Buscar

Bway in Spain

Etiqueta

west end

IT ONLY TAKES A TASTE… OF WAITRESS!!

Sugar… Sugar… Sugar, butter… Sugar… Sugar, butter, flour…

Ya sólo con oír esa frase en mi cabeza, esos tres ingredientes, se me escapa una sonrisa. Porque como dice la canción, solo hace falta probarlo para saber que es bueno.

Ayer estuve en el Adelphi Theatre, hogar de Waitress The Musical aquí en Londres,  y desde entonces me invade esa sensación de placer absoluto sólo alcanzable a través de determinados placeres de la vida, como es un buen musical. Seguir leyendo “IT ONLY TAKES A TASTE… OF WAITRESS!!”

Anuncios

DOWN ONCE MORE… CON GERÓNIMO RAUCH!

Hola gente! Siento haber estado un poco desaparecida últimamente, entre las Fallas y que mi portátil no parecía estar muy por la labor de dejarme escribir… en fin! Cuando este blog estaba prácticamente en pañales, tuvimos la suerte de que Gerónimo Rauch nos contestase unas preguntas antes de incorporarse como Valjean a la producción de Les Misérables del Queen’s Theatre de Londres. Cuando estuvimos este mes pasado por tierras inglesas decidí retomarlo donde lo habíamos dejado hace tres años para ver cómo le sentaba a uno de nuestros actores favoritos la vida allí… y la máscara del Fantasma de la Ópera

Para los que vayáis un poco perdidos, hace unos meses Gerónimo cambió las barricadas por las catacumbas de la ópera populaire de París. Así que un día en el que casi muero ahogada a la salida del metro de Londres o atravesada por uno de los cientos de paraguas que, con pocos resultados, intentaban combatir el diluvio que estaba cayendo, me dirigí al Her Majesty’s Theatre, donde Gerónimo me recibió en su camerino. Os dejo lo que me contó.


BiS: Cuando hablamos la vez anterior, estabas a punto de venirte a vivir a Londres. En estos 3 años, ¿Cómo te has adaptado a la vida aquí en Reino Unido?
GR: Bien, cuesta todavía acostumbrarse a la lluvia, a la falta de luz.. pero a todo lo demás es muy fácil adaptarse. La verdad es que está muy bien la vida acá. Se extraña mucho España, por supuesto, y quiero volver… pero mientras estoy acá estoy muy contento.
BiS: ¿Tienes algún rincón favorito de Londres?
GR: Al principio iba mucho a South Bank, porque me gustaba mucho. Después me aburrí un poco. Los parques, que me voy con mi hijo, hay muchos lindos parques: Regents, Finsbury Park… Los parques de Londres son una maravilla.
BiS: Estrenaste la paternidad ya aquí en Londres. ¿Cómo se lleva lo de niño pequeño y ocho shows semanales?
GR: Es un señorito, ya con dos años y medio casi, así que está más divertida la cosa ahora.
BiS: Ahora que ya corre y eso, ¿no?
GR: Sí, hay que estar entrenado. Pero bien, hay veces que no dormís nada, cuando está enfermito o cuando decide llorar toda la noche y esas cosas, pero por suerte se porta muy bien. Mi mujer se encarga de él por la mañana temprano, porque ella también madruga y yo me encargo de ir a buscarlo a la guardería y esas cosas. Así que, a veces duermo bien!
BiS: En la anterior entrevista estaban a punto de comenzar los JJOO. En todo este tiempo has vivido aquí los JJOO, el Diamond Jubilee de la Reina… De todos los acontecimientos que se han concentrado aquí en estos años, ¿qué es lo que más ilusión te ha hecho?
GR: La verdad es que, al estar trabajando, no los pude vivir como tal. Las Olimpiadas fueron algo muy interesante, muy lindo… pero estoy más entusiasmado con el mundial de rugby que va a ser en octubre, así que… jajajaja. La verdad que el Jubilee fue una linda celebración, me di cuenta lo patrióticos que son acá. Hay muchos, la gran mayoría, que respetan a la Reina como emblema, como símbolo y, me gusta que son muy tradicionales. Conservan la cultura y es todo un entretenimiento observar cómo van a ver las carreras, cómo van a ver jugar al cricket… Son de rituales y los respetan, no sé, conservan esa magia.
BiS: Has pasado de interpretar a Jean Valjean a interpretar al Fantasma, dos papeles con los que sueñan la mayoría de actores de teatro musical, y encima aquí en Londres. ¿Se nota la responsabilidad?
GR: Yo no siento responsabilidad o presión por estar haciendo los personajes que todo el mundo quiere, o sea, la presión me la pongo yo mismo por mi mismo, no por los demás. Estoy acostumbrado desde hace muchos años, ya ahí en España, que tengo que estar a un nivel constante y esa es nuestra gran disciplina, como todo artista de musical. Tenemos que cuidarnos mentalmente, físicamente, vocalmente también, como para estar cada vez que subamos al escenario en un nivel… y esa es la mayor presión.
BiS: ¿Te preparas de alguna forma concreta para interpretar al fantasma?
GR: No… A mi me gusta porque cuando me maquillan yo no me miro al espejo, por una cuestión que quizás estoy con el teléfono, quizás estoy conversando. Entonces, toda la transformación, por mas de que por momentos miro, intento no vivirla para, de repente, ya encontrarme con el fantasma. Quizás ese es un ritual tonto y estúpido mío… No me preparo vocalmente de una forma específica, quizás actoralmente sí: me empiezo a meter en la oscuridad ya desde que empieza el maquillaje.
BiS: ¿Se parecen en algo el Fantasma a Jean Valjean?
GR: En nada.
BiS: ¿Cuál es la mayor diferencia que notas al haber interpretado a ambos?
Gerónimo como Mary Sunshine en
la producción española de Chicago
GR: A mi como actor, lo que me apasiona del Fantasma es que no soy yo cuando me veo en el espejo, no soy yo cuando me ve el público, no ven a Gerónimo. Entonces, eso es como muy divertido y muy poderoso. Con Valjean, con Jesucristo, me veían a mi, era mi cara, era yo con un poco de barba.
BiS: Se hace raro verte sin barba, la verdad…
GR: Bueno, ya volverá algún día. Porque me gusta más con barba, jaja. Entonces eso es lo entretenido, por eso es tan diferente a todos. Es un personaje que se asemeja más a Mary Sunshine, porque yo estaba jugando y acá también, me permite jugar, escondido detrás de una máscara.
BiS: Respecto al maquillaje, ¿cuánto tardan en maquillarte?
GR: Depende quien lo haga! Entre 45 minutos y media hora. Se puede hacer muy rápido o muy relajado… según a la hora que me siente en el sillón.
BiS: Al ocupar el maquillaje y la máscara media cara sólo, a la hora de expresarte, ¿se hace raro o ayuda?
GR: No, lo que pasa es que todo el mundo se piensa que la dirección que toma el fantasma es un poco estereotipada pero lo que yo trabajo es con la verdad, la verdad absoluta del texto, no estoy haciendo un monstruo estereotipado. Entonces yo me olvido de la deformidad que tengo y yo creo que el fantasma también se olvida de la deformidad hasta que empieza a hablar de ella o hasta que recibe una reacción de Christine, que le recuerda que está deforme. No es un impedimento, lo que sí está bueno es que es como Jekyll & Hyde, según el lado que muestre al público es también la actitud con la que estoy actuando. Si te fijas en los detalles, la puesta en escena es así: cuando yo muestro mi perfil derecho es cuando estoy mal y cuando muestro el otro estoy bien.
BiS: ¿Y es cómodo de llevar?
GR: Sí. Al principio no. Lo que es incómodo es todo el proceso de pegar las prótesis… es horrible! Es una sensación de que te pasa una vaca la lengua por la cara. Ese es el momento que menos me gusta. Después ya cuando me empiezan a maquillar es como un mimo, hasta me quedo dormido muchas veces, porque te relaja. Pero la parte del lengüetazo de vaca es horrible.
Gerónimo durante Music Of The Night
BiS: ¿Qué canción es la que más te gusta del show?
GR: A mi me gusta mucho Point Of No Return por todo el tema de la pasión y todo, pero si me decís cuál es el desafío más grande de toda la función es Music Of The Night. Esa es una canción que si no la llevas al extremo y no recorres la historia como es no genera ningún interés, porque se repite la melodía todo el tiempo y lo que la hace muy interesante es la intensidad y cómo va de algo cristalino a algo poderoso, después vuelve a algo de locura también, mucha pasión… tiene mucho sexo en la canción y, entonces hay que hacer bien el recorrido para que el público se mantenga alerta.
BiS: Este personaje, la impresión que me da a mi como público es que nos deja un poco divididos: es un asesino y todo eso pero tiene su puntillo el Fantasma! Estás ahí con Christine que no sabes con quién quieres que se quede! ¿Tú eso cómo lo percibes desde el escenario?
GR: Jaja. Yo tengo que trabajar con… yo sé lo que pasa, como actor. Ya lo hice tantas veces encima. Entonces, yo tengo que trabajar con la esperanza del Fantasma. Que sea genuina. Es muy difícil eso porque yo sé lo que va a pasar. Cuanto más real sea su esperanza, su último suspiro de posibilidad de quedarse con Christine, más doloroso lo va a ver el público. Todos nos enamoramos y todos fuimos rechazados y el principal motivo por el que este tipo es un asesino es por el rechazo de su madre, como monstruo. Creo que el magnetismo que tiene esta obra es que todos estuvimos enamorados alguna vez de alguien que no… por más que quisiéramos nos ignoraba o no nos correspondía.
BiS: ¿Es diferente el público de aquí con respecto al público español?
GR: Sí, distinto. Son más reservados, no participan tanto… El público español es más interactivo, nosotros ya sabemos si estamos haciendo una buena función después de la primera canción. Pero porque los latinos necesitamos expresar las cosas. En cambio aquí son más reservados. El aplauso final es igual de intenso que en España o en Argentina o Latinoamérica, pero no te guías por su feedback durante la función, no sabes lo que está pasando. Solo nos damos cuenta de que hay público cuando alguien tose o enciende un celular, entendes? Y es maravilloso, porque la concentración está en la escena, en la historia. En realidad es por respeto, es como en la ópera que no interrumpen por respeto.
BiS: ¿Se nota aquí mucho la tradición de la gente de venir a los musicales?
GR: Muchísimo. A parte porque encima hay mucha gente que repite y repite, y repite, y repite, y se conoce la historia desde hace 28 años y vieron a todos los fantasmas… Pero sí, hay una cultura de musicales que es única y también tiene un gusto muy exigente porque están acostumbrados a ver cosas muy buenas.
BiS: Nos hemos dado cuenta de que aquí está más arraigado el fenómeno de ir a la Stage Door tras la función que en España.
GR: Bueno, no sé yo! Porque en España con Miserables pasó algo que no había pasado nunca, al menos a mi… y nos esperaba muchísima gente a la salida. Muchísima. Acá depende del día: normalmente la gente que viene por primera vez, o mucha gente que viene por primera vez se queda, los superfans se quedan… pero después las personas comunes que vienen a ver el show se van rápido a casa, como pasa con todo aquí en Londres.
BiS: De cara al futuro, ¿qué te queda?
GR: Yo vengo soñando hace mucho tiempo con un disco mío y tengo los dedos cruzados para que salga. No sé. Ahora, como digo siempre, empieza el “mercado de pases” como en el futbol… empezaré a audicionar para cosas y veré, pero mi prioridad es sacar un disco.
BiS: ¿Te veremos en algún momento de vuelta en España o ya el siguiente paso NY?
GR: Hay algo dando vueltas por España. No puedo confirmar nada todavía porque no lo cerré… pero sí, me invitaron a hacer algo en España… Precisamente en Barcelona y también algo en Madrid, son cosas separadas. Así que veremos que tal! Pero sería algo puntual, no sería mudarme de vuelta a España.

Muchísimas gracias, Gerónimo Rauch, por (de nuevo) ser tan simpático y amable al sufrir mis preguntas!! Estaremos pendientes a esos proyectos aquí en España.

Y a vosotros, que estáis leyendo: prometo que pronto tendréis el resto de artículos sobre todas las funciones que vimos en Londres y las entrevistas traducidas al inglés. Que paséis unas buenas vacaciones de Semana Santa! =)

M.

DESDE EL FOSO, CON ALFONSO CASADO

Como os estuvimos adelantando hace unos días, en Londres no sólo me dediqué a ver museos y patear la ciudad. También tuve la suerte de poder pasar un ratito con algunos de nuestros expatriados favoritos y, por fin, aquí tenéis la primera parte de lo que nos contaron.

Mi primera parada, como bien sabéis, fue Miss Saigon y allí me encontré con Alfonso Casado, a quien puede que recordéis de otros musicales como Los Miserables, La Bella Y La Bestia, Mamma Mia! y High School Musical (si es que ya hablo como en Los Simpsons…). Alfonso es el director musical de Miss Saigón, así que, un poquito antes de que empezase su jornada laboral estuvimos charlando con él y recorriendo algunos rincones del Prince Edward Theatre. Espero que disfrutéis tanto leyendo nuestra entrevista como yo charlando con él, porque es que Alfonso es un solete de chico!!

(Por cierto, esta entrevista la colgaré también en inglés en otro post separado, porque si lo ponía todo aquí os ibais a pensar que os estaba copiando la biblia!)


BiS: Cuál es la función del director musical?
AC: Básicamente son dos, una es la que haces todos los días, que es dirigir la función. Estás en contacto con el escenario y con la orquesta y tu trabajo es dirigir tanto a los músicos como a los actores en el momento de la función y luego, la otra gran función que quizás es la que ocupa gran parte del tiempo es el mantenimiento del espectáculo, que consiste en ensayar con los actores, sobretodo con todos los actores suplentes (porque aquí por cada personaje hay varios suplentes) para que estén todos bien listos cuando vayan a salir a escena. También se ensaya con los regulares y el elenco para asegurarse de que el nivel del show esté siempre igual. Se dan notas, en los calentamientos lo suelo hacer yo… Y cada cierto tiempo, salgo a ver la función, entonces, con el chico de sonido también trabajamos mucho para asegurarnos que el sonido del espectáculo sea el que debe ser. Se trabaja mucho también con la orquesta a nivel de suplentes, porque en Londres, por ejemplo, cada músico tiene muchos suplentes, entonces hay que hacer un seguimiento de cada suplente para que cuando venga sepa cuál es el estilo del show, cómo lo tocamos, para que le de el rollo que debe ser. Finalmente, trabajar con el fixer, que es el orchestra manager de la orquesta para asegurar también la calidad de la orquesta… En resumen, hay un trabajo que es dirigir la función cada día y luego otro mogollón de trabajo logístico cuya finalidad es que el nivel del espectáculo se mantenga intacto.
BiS: Cómo es tu relación con los músicos?
AC: Muy buena. Me costó un poco adaptarme al principio porque el carácter de la gente de aquí es muy diferente al nuestro y hasta que le pillas un poco cómo van y tal… Pero yo aquí me he sentido muy acogido y he hecho muy buenos amigos que los tengo todavía de Miserables, cuando empecé, y de aquí también. Muchos días libres quedamos para ir a tomar algo y por las noches nos juntamos en un pub gente de muchos musicales nos tomamos algo todos. O sea, que muy buen rollo.
BiS: Qué dificultades tiene la partitura de Miss Saigon?
AC: Básicamente yo diría que la convivencia de tantos estilos. Tiene una dificultad base, porque al ser un musical que está cantado de arriba abajo, desde el punto de vista de la dirección, hay momentos de la obra que tú puedes estructurar en tu cabeza como canciones cerradas y que son más fáciles de estructurar y hay otro mogollón de momentos, de los que en otros musicales son escenas habladas y que aquí son cantadas. Entonces, la música, al ser una música más incidental, es una textura que sirve de fondo para soportar lo que está pasando encima de la escena y muchas veces no tiene una estructura musical, que tenga sentido musical en tu cabeza. Es una estructura argumental, dramática… Entonces, ese cambio de lenguaje tan drástico lo tienes que dar en tu cabeza, tienes que decir “ok” te estoy contando una cosa en un estilo musical y ahora me vengo a contarte otra desde un punto de vista más dramático o teatral que musicalmente no tiene mucho sentido pero que al público le sirve. Ahí es donde está la dificultad más grande para el director.

BiS: Cuáles son los problemas a los que te puedes enfrentar tú en una noche dirigiendo?
AC: Principalmente es la combinación de personas. Como tanto los protagonistas como los músicos varían, tienes que estar completamente alerta porque si tienes un día un batería o un pianista o un trompa o un protagonista que es diferente, sus ritmos son diferentes y sus tempos, su dinámica… Entonces, tú tienes que estar muy alerta para que todo eso luego tenga sentido. No pretender imponer lo que hace el otro, sino que con lo que él hace, tú encontrar la manera.
BiS: Y has tenido algún momento que tú dijeras “tierra trágame”, la he liado?
AC: Yo cruzo los dedos pero de momento no lo he tenido aquí. Un día me acuerdo que hubo un poco de fallo con el helicóptero y de repente tuve que tocar la música de una manera completamente diferente para dar sentido a aquello. Fue como un fallo técnico pero que la alternativa era tirar el telón, así que dijimos: “obviamente no, hacemos aquí algo y lo sacamos”. Con otros musicales sí he tenido, que de repente, por problemas no míos sino técnicos, ves que no puedes hacer nada y lo que te queda es parar la función. Es incómodo con la gente, pero  aquí, en principio, no.
BiS: Tienes alguna manía a la hora de dirigir?
AC: No tengo manías. Eso sí, dirijo de memoria, porque me encuentro mucho más cómodo sin partitura. Es curioso, porque yo cuando tocaba el piano era imposible aprendérmelo de memoria y ahora, al dirigir, los últimos musicales que he hecho los he dirigido siempre de memoria. Desde Mamma Mia! o desde High School Musical ya, al principio era tocando y luego… pero no tengo manías. Sí tengo una pequeña manía y es que cuando me compro gemelos nuevos, si el día que hago la función con los gemelos nuevos hay algo que sale mal no los vuelvo a usar. Tengo como tres gemelos que me funcionan y tengo que, para el 25 aniversario, me compré unos que eran unos helicópteros y esos me los suelo poner los sábados por la noche o un día así que es un poco más especial, que me hace ilusión ponérmelos. Pero no tengo manías, tengo un par de batutas, porque a veces con la emoción alguna vez se me ha escapado alguna y tengo ahí de reserva, pero poco más.
BiS: Y algún ritual pre-función, algo que hagas siempre?
AC: No, ritual pre-función en ese sentido no. Sigo todos los días un orden: a una misma hora me cambio, siempre me suelo tomar un café antes para espabilarme un poco, pero no. En el calentamiento sí hablo con los actores por si hay algún problema que haya que arreglar o lo que sea, pero luego yo no suelo hacer tampoco rondas por el teatro para ver. Porque ya en el calentamiento nos vemos y, a no ser que tenga que hablar con alguien en concreto o con algún suplente… Si hay algún suplente sí que voy y miro con él, paso algún pasaje de la obra para asegurarme que está todo controlado, pero nada más.
BiS: Antes lo has comentado un poco pero, ¿qué diferencia hay entre trabajar aquí y en España?
AC: La mayor diferencia es que aquí se nota que formas parte de una industria que está rodando, ¿sabes?, de una industria musical que está muy establecida y que los mecanismos de funcionamiento están tan armados y tan rodados que hay cosas que no hay ni que preguntar. Mientras que en España, yo he tenido la suerte de trabajar para Stage, que es la más grande y quizás la que más se parezca a lo que se hace aquí, pero si te sales un poco de ahí entiendo que la manera de hacer teatro musical y de operar de algunos productores, actores y directores pues no es lo que se ve aquí. Entonces, en ese sentido es un poco diferente. La rutina aquí de trabajo está mucho más establecida y armada.
BiS: ¿Y con los horarios aquí? Porque nos ha sorprendido mucho que las matinées aquí, realmente, sean por la mañana!
AC: Sí, sí, a las dos y media. Ellos, sin embargo, se sorprenden de que nosotros hagamos funciones a las diez de la noche. No se lo explican. Dicen: ¿quién se mete en un teatro a las diez de la noche para salir a la una de la mañana?
Es cultura. Si te fijas todo se organiza por la comida, porque aquí a las dos y media ellos ya han comido hace una hora y media, nosotros a las diez de la noche acabamos de cenar, o incluso hay gente que cena a la una… Pero es por los horarios de los restaurantes, los horarios de las cocinas… ¡es por eso! Porque el teatro forma parte del entretenimiento, entonces, como parte de la cultura, de la luz, de la temperatura… todo influye y aquí tiene sentido que a las dos y media te vayas al teatro.
Por ejemplo, aquí, a lo mejor, a medio día se han comido un snack a la una para entrar al teatro,  incluso aquí en el teatro se toman un heladito o no sé qué y luego a las cinco y media, cuando salen, cenan (y cenan de verdad). Luego se van a casa, a las diez de la noche se toman un cup of tea de estos y a dormir. Tiene mucho que ver con la comida, curiosamente.
BiS: ¿Qué es lo que más te costó cuando te viniste a vivir aquí?
AC: Lo que más me costó yo creo que fue la falta de luz. No tanto el frío, sino el ver que en invierno a las tres de la tarde era de noche me hizo bastante daño. También la manera de socializar de aquí, que en Londres cuando quieres quedar con alguien tienes que planificarlo con un mes de antelación, o sea, tú no puedes quedar un domingo “oye, vamos a tomar una cervecita!”. Imposible. Porque ya esa persona probablemente tenga planes con otro desde hace un mes, que ha quedado en su casa, que tiene que coger un tren y que si ese fin de semana hay obras en la vía… Es todo así, para quedar con unos amigos tienes que quedar con un mes ¡y tardar dos horas en llegar a su casa! Entonces, esa manera de vivir y de socializar fue un poco complicada…
BiS: ¿Y lo de las persianas no lo llevas mal? Porque yo llevo dos días despertándome a las seis de la mañana…
AC: Ya… Yo, como estoy también acostumbrado a dormir a oscuras me busqué unas cosas que me pongo en la ventana y que no entra absolutamente nada de luz y duermo perfectamente, jeje.
BiS: ¿Qué es lo que más echas de menos de España?
AC: (Pensando) …Supongo que a la gente. Yo echo mucho de menos a mis amigos, echo mucho de menos, pues eso, lo que representa estar en España con los amigos. En lo laboral no echo de menos España. Aunque también te digo, yo cada vez estoy más feliz aquí. La calidad de vida que tengo aquí y mis amigos, mi casa… Además, España está tan cerca que viajo cada dos por tres. Pero es verdad que cuando voy, lo que más echo de menos, y lo que más hago, es quedar con gente, salir a la calle, a tapear, beber, comer… eso sí lo echo mucho de menos.
BiS: Y la comida?
AC: Yo con mis horarios como mucho fuera y, la verdad, es que aquí incluso comiendo fuera te apañas bien. Aquí lo que pasa es que no hay una comida… por supuesto no hay una comida española, esto de las tapas evidentemente no, pero tampoco hay una comida inglesa. Especialmente en el SOHO lo que más hay son japoneses, tailandeses, chinos y comida asiática… Yo tiro mucho de eso, de comida asiática, comida india… de los Prêt à Manger, que son como take awayspero bastante sanotes, en plan de ensalada y eso…
BiS: ¿Tienes algún rincón favorito de Londres?
AC: Tengo muchos. Me gusta mucho Southbank, ir a pasear por allí. Me gusta mucho Fitzrovia, que es un barrio que hay por Marylebone, que es todo esto que va desde Oxford Street hasta Regent’s Park, es un barrio súper chulo de restaurantes y todo esto. Me gusta Russell Square y la parte esta del British Museum, me gusta mucho caminar por ahí. La parte de Angel y Upper Street, Chapel Market, Borough Market… Me encanta el Menier Chocolate Factory cuando hacen cosas allí y puedo ir a verlas, me encanta. Me gusta mucho, también, la parte de Shoreditchy Spitafields Market, que es un mercado súper chulo, y los domingos hacen uno también en Brick Lane, todo de comida, genial. Hay muchos sitios en Londres así para ir… me encanta Covent Garden, lo que pasa es que todo eso es tan turístico que agobia, pero Carnaby Street para ir de compras me encanta. Hay muchos sitios.
BiS: ¿Qué se siente al haberte establecido aquí en Londres, ciudad referente de los musicales en Europa?
AC: Se siente bien, la verdad. Yo me siento ahora como dices, que siento que estoy establecido, que acabo una obra y empiezo otra y tengo ya en proyecto otra… Te  sientes ya parte del negocio y de la industria que te decía antes. Es verdad que hay mucha competencia, hay mucha gente, pero esto también consiste en que tú estés alerta y estés queriendo superarte. Yo, desde que he llegado, he aprendido muchísimo también de actores, de directores, de compañeros, de productores… de todos se aprende muchísimo y yo lo que intento es eso, aprender de todos como funciona e intentar estar superándome. A mi es una cosa que me apasiona bastante, el teatro y mi trabajo. Es muy, muy satisfactorio.
BiS: ¿Qué es lo que más ilusión te ha hecho de todos los acontecimientos que has vivido durante tu tiempo en Londres?
AC: El 25 aniversario de Miss Saigon, sin ninguna duda. Fue el día más especial, profesionalmente, de mi vida. Con Lea Salonga, con Jonathan Price, con todos… Lo que montamos aquí, ensayándolo… La reacción del público, la fiesta que hicimos después… Fue mejor que el opening night, para mi. El estreno fue muy especial, fue increíble, además luego Cameron [Mackintosh] nos llevó ahí a un sitio con fuegos artificiales y fue increíble. O sea, fue muy bien, pero la emoción del público de aquel día, del 25 aniversario, eso es algo que yo no he vivido en mi vida. Ese momento cuando Lea Salonga salió a escena, que en youtube lo han recortado y estuvo cinco minutos, cinco minutos, que yo no sabía ya que hacer y el público a oscuras, ella con un cenital (foco perpendicular), que tenía que empezar a cantar… Empezaba a cantar a capella y no podía, hasta que tuvo que gesticular y mandar a callar al público para poder empezar a cantar, eso fue increíble. Eso fue muy bonito.
BiS: El show ha ganado 9 WhatsOnStage Awards. ¿Qué es lo que más atrae de este espectáculo al público.
AC: Yo digo que, igual que con Los Miserables, lo que yo creo que más atrae al público es lo que siente cuando viene a ver esto. Es una historia súper pasional, con una música increíble y con una historia que conecta con todo el mundo, igual que Los Miserables. Encima, la puesta en escena ahora es tan impresionante y el teatro es tan guay, que la gente sale encantada, ¿sabes?. Es una experiencia de teatro inolvidable para todos y eso es lo que hace que la gente vuelva y vuelva y lo recomiende y le encante. Porque salen emocionados.
BiS: ¿Tenéis mucha gente de la que repite 15, 20 veces?
AC: Sí, sí. Muchísima. Y que nos esperan cada doblete ahí solo para saludarnos y que nos conocen a todos. Te siguen por instagram, por twitter y saben donde has estado, quien es tu primo y te lo cuentan… A ellos les apasiona eso y lo viven así, y nosotros en cierto modo nos debemos también a ese público, o sea que, mientras que no se pase a una barrera demasiado personal, está todo bien.
BiS: ¿Cuál es tu canción favorita de este show?
AC: De las que más disfruto dirigiendo es Movie In My Mind. Me encanta esa canción.
BiS: ¿Y solo para escucharla?
AC: I’ll give my life for you es muy bonita también, el solo de Kim.
BiS: ¿Planes de futuro? ¿Volverás a España?
AC: Volveré a España momentáneamente, porque voy a hacer unos conciertos que todavía no están anunciados… En  principio tenemos un proyecto muy bonito que vamos a hacer en Barcelona para Navidad. Volveré a España en verano a montar Los Miserables de nuevo, que voy como supervisor, y luego tengo también planes aquí en Londres para el otoño también, que me cambio de musical. Tampoco está confirmado pero, en principio, voy a hacer otro musical grande aquí. No me apetece dejar Miss Saigon, porque estoy muy contento, pero me han ofrecido esto y es una oportunidad y, en principio, vamos a hacerlo.


M.

The Heat Was On In SAIGON!! Y en el West End!


Hello dearies!! Ay! que se me va! Si es que esto es como lo de mirar a ambos lados varias veces antes de cruzar una calle, se te acaba pegando. Ya estoy de vuelta de las tierras del té con pastas, el fish&chips y Su Majestad. Han sido 10 días fantásticos en los que, como sabéis los que nos seguís también en twitter, además de recorrer Londres de arriba a abajo y de izquierda a derecha, he aprovechado para ponerme al día con algunos musicales del West End que llevaban ya demasiado tiempo sonando en mis auriculares sin que los hubiera visto en directo.


El primero de la semana fue MISS SAIGON. Y es que nadie puede negar que este es su año: después de aterrizar de nuevo en Londres tras años de ausencia, celebrar su cuarto de siglo de historia y arrasar en los premios WhatsOnStage, está claro que éste es el musical de moda en Londres… así que era el número 1 de nuestra lista. He de reconocer que no estaba demasiado familiarizada con el argumento ni con la música, cosa que no me suele ocurrir demasiado a menudo pero que, en este caso no quise remediar antes de entrar a verlo. Sólo conocía dos canciones y quería que el resto me sorprendiera… Desde el primer minuto me sentí cautivada por la música, el toque oriental, el ambiente de decadencia y depravación de los bajos fondos de Saigón. Entre los actores hay que destacar la interpretación de Jon Jon Briones, que se mete al público completamente en el bolsillo como The Engineer, y la voz de Eva Noblezada, la joven americana brilla como Kim, con una voz que no tiene nada que envidiar a la de Lea Salonga. Realmente, todos los actores muestran un nivel increíble: Alistair Brammer, Tamsin Carroll, Hugh Maynard… Es muy difícil encontrar una producción en la que todos los actores presenten un nivel tan alto, sin que ninguno se quede por debajo, y esta lo tiene.


En cuanto a la historia, para los que no sepáis muy bien de que trata, es un drama basado en hechos reales no demasiado lejanos: el paso del ejército americano por Vietnam. Esta guerra, tan conocida y reproducida en múltiples películas no sólo dejó destrucción de la zona y el concepto del síndrome de estrés post-traumático entre los veteranos americanos, sino que además dejó miles de niños mestizos, rechazados por la sociedad por ser hijos de soldados americanos con nativas. Conocidos como bụi đời o polvo de la vida en este musical, el término oficial es Amerasian, y presentan uno de los momentos más desgarradores del musical, en la canción brillantemente interpretada por Hugh Maynard. Otro de los momentazos del musical es el aterrizaje del helicóptero, que deja boquiabierto (y un poco despeinado) al público… incluso sabiendo qué va a suceder impresiona.


Tras el musical, nos quedamos a despedirnos de Alfonso Casado, el director musical de Miss Saigon, a quien había estado entrevistando antes del musical (entrevista que espero podáis leer dentro de poco). El fenómeno de las Stage Doors o esperar a los actores para pedirles fotos o autógrafos al final del musical es un mundo en cada país y en cada teatro, pero tengo que reconocer que nunca había vivido en primera persona nada parecido… supongo que aquí también se juntaron dos factores clave: “nuevo musical con el reparto original” y “asiáticos”. Habían unos 10 adolescentes asiáticos pidiendo fotos a cualquiera que saliera por aquella puerta, literalmente, y dando saltitos de emoción cuando era uno de los principales. Todo un espectáculo en si mismo. No lo critico. Ver a gente que lo vive tanto debe ser un subidón tremendo para los actores, así que… bravo por ellos!

Como véis, fue un buen comienzo para una fantástica semana, así que estad atentos al blog en los próximos días, os esperan entrevistas, The Book of Mormon, Matilda, Phantom of the Opera… Hasta entonces!!

M.

Sneak Peek de Miss Saigon

Os dejamos el trailer de la producción del West End de Miss Saigon, con dirección de Alfonso Casado y protagonizado por Alistair Brammer (recuerda su entrevista aquí) y Eva Noblezada.


No me digáis que no pinta muy, pero que muy bien!!

DANIEL ANGLÈS CANTARÁ EN EL CONCIERTO DE JULIE ATHERTON!!


Podemos decirlo más alto, pero no más claro…. y estamos encantadas!!!

El actor, cantante y director catalán actuará como invitado en el concierto que dará Julie Atherton (Avenue Q, Sister Act) en el St. James Theatre de Londres. Atherton cantará una selección de sus nuevas canciones y otros clásicos favoritos del público en dos conciertos con otros artistas invitados, entre ellos, DANIEL ANGLÈS.

Anglès,  que no para, ahora está dirigiendo la nueva gira de Los Miserables y la nueva producción francesa de La Belle Et La Bête. Podéis re-leer su artículo para BwayInSpain, en el que nos ayudó a entender la evolución del mundo de los musicales en España, aquí.

Aún no sabemos quién más acompañará a Daniel en ese concierto, pero seguro que será todo un evento, un #must si lleváis idea de pasar el puente de la Inmaculada en Londres. Para entradas y más información: http://www.stjamestheatre.co.uk/events/julie-atherton-all-i-want-for-christmas-is-an-audience/

….Porque todo lo que le pide Atherton a la Navidad es… un público. 

EL FACTOR… MUSICAL


Hola gente!

Ya sé que os tenía un poco abandonados en estas últimas semanas. Hace unas semanas me llamó la atención un vídeo que iba rondando por la red. En él salía la actriz de Broadway Rachel Potter, dejando de piedra al jurado del programa americano The X Factor. Días después, me encontré con un fragmento en el que una chica cantaba “Think Of Me” de Phantom Of The Opera en el español La Voz. Hace tiempo que dejé de seguir ese tipo de programas, los talent shows, mucho ha llovido desde que nos sorprendiera y enganchase ese primer Operación Triunfo allá por 2001, pero no pude dejar de pararme a pensar la estrecha relación que une este tipo de programas y el mundo de los musicales.
Aunque la actuación de la chica de La Voz, Estíbaliz, no me mató especialmente cuando la vi… quizás porque tengo demasiado grabada en la memoria la voz de Sierra Boggess en el concierto del 25º Aniversario. No sé. Lo que más me llamó la atención en ese momento es lo “poco exacta” que era la información sobre la canción, no sólo porque introdujeron el fragmento (los últimos segundos de la canción) como momentos divertidos, sino porque en la propia web de telecinco dicen que se trata de la canción de la película -que es como referirte a Harry Potter por las películas en lugar de los libros de J.K. Rowling, por poner un ejemplo-.

http://www.telecinco.es/video/video-embed.html?contentId=MDSVID20130916_0155&width=300&height=169&showTitle=1&showSummary=1

Y no es que se trate de algo nuevo esta relación entre los programas de este estilo y los musicales, tanto en nuestro país como fuera. Muchos han sido los concursantes que, tras su paso por uno de estos programas han encontrado su sitio sobre los escenarios, alguno de los ejemplos que antes me vienen a la cabeza serían Edurne o Naím Thomas
También ocurre el caso contrario, actores de musicales que deciden probar suerte en este tipo de programas, algunos de ellos pasando desapercibidos (a veces injustamente) y otros dejando boquiabiertos al público y jurado con su técnica vocal, eso sí, la mayoría de ellos sin que conozcamos siquiera su pasado en el showbiz. Algunos ejemplos son:



Sasha Allen (Hair)



Adam Lambert (Wicked US Tour)


Damaris Martinez (El Rey Leon) -Lo siento, no he encontrado ningún video del programa-


Paco Arrojo (Los Miserables)


Alex Forriols (The Hole, HNMPL)


Sin embargo, no acaba con este baile de cantantes y actores la relación entre estos dos tipos de espectáculo, puesto que ya han sido varios los programas que se han usado a modo de casting para elegir al protagonista de un musical..  Éstos sí que con diverso resultado, o sino que le pregunten a Juan Pablo Di Pace :P, que no he conseguido encontrar ni siquiera un video en Youtube para enseñaros.


Aunque aquí no cuajara este formato, tanto en Estados Unidos como en Reino Unido tuvieron un poco más de éxito, utilizándolo el mismísimo Andrew Lloyd Webber en varias ocasiones, fue del que salió Samantha Barks (que pese a no ganar tampoco le ha ido demasiado mal, no creéis?), pero que acabó cancelándose en su tercera edición por sus malos resultados de audiencia. Y sí, ALW está sentado en un trono… 


Samantha Barks (Les Miserables)



Danielle Hope (Les Miserables)


Ashley Spencer-Jordan (Rock Of Ages) -efectivamente, se casó con Jeremy Jordan el año pasado…-
y Laura Osnes (Cinderella y Bonnie&Clyde) salieron de este reality para elegir a la mejor Sandy.


Además de estos castings-reality, recientemente pudimos conocer que Simon Cowell, el mismísimo hombre detrás de X Factor, había co-producido un musical que llegará al West End londinense el próximo mes de febrero parodiando su programa, donde nos meteremos tras los micrófonos y bajo las mesas de los jueces para conocer la “auténtica” historia tras X Factor. Os dejo “I Can’t Sing” (No Sé Cantar), la curiosa canción que da título al musical… tendremos que esperar a febrero para ver más de este nuevo cruce entre estos dos mundos, pero estoy convencida de que no es lo último que oímos.


M.

FALLING SLOWLY FOR DECLAN BENNETT

Once fue el musical de moda la temporada pasada en Nueva York, arrasando en los premios Tony y con una gran acogida por parte de la crítica. Tras una exitosa temporada ha cruzado el charco para estrenarse en el West End londinense con un nuevo reparto. Los personajes principales, Guy y Girl, son interpretados en esta ocasión por DECLAN BENNETT (Taboo, Rent, American Idiot) y ZRINKA CVITESIC.

Hemos tenido la suerte de que el mismísimo Declan Bennett nos haya podido dedicar un rato y muy amablemente nos haya contestado unas preguntas para que lo podamos conocer mejor.

Si queréis ver más cosas de Declan, pasad por la sección de #bwayCRUSHES. Espero que os guste!!

M.
[THE ORIGINAL INTERVIEW IN ENGLISH IS RIGHT BELOW THE SPANISH TRANSLATION]


BiS: Empezaste tu carrera como parte de una banda, ¿siempre supiste que te querías dedicar a la música? ¿Cuándo decidiste que querías actuar?


DB: Siempre he querido trabajar en la música, desde que estaba en el colegio. También he sido fan del teatro desde siempre pero mi carrera musical despegó antes. Cuando salí de la banda, seguí haciendo música pero me ofrecieron un papel en Taboo, lo que inició mi carrera en el teatro.


BiS: Más tarde, en 2002, interpretaste el papel de Guru Dazzle en Taboo y después pasaste a interpretar el papel de Billy. ¿Cómo es la progresión de formar parte del reparto a protagonizar un musical nominado a varios premios Olivier?


DB: Fue genial. Me encantó mi viaje con Taboo. Me ayudó a volver a despertar mi amor por el teatro mientras mantenía vivo mi amor por la música, ya que el espectáculo estaba basado en un artista tan conocido. Boy George y yo conectamos profundamente a través de nuestro amor por la música y hemos seguido trabajando juntos después de que la producción se terminara. Era un gran espectáculo y tuvimos un gran temporada.

BiS: También has interpretado a Roger en Rent, tanto en la gira por Estados Unidos como en Broadway al acabar esta. ¿Es muy diferente formar parte de una compañía de gira por Inglaterra y Estados unidos?¿Qué recuerdas de aquella época?
DB: Reino Unido y Estados Unidos son lugares muy diferentes y una gira por EEUU se siente mucho más grande geográficamente. La gira por EEUU de RENT fue un enorme punto de inflexión en mi vida, estar fuera de casa y recorriendo este nuevo país del que me enamoré y acabé fijando allí mi residencia permanente. Solamente experimenté una gira corta, de unos pocos meses en Reino Unido con Taboo y viajábamos sobre una hora o dos para  llegar a cada ciudad, mientras que en EEUU viajábamos alrededor de quince o dieciséis horas para llegar a un nuevo destino.
BiS: En 2010 pudimos verte junto a John Gallagher Jr., Michael Esper (entre otros) en American Idiot en Broadway. ¿Cómo es compartir escenario con alguien como Billie Joe Armstrong [GreenDay]?¿Puedes contarnos alguna anécdota de aquella época?
DB: Fue una pasada. De nuevo, me sentí muy afortunado de formar parte de una pieza teatral tan monumental y cuando Billy decidió que quería formar parte del espectáculo fue un momento genial. Él es un gran intérprete y una vez nos liamos en el escenario. Jaja.
BiS: Por aquella época lanzaste tu último álbum “Record:BREAKUP”, con la colaboración de alguno de tus compañeros. ¿Cómo surgió la idea? ¿Qué nos puedes contar de este álbum?
DB: El disco fue diseñado como un álbum conceptual siguiendo las últimas semanas de una relación. Lo hice de tal forma que el álbum entero tiene huecos muy pequeños entre canciones. Fue hecho para escucharlo como una pieza completa más que como 12 canciones separadas. Record: BREAKUP es un guiño a esta relación que rompió todos los récords y después fue “grabada”.
BiS: Ahora mismo estás protagonizando el musical ONCE, ganador de varios premios Tony, en Londres. ¿Habías visto la película o la producción de broadway antes de involucrarte en el proyecto? ¿Qué pensaste al verlo?
DB: He visto ambos y soy un gran fan de los dos. La versión teatral halaga a la película de forma brillante manteniendo su propia esencia. Pero es la música la que realmente conduce ambas piezas. Además, soy un enorme fan de Glen Hansard.
BiS: Hoy en día, parece que si un espectáculo no tiene unos grandes e innovadores efectos especiales o coreografías espectaculares no puede triunfar. Sin embargo, Once ganó 8 premios Tony y tuvo una gran acogida entre la crítica. ¿Cuál dirías que es su secreto?¿Qué es lo que crees que más atrae de la historia?
DB: Su simplicidad es su secreto. Once no intenta ser nada de lo que no es. Es sutíl, tranquilo y honesto, y no adorna innecesariamente. Es una simple historia con la que se puede identificar la mayoría de la gente. Es el poder de la música y los sentimientos de desesperación y amor son las cosas que nos conmueven a todos.
BiS: ¿Qué nos puedes contar de Guy (Chico)? ¿En qué os parecéis?
DB: Definitivamente he experimentado sentimientos de desesperanza y sentir que no estás siendo escuchado. Es un mundo duro y todo músico quiere encontrar su público, con lo que me puedo identificar completamente. También he encontrado momentos en los que tu música y tu creatividad te eleva a lugares increíbles y sientes que es lo único para lo que estás aquí.
BiS: Acabáis de estrenar en el Phoenix Theatre de Londres. ¿Cómo está siendo la recepción por ahora?
DB: Las audiencias aquí están siendo increíbles y muy entregadas. Cada noche ha sido genial ver al público tan abierto a esta pieza.
BiS: ¿Cómo fue la noche del estreno?
DB: Genial. Intensa. Con muchos nervios. Ebria.
BiS: Y, finalmente, ¿qué papeles quedan todavía en tu lista de deseos?¿De qué espectáculo te gustaría formar parte?
DB: Soy tan afortunado que he tachado todos los cuadros en mi lista de deseos 😉



IN ENGLISH

Once was the top musical of the past season on broadway, beating every other show at the Tony awards and with a great critical acclaim. After a successful first year on broadway they’ve crossed the pond to open on the West End with a new cast. Starring as Guy and Girl are DECLAN BENNETT and ZRINCA CVITESIC.

We’ve had the great luck of having the very same Declan Bennett to kindly answer some of our questions so that we can know him a little better.

Hope you like it!!


BiS: You first started your career as part of a boyband, did you always know you wanted to do music? When did you decide you wanted to go into acting?


DB: I always wanted to work in music since I was at school. I was always a fan of theatre too but my music career took off first. When I left the band I carried on making music but was offered a role in Taboo which kicked off my theatre career.


BiS: Later, in 2002, you originated the role of Guru Dazzle in Taboo and then took over the role of Billy. How is the progression from being an ensemble member to starring an Olivier-nominated show?


DB: It was great. I loved my journey with Taboo. It helped reawaken my love for theatre whilst keeping my love for music alive because the show was based on such a famous artist. Me and Boy George connected deeply through our love of music and have continued to work with each other since Taboo closed. It was a great show and we had a great run.

BiS: You’ve also played Roger in Rent, both in the US National Tour and on Broadway afterwards. Is it very different being part of a touring company in UK and US? What do you recall from that time?
DB: The UK and US are very different places and a US tour feels much bigger geographically, naturally because its such a big place. The US tour of RENT was a massive turning point in my life, being away from home and touring this new country that I fell in love with and ended up basing myself there permanently. I’ve only experienced a short few month tour in the UK with taboo and we would travel a hour or 2 at a time to each city. In the US we would travel for 15/16 hours to get to each new city.
BiS: In 2010 we got to see you alongside John Gallagher Jr., Michael Esper (among others) in American Idiot on Broadway. How is it sharing the stage with someone like Billie Joe Armstrong? Can you tell us any anecdote from that time?
DB: It was awesome. Again, I felt very lucky to be part of such a monumental piece of theatre and when Billy decided he wanted to be a part of the show it was such a great moment. He’s an incredible performer and we made out on stage once. Haha.
BiS: During your time there you released your last album “Record:BREAKUP”, with the collaboration of some if your castmates. How did you come up with the idea? What can you tell us about this album?  -I must admit Love Wins and Freer are two of the most played songs on my iPod-
DB: The album was designed to be a concept album charting the final few weeks of a relationship. I made it in such a way that the whole album had very few gaps between songs so it was made to be listened to as one whole piece rather than 12 separate songs.  record:BREAKUP is a nod to this relationship being one that broke all the records and then being ‘recorded’.
BiS: Right now you’re starring the Tony-winning musical ONCE in London. Had you seen the movie or the Broadway version before being involved in the production? If so, what did you think of it?
DB: I’ve seen both and am a huge fan of both. The stage version compliments the movie so brilliantly whilst taking on it own soul but the music really drives both pieces and I am a massive fan of Glen Hansard.
BiS: Nowadays, it may seem that if a show doesn’t have big innovative special effects or spectacular choreographies it won’t have a chance to success, yet this show won 8 Tony awards and had a great critical acclaim. What would you say it’s its secret? Once is a story of heartbreak, what do you think is most appealing about the story?
DB: Its simplicity is its secret. Once doesn’t try and be anything it isn’t. It’s subtle and quiet and honest and doesn’t embellish unnecessarily. It’s a simple story that most people can identify with. The power of music and the feelings of despair and love are things that have touched all of us.
BiS: What can you tell us about Guy?  In which traits is he more similar to you?
DB: I’ve definitely experienced feelings of despair at not feeling like you are being heard. It’s a tough world and every musician just wants to find his audience which I can completely identify with. And I’ve also encountered moments where your music and creativity elevates you into incredible places and you feel like there is nothing else you are here to do.
BiS: You just opened at the Phoenix Theatre in London. How has the reception been so far? Is it very different the English audience from the American?
DB: The audiences here have been amazing and very giving. Every night has been great to see audiences be so open to this piece. 
BiS: How was the opening night?
DB: Great. Intense. Nerve wracking. Drunk.
BiS: And finally, which roles still remain on your wishlist? Which show would you love to be a part of?
DB: I am blessed to have ticked all the boxes on my wishlist 😉

LONDON CALLING (PART 2)

Ya sabéis que estuvimos en Londres, por supuesto no podíamos volver sin visitar algún teatro del West End… así que vimos GHOST antes de que cerrase este próximo viernes para dejar paso a VIVA FOREVER (el musical de las Spice Girls -ugh!-).

Lo dejaré claro, GHOST nunca hubiera llegado a ser un clásico intemporal de esos que vuelven periódicamente o hacen giras que se alargan hacia el infinito, no obstante, tampoco me parece justo que 1 año y pico de duración sirva para medirlo…

Que te guste este musical es tan sencillo como plantearte: ¿¿te gustó la película??… porque han cogido los diálogos y los han metido en canciones… Entonces claro, sí, las letras de las canciones son una cursilada.. pero es tan romántico como la película y a mí esas 2 horas se me pasaron volando.

Por otro lado, está el factor efectos especiales, que he de admitir era de lo que más me atraía de este musical.. cómo iban a hacer delante de mis narices que un tío de carne y hueso atravesara una puerta o se desvaneciera sin que quedara cutre… y bueno, la verdad es que quedaba muy bien!!

Finalmente comentar que me encantaron los actores. Tres de los protagonistas eran todavía del reparto original que estrenó en el Picadilly Theatre: Sharon D Clarke (Oda Mae Brown), Andrew Langtree (Carl Bruner) y Ivan de Freitas (Willie Lopez). Todos ellos espectaculares, aunque tengo que destacar a Sharon D Clarke, que eclipsa al resto llevándose en todo momento las mayores ovaciones.

Por otro lado estaban los nuevos Molly y Sam (Siobhan Dillon y Mark Evans)… sobre ellos no estaba demasiado segura, ya que tenía muy oído el CD y Cassie Levy es mucha Cassie… sin embargo, ambos me sorprendieron muy gratamente.


Como ya dudo que muchos lleguéis a Londres para despedir GHOST, os dejo una pequeña muestra del musical,  unos saludos que grabamos en la puerta y una recomendación: no perdáis de vista a Mark Evans, que ya se hizo una “fanbase” interpretando a Fiyero en Wicked y no creo que esto sea lo último suyo que veamos.

Mark Evans

Ivan de Freitas & Andrew Langtree
M.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑