Sugar… Sugar… Sugar, butter… Sugar… Sugar, butter, flour…

Ya sólo con oír esa frase en mi cabeza, esos tres ingredientes, se me escapa una sonrisa. Porque como dice la canción, solo hace falta probarlo para saber que es bueno.

Ayer estuve en el Adelphi Theatre, hogar de Waitress The Musical aquí en Londres,  y desde entonces me invade esa sensación de placer absoluto sólo alcanzable a través de determinados placeres de la vida, como es un buen musical. Seguir leyendo “IT ONLY TAKES A TASTE… OF WAITRESS!!”