Hay películas que son clásicos instantáneos. De esas que perduran en el tiempo y sobre las que cuando pasan los años puedes decir con orgullo “yo la vi cuando se estrenó en el cine”. El problema es que, a diferencia de lo que sucedía con el cine clásico, en las últimas décadas muy pocas son musicales. Desde 2001-2002 (años en que se estrenaron Moulin Rouge y Chicago, respectivamente) no ha habido ningún musical con tanto peso, por mucho que nos pese a los theatre nerds y adoremos algunas joyitas que nos han regalado por el camino (Sweeney Todd, Los Miserables, Once, The Last Five Years, Into The Woods…). Seguir leyendo “La La Land: La ciudad de las estrellas y los sueños”