aseguramos que saldréis más felices de lo que entrasteis.

Paola Marín

Las Chicas del Coro vuelven a revolucionar Barcelona

Queridos Theatre Nerds: sabemos que tenemos la web un poco abandonada, pero la temporada teatral viene fuerte y tenemos intención de no perdernos nada de nada.

Antes de ponernos con los grandes estrenos Barceloneses no podíamos perdernos el estreno de una pequeña (aunque grande en espíritu) joya que imperdonablemente se nos escapó en su estreno la temporada pasada. Las Chicas del Coro lo petaron muy fuerte antes de verano en el Almería Teatre hasta el punto de haberse llevado ya algún premio al mejor musical de pequeño formato y, ahora, su purpurina va a estar brillando en el Teatre Aquitania, de momento, hasta el 30 de octubre.

LAS CHICAS DEL CORO es un musical de Ferran Gonzàlez (Pegados) y Las Fernandas (Javier Prados y Joan López Santos) con dirección de Rubén Yuste (El Despertar de la Primavera, Sugar, Grease…) que nos cuenta la historia de CristalDina y Leo, tres drag queens con ganas de comerse el mundo que participan en un Talent Show para cumplir su sueño de triunfar en el mundo del espectáculo. A partir de ahí, al ver que el éxito no es tan fácil como se pensaban, deciden aceptar la propuesta de convertirse en las coristas de una diva ochentera, Blanca Tonegra, en su pequeña gira por los pueblos menos glamourosos de nuestra geografía. Lógicamente, la aventura no es tan divina como esperaban (sobre todo para la ambiciosa Cristal) y enseguida empezarán a surgir conflictos entre ellas, -alentados por su Manager chanchullero, el Sr. Martín-, a raíz de sus diferentes maneras de interpretar lo que es el triunfo.

En la función del sábado pudimos disfrutar de los maravillosos Javi Prados, David Bonilla y Miguel Ángel Sánchez como Cristal, Dina y Leo, que nos robaron el corazón con su descaro y su ternura. No obstante, la causante de la mayoría de nuestras carcajadas fue Esther Peñas. La actriz interpreta a varios personajes como un auténtica maestra de la comedia, sin cortarse al hacer alarde de su chorro de voz, y en los pocos momentos en que sale de escena, estás deseando que vuelva a entrar. Destaca incluso cuando está en segundo plano y su química con sus compañeros es innegable.

El elenco lo completan en la actualidad Juli Bellot, desternillate, también, interpretando a varios personajes (nos encantó su «momento taquilla»); Benjamí Conesa como el Sr. Martín, el parodiado y a la vez realista Manager sin escrúpulos; y nuestro querido Xavi Duch, que alterna en el papel de Dina (ya tenemos excusa para repetir).

Como no podía ser de otra manera, hay música en directo a cargo de la pianista Caterina Clos, que no necesita más que su teclado para regalarnos el sonido de una orquesta.

Pese a que tenemos que reconocer que durante la primera mitad nos costó un poco meternos en la historia, a partir de un momento que no sabemos definir todo fue cuesta arriba y ya no paramos de reír. Se nos contagiaron las ganas de ponernos unas lentejuelas, una peluca y unos tacones y darlo todo al ritmo de las coreografías de Javi Prados y Joan López Santos e incluso de ponernos un chándal a lo «boyband» de los 90′; nos encantaron las canciones de Ferrán González (como siempre), sobre todo la balada y el temazo final «típico de un musical»; nos llegó el mensaje sobre la importancia de ser fiel a uno mismo y ser y desear a quien se quiera… En definitiva, salimos del teatro con una sonrisa de oreja a oreja preguntándonos cómo habíamos podido aguantar todo el verano sin nuestra dosis de Teatro Musical.

​No os perdáis esta mezcla entre Dreamgirls y Priscila con mucho humor y brilli brilli y ¡que vivan los musicales originales de creación! Con el talento que tenemos aquí, no siempre lo que viene de fuera tiene que ser mejor.

Paola Marín

LA VIDA EN PEDAZOS

Suerte en mi Vida Producciones, que ya nos derritió el corazón la temporada pasada con su musical original Barcelona 24H, sigue demostrando que no hay pandemia que les frene y acaban de estrenar un nuevo musical en el Teatre Gaudí: La Vida en Pedazos. Se trata de otro musical de pequeño formato pero muy distinto al anterior… más oscuro y profundo.

Nos cuenta la historia de Carolina (Marta Ribera), una mujer que vive encerrada en sí misma desde que su marido le pidió el divorcio. Sus dos hijos (Marc Flynn y Clara Altarriba) han intentado ayudarla a superar la depresión, pero ella se resiste. Sin embargo, mientras su hija aprende a coger un poco de distancia y crear su propia vida, su hijo mayor descubrirá un secreto familiar que puede cambiar sus vidas. ¿Vale la pena sacar a la luz la dolorosa verdad? ¿Es lícito esconder un secreto si con ello evitas hacer daño a tus seres queridos? Os aseguramos que la trama no deja indiferente, genera debate y permite al público sacar sus propias conclusiones.

El musical está escrito por Sergio Toyos, dirigido por Xènia Reguant y las maravillosas canciones (nos quedamos prendadas del tema final) son de Dídac Flores, que, además, es quien pone la música en directo al espectáculo e interpreta al entrañable profesor de piano (nos encanta como este equipo siempre introduce al pianista como personaje en la acción).

Siempre es un placer ver a Marta Ribera encima de un escenario y si encima es a un metro de distancia, interpretando a un personaje tan complejo como este y cantando canciones de gran exigencia vocal, la experiencia es una auténtica masterclass. Marc Flynn y Clara Altarriba no se quedan cortos y demuestran estar a la altura, con una madurez interpretativa que sin duda refleja la experiencia que ambos tienen. Se nota que se llevan bien fuera del escenario y la relación entre hermanos pone el toque de sentido del humor perfecto para rebajar las tensiones del drama en los momentos necesarios.

En definitiva, pese a que es una propuesta diferente a lo que este joven equipo de talentos nos había ofrecido hasta ahora -más seria y dramática-, vale la pena dejarse llevar por la intensidad de esta historia y las melodías que la acompañan. ¡No lo dudéis y corred al Teatre Gaudí!

Paola Marín

¡VALENCIA, SIENTE LA LLAMADA!

«Mira, mira, ¡pelos como escarpias!» que diría ha hermana Bernarda.

La semana pasada vivimos una experiencia religiosa y es que en mitad de una semana reguleras se nos apareció Dios con un traje de lentejuelas y se puso a cantarnos canciones de Whitney Houston. Vale, me habéis pillado, no se nos apareció «a nosotras» sino al personaje de María en el musical La Llamada… pero oye chica, como dicen los ingleses: «close enough» (casi).

Quienes no sepáis de qué estoy hablando voy a dar por hecho que:
a) Acabáis de salir de una cueva en mitad del desierto cual asceta de retiro espiritual (menuda fiesta cuando os cuenten de que va eso llamado covid).
b) En realidad estabais buscando los resultados de los partidos del fin de semana del campeonato español de curling y habéis aterrizado en nuestra web.

Para todos vosotros os haré un pequeño resumen: Allá por 2013, dos desconocidos Javier Calvo y Javier Ambrossi (a.k.a. Los Javis) decidieron montar un musical de pequeño formato en el hall del Teatro Lara de Madrid. Tras solo un puñado de funciones, el éxito del musical hizo que se trasladaran al escenario principal de ese mismo teatro, donde siguen llenando funciones hasta la fecha. Inicialmente protagonizado por Macarena García, Andrea Ros, Belen Cuesta, Llum Barrera y Richard Collins-Moore, tuvo tanto éxito que en 2017 se estrenó una adaptación al cine con los mismos actores (salvo Anna Castillo en lugar de Ros).

El musical cuenta la historia de Maria y Susana, dos adolescentes en un campamento religioso en pleno monte segoviano. Tras una escapada para salir de fiesta, se quedan castigadas al cuidado de la hermana Milagros, una novicia con un corazón enorme, y la madre Bernarda, una monja tan seria como frikifan del Papa. Hasta ahí se trata de un argumento bastante manido a lo largo de los años, pero el giro viene cuando, por las noches, a María se le empieza a aparecer Dios cantándole canciones de Whitney Houston. Reconozco que contado así el argumento es poco convincente, pero es de esas cosas que ganan con el directo… incluso reconozco que la película a mí me dejó un poco fría (pese a ser totalmente fiel a la obra). No sé cómo explicarlo pero hay piezas que están hechas para ser disfrutadas en directo y no funcionan igual en otros formatos.

En nuestro caso pudimos disfrutar de Nerea Rodriguez (ex-OT), Lucía Gil (Disney Channel, Tu Cara Me Suena), Erika Bleda (Hair, Aladín), Mar Abascal (Burundanga) y Richard Collins-Moore (parte del reparto original). Además de 4 músicos en directo, que en estos tiempos de música enlatada para abaratar costes suenan a gloria. Tanto a nivel interpretativo como a nivel vocal estuvieron todas tan bien que me cuesta destacar a nadie por encima de las demás… pero de ser el caso, no puedo dejar de mencionar a Erika Bleda, que se ganó a la platea entera con ese acento malagueño y esa dulzura tan suya… además de su poderío vocal. Y es que no alcanzamos a comprender como Erika no es ya un nombre propio, de esos que escribes en mayusculas, en el teatro musical español porque desde luego talento para ello no le falta.

En conclusión, aún tenéis posibilidad de correr al teatro Olympia de Valencia a coger una de las poquísimas entradas que quedan disponibles para alegraros la tarde, la semana y el mes con esta mezcla tan peculiar que es LA LLAMADA.


Porque ya sabéis, la cultura es necesaria y, sobretodo, SEGURA.

LA OBRA DE ANTOINE.

En estos tiempos convulsos, con una pandemia que condiciona nuestro día a día y medidas que varían entre diferentes autonomías, es de agradecer cualquier compañía que tenga la valentía de sacar una producción en gira. Dicho esto, como el arte no es como las croquetas que te gustan lleven lo que lleven dentro, os he de reconocer que Antoine no me gustó.

El musical firmado y dirigido por Ignasi Vidal (a quien conoceréis por haber interpretado a Javert en la producción española de Les Mis o Bestia en la última producción de La Bella y La Bestia) sigue la fascinante vida de Antoine de Saint-Exupéry, el autor de El Principito. La música la firma el grupo Elefantes, siendo su cantante Shuarma el encargado de dar vida al Principito. El elenco lo cierran Javier Navares como Saint-Exupéry, Beatriz Ros (Consuelo), Alberto Vázquez, Marta Emes, Paula Moncada y Víctor Massán, entre otros. Todos ellos correctos a nivel vocal e interpretativo. Otros puntos a favor cabe destacar la originalidad de la idea, el vestuario y la escenografía.

Os estaréis preguntando entonces cuál fue el problema. Pues bien, por un lado no puedo negar que llegaba al teatro totalmente condicionada por haber visto antes el musical El Petit Príncep, firmado por Àngel Llàcer y Manu Guix, que año tras año revienta las taquillas catalanas (y que nos dejó enamoradas como podéis leer aquí). Mientras que EPP es un musical infantil que pueden disfrutar por igual los adultos, nos dio la impresión que Antoine no acaba de encontrar su hueco ni su público diana.

Por otro lado, aunque el concepto es muy interesante, nos falló quizás la ejecución al realizar los paralelismos entre los acontecimientos de la vida de Saint-Exupéry y las escenas del Principito pecando (en nuestra opinión) de ser demasiado obvios, reforzando los mensajes importantes que debe llevarse el espectador proyectándolos sobre la escenografía, cual presentación de Powerpoint con su diapositiva de conclusiones. Quienes nos sigáis desde hace tiempo ya me habréis leído críticas similares en otras ocasiones y es que esa actitud paternalista de dictarle al espectador cuáles son los mensajes importantes de la obra siempre me ha parecido que menosprecia la capacidad intelectual del espectador para sacar sus propias conclusiones. No obstante, como digo, esto son manías personales de cada uno.

Finalmente, pese a que la música es pegadiza, es un poco repetitiva y sales con la sensación de haber escuchado solamente cuatro canciones que se han repetido a lo largo de dos horas y, sin embargo, instantáneamente olvidables. De nuevo, es la comparación con El Petit Príncep que nos tuvo con las canciones en la cabeza toda la semana la causante de que la música me dejara tirando a fría.

Con todo esto no se trata de un mal musical, es una apuesta valiente que puede ganarse el corazón de otros espectadores (especialmente los fans de la música de Elefantes) pero que nos recuerda que crear un musical original de la nada no es tan fácil como parece y que ir a la estela de otro musical no siempre es sinónimo de éxito.

M.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: