Buscar

Bway in Spain

Categoría

entrevista

Conociendo a Ricky Merino, Sam en GHOST.

El musical GHOST se despide hoy de Valencia tras cosechar un mes de éxitos y ya calientan motores para retomar la gira. No obstante, nosotras tenemos una sorpresa más, y es que hace unos días pudimos pararnos a charlar con el cantante y actor Ricky Merino, que interpreta el papel de Sam. Muchos seguiríais sus comienzos en Operación Triunfo, pero… ¿sabéis realmente quién es Ricky Merino?

BIS: Empezando por los comienzos… ¿cuándo decidiste ser actor?

RM: Decidí que lo tenía claro al acabar la ESO. Yo en 4° de ESO tuve una asignatura de arte dramático y en las notas de final de evaluación la profesora puso que tenía mucha sensibilidad para las artes escénicas, y que ella recomendaba que estudiara teatro artístico, y me acuerdo de eso me gustó y me animó. Le comenté a mi padre de estudiar arte dramático, lo cual él se negó, y me licencié en comunicación audiovisual. Fue más tarde que estudié yo formación privada junto a mi carrera. Pero en ese momento, me acuerdo que lo tuve como muy claro.

BiS: Ya vimos cómo interpretaste la canción One Song Glory, del musical Rent durante tu paso por la Academia. ¿Qué le aporta a Ricky Merino el teatro musical?

RM: Realmente a mi me ha aportado todo. Mi mayor formación fue a raíz de RENT que fue el primer proyecto de teatro musical en el que me metí. A raíz de RENT conocí a todo mi entorno de amigos que me ha dado el teatro musical y luego aparte mi formación más especializada. Porque a partir de ahí fue cuando empecé a Mallorca a tomar conciencia de la necesidad de formarme, y empecé a tomar muchas clases con muchos profesionales de musical. Y me ha aportado mucha satisfacción personal. Luego he hecho muchas cosas en mi vida, he tenido la suerte de trabajar en la televisión, con mi proyecto discográfico, pero en el teatro musical es donde más satisfecho me he sentido. Entonces te diría que es donde más valorado me siento.

BiS: Has participado en otros musicales de diferentes formatos, ¿qué tiene Ghost que no tiene los otros que has hecho hasta la fecha?

RM: Bueno, Ghost realmente es mi primer musical de gran formato en la Gran Vía de Madrid. Entonces ha supuesto el cumplir un sueño. Yo hacía teatro musical y trabajaba solo en provincias, que no es por desmerecer el teatro en provincias, hay muy buen teatro aquí. Hacía muchos castings de Madrid, muchos, muchos, muchos y soñaba con estar en algún momento en Gran Vía, en un gran formato. Todavía a día de hoy me cuesta creerlo, que mi cara estaba ahí en una fachada de la Gran Vía… yo recuerdo que pasaba hace años por ahí y miraba los carteles de Mamma Mia, Los Miserables… verme ahí ha sido un sueño. 

BiS: ¿Habías visto ya el musical antes de participar en el proyecto?

RM: El formato de Madrid no. Me gustaba el musical, es uno de mis musicales favoritos, porque había escuchado mucho el musical del West End. 

BiS: ¿Llegaste a verlo en Londres?

RM: La vi pirata en Youtube… (risas)

BiS: Eso lo hemos hecho todos (risas).

RM: Así que sí, lo he visto, pero de esa manera que no es lo mismo. Y me encantó, se ha convertido en uno de mis musicales favoritos. Cuando vi las audiciones de Ghost en España me hizo mucha ilusión.

BiS: ¿Cuál es tu canción favorita del musical?

RM: Pues yo creo que es Unchained Melody/The Love Inside al final, es muy cortito y lo cantamos Molly y yo, Cristina Llorente y yo. Y es muy íntimo porque lo hacemos a dos voces. Dura muy poquito, es el reencuentro de los dos personajes… es muy emotivo. 

BiS: Últimamente, algunas películas de los 90 que han resucitado en forma de musical parecen que no han envejecido bien. Incluso ha habido ahora mucha crítica con La Señora Doubtfire en Broadway, ¿por qué crees que Ghost sí ha envejecido bien? ¿Qué es lo que tiene que hace que no pierda su encanto?

RM: Que es una historia de amor universal, yo creo que eso no envejece. Una historia de amor clásico. En cualquier novela encontramos ese viaje del héroe, que es este personaje que tenía que luchar y pasar por muchas fases para conseguir el propósito de, digamos, encontrar el amor de su vida. Al final toda historia del amor es muy reconocible y el público se siente muy identificado y yo creo que por eso Ghost no ha envejecido mal. Evidentemente todo está ambientado en los años 90, y a mí por ejemplo me choca que por ejemplo el personaje que estoy interpretando está dentro de mi rango de edad, pero tiene un matiz muy adulto. Sam es un ejecutivo de la banca de Wall Street, y en los 90 mi padre cuando tenía mi edad, ya parecía un señor. Eso me choca, nosotros me da la sensación de que maduramos un poco más tarde, pero por lo demás la historia es una historia de amor de esas que todo el mundo se siente identificado. 

BiS: ¿Da reparo, da respeto meterse en los zapatos metafóricos de Patrick Swayze?

RM: Sí. Sí que da respeto porque la gente quiere ver a Patrick Swayze y a Demi Moore. La gente que viene quiere ver la película. Lo bueno de la función que hacemos es que es muy fiel. Yo vi la película antes de empezar los ensayos, para fijarme en la propuesta de Patrick Swayze, para que me surgiera lo que hacía él. Dejé de hacerlo porque me gusta aportar al personaje algo más visceral y más natural, desde mí, y aun así lo he conseguido porque hay gente que me escribe y me dice he visto que han visto a Patrick Swayze y a Demi Moore. Igual no es el objetivo porque no busco ser un calco de él, pero sí que se siente la presión. 

BiS: A mi me pasó, después de verlo en Londres, como los diálogos eran tan parecidos, me parecía que a la película le faltaban las canciones…

RM: Nosotros hacemos el montaje que se hizo en Italia y creo que en Australia y es un montaje aún más teatral, que se parece todavía más a la peli. 

BiS: Desde el punto de vista del actor, ¿son muy difíciles los trucos de ilusionismo que hacéis? 

RM: No son difíciles, es más coreográfico, es difícil la coreografía. Por ejemplo, hay una escena que ocurre en el metro, que todo es muy coreográfico, es decir no pueden fallar lo que son las piezas del puzle, yo me muevo aquí, yo hago esto… todos llevamos un ritmo. Incluso en la parte de Oda Mae en el que atraviesa su cuerpo el fantasma de Orlando, es más mecánico de coreografía, pero el truco en sí no es complicado. Pero lo que es complicado, que todo, todo, ocurra bien, es decir, que el black out y las luces en ese momento ocurran bien, que los movimientos ocurran bien… eso es lo complicado. Los elementos que conforman el truco. Pero el truco en sí, no.

BiS: ¿Habéis tenido alguna liada de estas de en alguna función de estas cosas que siempre pasan, que falla X cosa y os quedáis todos ahí un poco “tierra trágame”?

RM: Yo tengo que hacer volar algunos periódicos, y a veces no vuelan. Yo hago el movimiento como que los quiero mover y a veces no han volado. Pero bueno, yo le pongo intención y ya está.

BiS: ¿Qué es lo que más te gusta interpretar a Sam?

RM: Es muy diferente a mí. Y me gusta convertirme en otra persona. Eso es un lujo del actor, que sales de tu vida y de tu mundo para convertirte en alguien durante unas horas, y eso mismo me lo permite este musical. Me gusta que sea mucho más adulto que yo, mucho más responsable que yo. Es mucho más romántico. Eso es muy diferente. Me gusta salir de mi zona de confort y Sam me lo permite. 

BiS: ¿Qué tal ha sido el recibimiento en Valencia? 

RM: Pues súper, súper bien. Y eso que Valencia, considero que, ha sido el teatro donde más hemos tenido que adaptar el montaje.

BiS: Es que el Olympia es muy pequeño y tiene el espacio entre cajas minúsculo. 

RM: Es súper pequeño. El equipo técnico ha hecho un trabajo bestial para poderlo adaptar. Llevaban toda la semana haciéndolo, nosotros llegamos el viernes, y estuvimos todo el día viendo cómo adaptarlo, y era complicado y todo parecía indicar que el sábado iba a ser un desastre. Pero no lo fue. Yo te voy a decir que creo que fue una de mis actuaciones favoritas, me gustó mucho. Me gustó mucho el público, estaba muy entregado y salió muy muy bien.

No os perdáis el musical Ghost cuando pase por vuestra ciudad. Podéis consultar las próximas fechas y ciudades en su web

M.

El tiempo entre costuras, ¡ahora en musical!

¿Te enamoraste del libro de María Dueñas?, ¿te enganchaste a la serie cual señora a su telenovela? o ¿no conoces la historia de Sira? Sea como sea, El tiempo entre costuras vuelve, y esta vez lo hace en formato musical.

Este finde tuvo lugar la presentación de este nuevo proyecto en el Colegio de Arte Mayor de la Seda, un lugar perfecto y acorde con la historia. Contamos con la presencia de Dario Regattieri, productor de la obra, y María Dueñas, la escritora del libro, la cual tuvimos la suerte de entrevistar (si quieres saber lo que nos dijo, sigue leyendo).

Nos contaron que están muy ilusionados con este musical (y nosotras también lo estamos). Ha sido un gran reto adaptar una historia tan conocida a un nuevo formato, de hecho, han querido ser fieles al libro, y teniendo en cuenta que la propia escritora ha estado en el proyecto desde el principio, estamos seguras de que la narración será perfecta. Suponemos que la historia es conocida, pero por si acaso hay algún despistado, aquí va un breve resumen:

Sira Quiroga es una joven modista española que abandona España, justo antes del inicio de la Guerra Civil, por amor de un chico que apenas conoce. Ambos se instalan en Tánger, pero no todo será tan bonito y Sira tendrá que luchar contra la traición, el abandono y las deudas. Después de la guerra civil, y en un contexto histórico europeo convulso, Sira se verá envuelta en un compromiso en el que la costura se convertirá en una fachada de algo turbio y peligroso.

Destacar que este proyecto es una superproducción musical de la mano de beon.Entertainment, conocida por El Principito o por su coproducción de ¿Quién mató a Sherlock Holmes?. Nos presentan una obra de teatro en la que la música y el texto se fusionan en armonía. Será un musical de 2h 15 min, con 20 personas en escena, 7 músicos en la orquesta, ¡y más de 400 cambios de vestuario!

Sira Quiroga, la protagonista, será interpretada por Laura Enrech (Dirty Dancing, Anastasia, El Principito…). El compositor es Iván Macías y el escritor, Félix Amador, autores de otros grandes musicales como El Médico. El equipo lo completan el experimentado escenógrafo Ricardo Sánchez Cámara (Cabaret, Billy Elliot, Hoy no me puedo levantar…), el diseñador de vestuario Lorenzo Caprile, el diseñador de iluminación Felipe Ramos, y el de sonido Javier Isequilla, la directora vocal María José Santos y el coreógrafo Jose Félix Romero.

De momento a nosotras nos convence.

Y como he mencionado anteriormente, no podíamos dejar pasar la oportunidad de entrevistar a Maria Dueñas, autora del exitoso libro de El tiempo ente costuras, con la que pudimos hablar un rato sobre la historia y el nuevo proyecto. Aquí os dejamos con la entrevista:

El tiempo entre costuras ha sido un best seller desde su publicación, después fue adaptado a la TV y ahora llega en forma de musical, ¿cuál es su éxito?, ¿por qué gusta tanto?

Porque yo creo que es una historia que cautiva a los lectores en general, por distintas razones: porque sienten empatía por los personajes, porque sienten curiosidad por el momento histórico, porque sienten intriga… se disfruta de las intrigas, de los conflictos que hay dentro de la línea dramática. Y bueno, porque los lectores son así, y es gracias a su contagio y a su boca a oreja como creció la novela y como llegó hasta lo que se ha convertido.

La historia transcurre en el contexto de la Guerra Civil, pero los personajes sufren las consecuencias desde fuera de España. ¿Qué te llevó a decidir que esto fuera así?

Transcurre durante la guerra civil y un poco antes, y un poco después también, y desde fuera de España, pero en territorios muy vinculados a España también, porque son los años del protectorado de España en Marruecos, en el norte de África, que estaba muy vinculado porque estaba allí la administración española. Y lo que me llevó a trasladar allí la acción es que es un territorio que yo conozco bien, por vinculación familiar, y que además quiero mucho porque es como la memoria sentimental de mi familia, y yo era consciente de que esa memoria se estaba perdiendo, a medida que el tiempo iba pasando y los que vivieron allí pues nos iban dejando, y decidí recuperarla para esta novela. Antes de tener idea de quién iba a ser la protagonista, de cuál iba a ser la trama, antes de nada, lo único que tenía claro es que quería volver la mirada al Marruecos de aquellos años.

– Has visto tu libro adaptado a la TV y a los escenarios, ¿con qué te quedas de cada producción?

Me quedo con las dos, y ahora mismo toda mi ilusión está volcada en este nuevo proyecto. Son lenguajes muy distintos, el audiovisual y el músico teatral. Me quedo con todo, es que es como elegir a un hijo o a otro. Cada uno tiene su encanto, su lenguaje propio, su plasticidad, todo. Yo creo que son dos manifestaciones hermosísimas de las que me siento muy satisfecha y muy agradecida.

– En esta época de feminismo y sororidad, los personajes femeninos de la historia, ¿son un ejemplo de ello?

Sí, los personajes de El tiempo entre costuras, de Sira, sin proponérselo, porque en aquellos tiempos no se hablaba de estas cosas, ese era un anacronismo por mi parte haberlo formulado así, pero sí que son mujeres que con su endereza, su coraje, su espíritu de lucha y la manera en la que unas a otras se ayudan sí que son un ejemplo de sororidad y de muchas cosas por las que las mujeres hemos estado unidas a lo largo de la vida y que vale la pena seguir luchando por ellas.

– Después de escuchar todo el musical, ¿tienes algún momento o canción preferido?

Me gustan mucho varios momentos de Laura (Enrech) interpretando a Sira, sobre todo cuando pone esa emoción tan onda y tan profunda. Y después hay un tema que me hace mucha gracia y me encanta, me parece muy divertido, que es cuando canta Candelaria, la matutera, y acaba por tanguillo de Cádiz y tiene muchísima gracia y va muy bien con el espíritu del personaje.

– ¿Cuál fue tu primera reacción cuando te propusieron este proyecto? De hecho, una cosa curiosa es que nosotras ya pedíamos una adaptación de la novela a musical ya por el 2014, así que estamos encantadas.

(Se ríe) Pues mi primera reacción fue he de reconocer que fue de sorpresa, no de incredibilidad, pero sí de sorpresa, y a partir de ahí, bueno pues empecé a dar unas cuantas vueltas a la idea, reconozco que no muchas, que acepté bastante rápido. Me reuní con Iván Macías, me estuvo contando como era la esencia del proyecto. Me di cuenta de que había un interés muy profundo, un talentazo magnífico y unas ganas enormes de hacerlo bien, así que bueno, decidí unirme a ellos y hacerme cómplice de esta aventura y yo creo que el resultado va a ser feliz.

Y hasta aquí podemos contar. Si estáis con el hype alto como nosotras, deciros que todavía nos queda unas semanas para poder disfrutarlo en directo. El estrenó será aquí en Valencia, y estarán del 22 al 28 de diciembre en La Rambleta. ¡No te quedes sin tus entradas!

L.J.

NO ES UNA ENTREVISTA CUALQUIERA CON ORIOL BURÉS Y LAURA ENRECH

Como sabéis, el pasado domingo estuvimos disfrutando de Un día cualquiera en el Teatro Flumen de València. Lo que no os había contado todavía es que antes de la función varios de sus protagonistas nos dedicaron unos minutos de su tiempo. Os dejo qué nos contaron Oriol Burés (Warren) y Laura Enrech (Deb).

BiS: ¿Cómo describiríais Un Día Cualquiera en vuestras propias palabras?

Oriol Burés: Es un musical que cuenta la historia de 4 personas que viven en NY y que a través de su rutina diaria nos muestran las cosas extraordinarias de lo cotidiano, la belleza de las cosas simples.
Laura Enrech: Sobre cómo, de repente, se entrecruzan historias que pensabas que nunca se juntarían y cómo acciones pequeñas pueden tener repercusiones muy grandes.

BiS: Laura, tú has estado viviendo en NY. ¿Cuánto se acerca este musical a la realidad de lo que es vivir en NY?

LE: Pues la verdad es que bastante. NY es una ciudad en la que, de repente, suceden cosas que no suceden en otros sitios. Es el epicentro de tantísimas historias, se han generado tantas cosas allí que los neoyorquinos tienen una predisposición distinta hacia la vida y las cosas simplemente suceden, esto es muy cierto.

BiS: ¿Cómo es venir de gira en mitad de una pandemia? Porque sois unos valientes…

LE: Bueno, eso la productora, La Coja.

OB: ¡Son unos VALIENTES en mayúsculas y en neón!

LE: Es muy, muy surrealista, la verdad. 

OB: Y a la vez se agradece mucho que tanto la gente del teatro Flumen como La Coja se embarquen en esta aventura. Para todos los actores del sector, cuando vemos productoras valientes asomando la cabeza y que tiran adelante porque apuestan por la cultura… Somos un sector que desde que llegó la pandemia nos estamos reinventando, desde el minuto 1 estamos luchando no tanto para salir de la situación sino para poder estar ahí mientras dure la situación.

LE: Claro, para poder estar ahí y reivindicar que nuestro modo de vida es válido también en pandemia, que creo que nos sentimos anulados a muchos niveles.

OB: Es extraño y maravilloso a la vez. También estamos muy acostumbrados ya, porque sabemos que nuestra situación es incierta y por mucho que tengas un planning sabes que puede variar hasta el último momento, porque son factores que no dependen ni de la productora ni del teatro, están por encima. 

BiS: En las producciones a las que hemos podido asistir desde que se desencadenó la pandemia hemos podido presenciar cómo existe una vibración diferente en la platea, ¿Cómo os llega a vosotros, que además ahora apenas podéis ver media cara del público?

LE: Depende mucho de la sala, de cuan cerca o cuan lejos estés, pero sí que he notado que después de la pandemia la gente que viene al teatro viene muy beligerante y muy reivindicativa, casi como una declaración de intenciones: esto es lo que queremos hacer. Y entonces aplauden y viven las obras de una manera distinta, se respira otra cosa.

OB: Es verdad también que nosotros veníamos de estar en una sala en la que teníamos al público muy, muy cerca y este ha sido nuestro primer contacto con un teatro a la italiana, donde el público está lejos. Inicialmente no sabíamos si el público estaba enganchado con la función o no, porque es una cosa que tú vas regulando como actor, pero al final cuando vimos que sí lo estaban y que estaban viviéndola súper bien. Fue lo que dice Laura: la reivindicación de somos gente que hemos venido al teatro porque queremos ver teatro… se agradece un montón y es súper emotivo. Que la gente se levanta a aplaudir primero porque les ha gustado lo que han visto pero también dándonos las gracias por haber hecho esto y por haber generado teatro en estas épocas. Yo creo que la gente lo necesita también.

BiS: ¿Con qué os sentís más identificados -tanto de vuestros personajes como de cualquier otro personaje del musical?

LE: Deb es muy controladora y es algo con lo que yo me identifico mucho porque yo intento buscar siempre la tranquilidad en sentir que tengo las cosas bajo control. Realmente el proceso que tiene Deb en la obra es rendirse ante la evidencia de que no tiene n.p.i. de qué está haciendo ni qué va a hacer y simplemente obligarse a vivir en presente. Eso es algo con lo que yo me topo una y otra vez en la vida… y con una pandemia por medio incluso más, así que imagínate, es un viaje bastante fuerte para mí.

OB: Pues yo con Warren me identifico mucho con su ilusión y con el dejarse fluir, que sí que tiene unos objetivos en la vida pero tampoco tiene un plan de vida. Él sabe que empezará el día aquí pero no sabe dónde lo va a terminar y creo que eso Oriol lo hace bastante (Laura: ¡pues a mi eso no me sale!). Yo tengo un punto que las cosas espontáneas y la improvisación me gustan bastante, hay muchas veces que me permito ser espontáneo en mi día a día y eso creo que lo comparto mucho con Warren.

BiS: De todo el musical, ¿cuál es la canción que más os llega independientemente de si es vuestra o la canta otro compañero?

OB: No es porque sea de Laura y mía, pero a mi el encuentro en el tejado me llega mucho. Podría decirte que hay 3 canciones que me mueven del musical: la jaula de edificios, estoy aquí y el dueto del tejado.

LE: El dueto del tejado. La primera vez que realmente me puse a escuchar el musical, ya sabiendo que iba a hacerlo y estaba en modo estudio, cuando llegué a la parte del dueto en el tejado tuve que parar porque me emocionó muchísimo. No te puedo decir de otro personaje porque tengo la suerte de que mi fragmento favorito del musical lo cantamos nosotros.

BiS: Por último, ¿cuál es el mensaje que se lleva la gente a casa de este musical?

OB: Yo creo que una cosa buena que tiene este musical es que cada uno saca su lectura.

LE: No tiene una moraleja ni tiene una pretensión de que todo el mundo salga pensando “x”. Lo guay es que como son dos historias muy distintas y personajes hiperdistintos entre sí, creo que cada uno va a coger aquello para lo que esté preparado o lo que necesite recoger en ese momento. Yo a lo mejor veo esta obra ahora y recojo una cosa, pero la veo dentro de unos años y resuena otra.

OB: Lo que recoges son cachitos de lo que ves, te puedes quedar con un fragmento de una historia y otro de la otra y es tu conclusión del espectáculo. Depende mucho del viaje que hagas tú como espectador y de tu momento vital.

Con esto sólo me queda recordaros que podréis ver Un Día Cualquiera únicamente el sábado 13 y domingo 14 en el Teatro Flumen de València. Luego no digáis que no os he advertido.  

Los Vivancos, el alma tras los cuerpos.

Esta semana he tenido la suerte de poder sentarme a conocer un poco mejor a Los Vivancos. Una familia peculiar, unos cuerpos de infarto y arte, mucho arte… pero hay mucho más y ahora vosotros también podréis descubrirlo. Nos sentamos con Josua, Judah y  Elías, tres de los hermanos, para que contestaran nuestras preguntas.

BiS: ¿Cómo definiríais vuestro espectáculo?

Josua: Lo que más nos ha costado es definir lo que hacemos. No hay un estilo concreto, nosotros lo llamamos el estilo Vivancos. Podríamos estar dentro del teatro musical porque nosotros somos músicos pero también bailarines. Es un espectáculo muy comercial pero a la vez muy técnico.

Judah: Definirlo en pocas palabras es muy difícil. Podríamos decir que es un hilo conductor de flamenco en el cual mezclamos diferentes estilos de danza, clásico, contemporánea, artes marciales, acrobacias, tocamos instrumentos…

Josua: Alguna vez hemos dicho que era una fusión extrema. Seguir leyendo «Los Vivancos, el alma tras los cuerpos.»

Fun Home: conoce la funeraria

¡Hola gentecilla!

Está demasiado tranquilo esto últimamente, ¿verdad?. Es lo que tiene que haya acabado la temporada teatral, los actores se van de van de vacaciones… ¡y nosotras también! De hecho, este post os lo escribo desde el tren de camino hacia mi playa favorita pero vale la pena el paréntesis para comentar las últimas noticias que nos llegan desde Barcelona.

Quienes nos sigáis en redes como Twitter e Instagram, sabréis que hace unas semanas asistimos a los cástings de uno de los nuevos musicales que aterrizarán esta próxima temporada en la ciudad condal: FUN HOME. Este musical fue uno de los últimos bombazos de Broadway, que cada vez tardan menos en cruzar el charco hasta nuestro país (tenemos cruzados los dedos para un no muy lejano Dear Evan Hansen). Lo dicho, hace unas semanas visitamos la escuela de teatro Aules, donde tenía lugar la elección del elenco infantil de este interesante musical. Seguir leyendo «Fun Home: conoce la funeraria»

AMORxAMOR, PORQUE… ¿QUÉ HAY MÁS ROMÁNTICO QUE UN MUSICAL?

El 14 de febrero se acerca y, ya seáis de los que celebran San Valentín o San Solterín, está claro que el amor está en el aire. Como nosotras somos unas theatrenerds lo celebraremos de la mejor forma posible, en un concierto de duetos con las canciones más románticas de nuestros musicales favoritos… Bueno, probablemente luego nos tengamos que compensar emocionalmente semejante concierto después con 1kg de chocolate pero…  ¡¡va a ser taaaan bonito!!

Además es todo por una buena causa: el concierto es en beneficio de ISOM, una asociación que ayuda a niños y jóvenes en riesgo de exclusión social. No faltan las razones para que os veamos a todos en el Teatre Victoria el próximo martes, pero dadas las fechas, hemos decidido animaros con unas preguntas a algunos de sus protagonistas… todo muy amoroso. 😉 Seguir leyendo «AMORxAMOR, PORQUE… ¿QUÉ HAY MÁS ROMÁNTICO QUE UN MUSICAL?»

All That’s Known… sobre Marc Flynn!!

Parece mentira que ya hayan pasado 2 meses desde que viéramos por primera vez El Despertar de la Primavera en el Teatre Gaudí… «Un mal costum» que se ha ido propagando por la ciudad condal como la pólvora hasta que finalmente, después de agotar las localidades para todas las funciones de estas navidades, ha tenido que prorrogar hasta final de mes. Porque este musical sobre las consecuencias de la desinformación en la adolescencia, esa gran brecha entre la infancia y el mundo de los adultos, no deja a nadie indiferente.

Personalmente,el éxito de esta producción no nos sorprende, cualquiera que la haya visto sabe que se trata de algo especial… y quién mejor que uno de los culpables de que este musical haya podido llegar hasta nosotros, Marc Flynn, a quien ya pudimos ver en Per Sobre de Totes les Coses, y que interpreta al incorformista y arrebatador Melchior Gabor, para ayudarnos a conocer mejor este musical. Seguir leyendo «All That’s Known… sobre Marc Flynn!!»

En el camerino de las reinas de Priscilla: Tick y Felicia

Desde que los vimos por primera vez sobre el escenario, quisimos saber más sobre ellos… y ellas! Hoy os traigo a Tick y Felicia más cercanas que nunca en la segunda parte de nuestro reportaje backstage de Priscilla Reina del Desierto. Seguid leyendo para conocer mejor a Jaime Zatarain y Christian Escuredo, quienes completan junto a José Luis Mosquera el trío protagonista del musical más… glamouroso? purpurinoso? festivo? que podemos encontrar en la cuidad condal.

Hace un par de semanas nos colamos en el teatro Tívoli para ver qué se cocía en su backstage y pudimos pasar un rato muy divertido en el camerino de Jaime y Christian  mientras se preparaban para la función.

_mg_7903BiS: Hemos estado con Jose Luís mientras se maquillaba… ¿Cuanto tardáis vosotros en maquillaros?

JZ: poquito, porque nosotros con lo de las máscaras y tal, llevamos una base.

BiS: ¿Y son cómodas las máscaras?

JZ: sí, esto te lo pones y te lo quitas.

BiS: Pero… a la hora de gesticular, ¿dificulta algo lo que quieres transmitir?

CE: No, porque son cuando son números con mucha peluca, mucho vestuario… en realidad la gente no se fija ni en la cara.

JZ: Tampoco lo llevamos mucho rato, en realidad, prácticamente sólo cuando hacemos los números de Drag.

_mg_7907

BiS: ¿Qué es lo más incomodo de vuestro vestuario? ¿Las chancletas? ¿Los taconazos?

CE: Yo creo que lo más incómodo son las aletas esas…

JZ: Para mí lo peor es el vestuario del final, porque es súper grande, es horrible. Es un tractor amarillo! Tiene un gorro enorme con mucho peso, es muy incómodo de manejar… ¡menos mal que es muy poquito tiempo!

CE: Yo ahora le he cogido el truco, pero al principio era muy complicado para mi la de “Like a Prayer”, salgo con todas las plumas en la cabeza, todas las plumas atrás, las plataformas… ¡y ahora ve canta “Like a Prayer”, que es la canción más aguda que hay para un chico!… Ahí colocada, muévete, gira… y que no se pierda la calidad vocal. Igual que en Material Girls, sin notarse que estás sofocado.

BiS: ¿Qué es peor cantar o bailar en este espectáculo? Porque de los dos hacéis un rato!!

CE: Se complica el cantar porque estás moviéndote mucho.. es verdad que nunca ningún espectador nos llegó a ver sofocados porque hemos tenido todo este training detrás… pero durante el entrenamiento era muy agotador ¡¡y también te agobiabas mucho!!

BiS: ¿Algún ritual o rutina confesable antes de empezar?_mg_7914

JZ: ¿Rituales? Pues más allá de los calentamientos que solemos hacer normalmente… Aquí nos ponemos el álbum de la temporada por el que nos haya dado, que normalmente lo elegimos a medias
CE: Ahora estamos con Lady Gaga.

JZ: En realidad el ritual es llegar aquí al camerino, ponernos a maquillarnos, contarnos un poco nuestra vida.

BiS: ¿Y manías, que no rutinas?

CE: Yo últimamente tengo la manía de las infusiones, del tomillo, la salvia, la miel y el jengibre… pero por los cambios de tiempo y eso.

JZ: Yo la verdad es que no…

CE: Bueno, tú el café. Eres muy cafetero.

JZ: Eso es verdad, siempre me tomo un café antes de empezar, de camino al camerino. No somos muy supersticiosos en ese aspecto.

BiS: ¿Y qué es lo peor que os ha pasado en Priscilla en el escenario?

CE: Hombre, nos pasó una vez en Madrid que se nos paró el bus.. pero más allá de eso…

BiS: ¿¿De verdad nada de pantalones que se abren, tropezones…??

JZ: Bueno, es que esos “peores” en realidad se convierten en risas. El otro día se cayó un cupcake y yo lo pasé fatal, no sabía si ayudarlo a levantarse, porque era como… ¿te acuerdas de humor amarillo? ¿Que eran como bolos que se caían y se quedaban en el suelo sin poder levantarse? Pues así se quedó el compañero, y claro, no daba lugar a risas ni nada porque estabas en mitad del número.. que encima era un playback, así que no podía hacer nada, no puedes improvisar o reírte.

BiS: ¿Y no se os pegan las risas del público?

CE: Yo tuve una vez que tardé muchísimo en iniciar una frase porque me estaba partiendo con una fan que repetía mucho en Madrid y que su risa era súper, súper, súper contagiosa… y, bueno, tú también, ¿eh Jaime? Nos fuimos los dos al traste…

JZ: Es un amor de mujer, pero cada vez que viene tiene un par de momentos en la función, que se para literalmente la función por su risa. Porque es escandalosa. Y el público también se ríe con ella, porque se pega.

CE: Menos mal que esto es una comedia y como nosotros estamos ya siempre riéndonos…

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-23-59-54BiS: Bueno, sería mas complicado si fuera un drama…
CE: O en el momento ese que tenemos ahí de discusión y nos entrase la risa… ahí sería peor, pero bueno, donde nos entraba la risa era después de las “p*tibolas”, así que…

BiS: ¡Yo tengo una en casa! Prácticamente me cayo dentro del bolso en Madrid.

CE: Eso es una señal para que cambies de profesión… ¡Jajajaja!

BiS: Tu personaje, Christian, es bastante toca narices, ¿eh?

CE: Sí, es toca-narices pero porque le gusta provocar y es un tipo de provocación. Lo bueno que tiene esta función es que tiene un viaje y la adaptación que se ha hecho, sobretodo en España, da pie a que a Felicia se le vea también un poco el alma.

BiS: ¿Es muy diferente la Felicia que vemos aquí de la que se ve en otros países?

CE: No, es prácticamente lo mismo, pero como el adaptador era el ayudante de dirección, había como mucho trabajo también por nuestra parte y nos dejaban improvisar también un poco, así que a veces nos lo compraban.

BiS: ¿Y que le vendiste tú?

CE: Pues le vendimos una pelea con más compromiso, sobretodo entre nosotros dos, para que luego con Bernadette fuese más creíble y tuviese más peso.

BiS: ¿Que te has llevado tú de Felicia? Porque lleváis la vida interpretando estos personajes, los tenéis interiorizados no, ¡lo siguiente!

CE: Pues a mi lo más bonito que me da este personaje es que me exige estar de buen rollo todos los días. Eso cuesta porque hay días que uno está cansado o te puede pasar cualquier cosa, se te muere tu abuelo, como me ha pasado a mi… Tú sabes que luego tienes que venir aquí y el público se tiene que partir contigo y tienes que cambiar el chip. Rápidamente te vistes de mamarracha, bajas del dollar y ya empiezas a interactuar con joyas de actores como Jaime, por ejemplo, y todo ya es mucho más fácil.

BiS: Y tu Jaime, ¿que te llevas de tu personaje después de todo este tiempo? Porque tu personaje, viaje también se pega un rato.

JZ: Pues yo me llevo… A mi lo que me parece complicado de este personaje es estar como en tu sitio. Porque tienes a estos dos huracanes todo el rato a tu lado, que son los que llevan un poco el sentido del humor…

BiS: Sí, tú estás ahí poniendo paz…

JZ: Exacto. Entonces es muy complicado como actor no irte a un lado o al otro… Sino mantenerte en el viaje de este personaje.

BiS: Entonces, ¿tú qué les has vendido y qué te has llevado de Tick?

JZ: Yo… me he llevado el conflicto… JAJAJAJAJA ¡¡noooooooo!! Yo lo que les vendí es una cosa un poco.. yo quería tirar un poco por el lado más tierno del personaje. Porque yo vi en Londres el montaje y no me parecía que se trabajara la ternura del personaje.

BiS: ¿Era Will Swenson quien interpretaba a Tick?

JZ: No, el que había antes. Yo vi a Jason Donovan. Y bueno, lo que yo veía es que intentaban tener un amaneramiento del personaje un poco, como hacerle mas gay, que a mi me parece lo menos interesante del personaje.

BiS: La verdad es que yo a tu personaje lo que lo veo es muy real y cercano, cada vez que lo he visto se me ha saltado la lagrimilla de lo tierno que me parece…

JZ: Pues mira, yo es lo que intento, porque ya tiene cuando se viste de drag para sacar ese lado.. pero bueno.

BiS: ¿Cómo es trabajar con niños? Porque tenéis un recambio de niños enome e igual que vosotros, cada uno interpreta su personaje de una forma diferente..

JZ: Es guay pero es complejo. Actuar es estar con el compañero en escena.. un niño eso no lo sabe, ellos juegan, de manera más inconsciente, que eso es interesante, porque ellos lo hacen y ya está, sin plantearse nada… pero luego también hay una parte compleja, que ellos no son conscientes de muchas cosas de mayores…

CE: O por ejemplo si hay un problema…

JZ: Si hay un problema no saben como solucionarlo, no tienen la misma capacidad de reacción… Tú tienes que estar el doble de atento. Pero también es muy guay, en este caso es muy bonita esa línea de la historia.

BiS: ¡Claro! Además, ¡seguro que ya solo de tenerlo ahí te sale el lado tierno!

JZ: Eso es lo mejor, que de repente tampoco tienes que fingir… ¡¡no es como si yo tengo que hacer de niño con Christian!! Jajaja

BiS: Sería interesante, ¡¡sería una función de Priscilla un poco diferente!! Jajajaja

JZ: Jajajaja. No, pero es muy típico, cuando vas a clase, que tienes que hacer tu registro, que eres un niño pequeño y esas cosas. Tienes que imaginarte y sustituir… pero aquí es muy fácil sacar tu lado más paternal.

Y así los dejamos para que acabaran de prepararse, con la promesa de disfrutar mucho, muchísimo de la función… Pero esa ya es otra historia para otro día.

_mg_7992

M.

**Fotos del reportaje: Sandra Busquí.

 

En los tacones de Bernadette, con José Luis Mosquera.

Hace unas semanas nos abrieron las puertas del teatre Tívoli para que fuéramos testigos de lo que se cuece antes de cada función de Priscilla Reina Del Desierto._mg_7798

Uno de los puntos de mayor actividad es el camerino de José Luis Mosquera, la sublime Bernadette de esta producción, así que hacia allí nos dirigimos nada más llegar. En el camerino, que comparte con Juan Carlos Martín, el entrañable Bob, nos encontramos a Jose Luís junto con su maquilladora, preparado para recibirnos y para empezar el laborioso proceso de maquillaje. Porque es este personaje el único que va totalmente maquillado durante toda la función, un proceso que dura en torno a 45 minutos sin contar vestuario. Durante este tiempo fuimos testigos de la maravillosa transformación de José Luis en Bernadette, desde las uñas (de las cuales sólo pintan la franja central para hacer el efecto de alargar y afinar los dedos desde la distancia) hasta el resultado final, y claro, con tanto tiempo acabamos sometiendo a José Luis al tercer grado… si es que… aquí nos dan un poco de tiempo… y nos venimos arriba!! Seguir leyendo «En los tacones de Bernadette, con José Luis Mosquera.»

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: