¿Qué pasa si coges una obra de Shakespeare, le pones música de Cole Porter e Irving Berlin, y la ambientas en una glamurosa comedia de cine de los años 50? Parece que pueda pasar de todo pero si el material está en manos de Àngel LLàcer (poca gente conoce mejor lo que quiere el público) el resultado es “Molt Soroll Per No Res”, el nuevo musical del Teatre Nacional de Catalunya que en su primer fin de semana ya se ha metido al público en el bolsillo.

 
Se trata de una adaptación de “Much Ado About Nothing” (“Mucho Ruido Y Pocas Nueces”), una tragicomedia de Shakespeare llena de enredos amorosos que Àngel LLàcer y Manu Guix han convertido en una elegante fiesta.
 
El musical empieza con una obertura instrumental, como los grandes clásicos. Una orquesta convertida en una Big Band muy “vintage”, dirigida por Manu Guix al piano, nos avanza al son del mejor jazz y swing la música que nos acompañará durante el resto de la velada.
 
Tras un delicado Let’s do it, let’s fall in love interpretado por Hero (Aida Oset) empieza a desarrollarse la trama. Dos parejas de jóvenes enamorados tendrán que sobreponerse a obstáculos, traiciones, envidias, malentendidos, entremetimientos familiares y hasta su propio orgullo. ¿Triunfará el amor?
 
El elenco lo conforman David Verdaguer, Bea Segura, Victòria Pagès, Aída Oset, Marc Pociello, Jordi Coll, Albert Triolà, Lloll Bertran, Clara  Altarriba, Oriol  Burés,  Enric  Cambray,  Bernat Cot,  Albert  Mora,  Òscar  Muñoz y el propio Llàcer, que se lo pasa pipa interpretándose a sí mismo (hace de director de la película). Muchos de ellos no son actores de musical y se nota en algunas voces, que se quedan en correctas, pero las coreografías y las actuaciones irradian tanta ilusión que lo demás se pasa por alto. La química entre David Verdaguer y Bea Segura, que brillan como Benedicte y Beatrice, hace saltar chispas.
 
Los más musicaleros, atentos a Clara Altarriba (L’esbudellador de Whitechapel, y pronto la veremos como Sophie en Mamma Mia…) que presume de vozarrónen un par de ocasiones (sobre todo en ‘Begin the Beguine’), al divertidísimo ‘Make ‘em laugh’ al estilo Gene Kelly y Donald O’Conor y al momento “Chorus Line”.
 
L@s más pícar@s atent@s al momento calzoncillos de Jordi Coll (Grease) y Marc Pociello ;).
 
El equipo creativo lo forman Sebastià Brosa (escenografía), Míriam Compte (vestuario), Albert Faura (iluminación), Roc Mateu (sonido), Aixa Guerra (coreografía) y Xavi Duch (voz). La adaptación de las canciones es de Marc Artigau (que también acompaña a Llàcer en la dramatúrgia) y Manu Guix.
 
Sí. Es un Shakespeare, combina la prosa y el verso… pero no esperéis un relato profundo sobre el sentido de la vida. “Molt Soroll Per No Res” es simplemente entretenimiento puro sin aspirar a algo más y por eso funciona. Dejaros llevar por la música y el romanticismo; dejaros hipnotizar por las coreografías (las grupales destacan especialmente) y los colores de la escenografía, el vestuario y la iluminación; reíd con el humorabsurdo tan característico de las comedias de los 50… ¡y lo pasaréis en grande!  
 
Si a veces al teatro catalán le falta encanto, “Molt soroll per no res” tiene la dosis perfecta. No os lo perdáis. Let’s fall in love!
 

 

P.d. para theatre nerds: Alguien más cree que Bea Segura se parece MUCHO a Ann Reinking (la musa de Bob Fosse)? :O 

 

Paola Marín
Anuncios