Monday Monday es un ciclo de conciertos dedicados al Teatro Musical que ha montado el Teatre Eòlia esta temporada. Durante las dos últimas semanas hemos tenido el placer de disfrutar de dos de los espectáculos y no podíamos dejar de contároslo.

mondaycastilloEl martes pasado, Mariona Castillo nos enamoró con una versión única del musical Nine con la colaboración de cuatro alumnas (“aventajadas”, como la propia Mariona dijo) de la escuela Eòlia. Este musical, a menudo infravalorado, y basado en la película de Federico Fellini “8 ½”, cuenta la historia de Guido Contini, un Director de Cine Italiano en crisis, a través de las mujeres que marcaron su vida.

Con escenografía y traducción de David Pintó, dirección musical de Gustavo Llull y coreografías de Ariadna Peya, el espectáculo carece de texto y se nos explica la narración únicamente con las maravillosas canciones del musical, interpretadas por los personajes femeninos.

La misma Mariona Castillo interpreta a todas y cada una de las mujeres de Guido (su esposa, su amante, su madre, su productora, su musa…) con todos sus matices y sin quedarse en el simple estereotipo. Se me ocurren pocos ejercicios de interpretación que puedan ser más desafiantes y estimulantes para una actriz que éste, pero Mariona no solo supera este reto, sino que asciende a un nivel superior. Vulnerable pero fuerte, tierna pero sensual… Cambia de identidad con una facilidad aplastante (sin apenas cambios de vestuario, únicamente con la ayuda de un pañuelo) demostrando que no se le resiste ni la comedia, ni el drama, ni ningún tipo de personaje.

Nos negamos a que el camino de esta pequeña joya termine aquí y esperamos que mucha más gente pueda disfrutar del talento de Mariona en su máximo esplendor.

12795471_1252583498103096_6248854955966953558_nPor otro lado, ayer pudimos disfrutar del encanto de Roger Berruezo, que presentaba “Musicalment”, uno de sus primeros conciertos en solitario. Con Gustavo Llull al piano y unas invitadas de lujo (Jone Artegoitia, Lucía Torres y Júlia Jové) nos deleitó con una selección de canciones de los musicales que han marcado su carrera teatral (Mar i Cel, HNMPL, Cop de Rock, La Bella y La Bestia, Rent…) y de canciones que han marcado su vida o que, simplemente, le apetecía cantarnos.

El Teatre Eòlia se convirtió en un espacio íntimo sin cuarta pared, dónde intérprete y público éramos uno. Dejamos de ver a Saïd, a Gastón o a Benny y pudimos ver y conocer por primera vez a Roger Berruezo, un chico muy divertido, cariñoso, un poco tímido y muy guapo (bueno… esto ya lo sabíamos antes) que se mostró sin tapujos y nos contó sobre él, sus pasiones y sus inseguridades.

Con su voz más grave y profunda, con sus falsetes y con su sonrisa pícara hizo derretir al público con canciones de Wicked, Dies Normals (Ordinary Days), Once, el compositor Scott Alan o incluso Queen.

¿Momento favorito? Nos quedamos con el “I’ll cover you (Reprise)” del final que, acompañado de sus invitadas y con los agudos de Lucía Torres que ya echábamos de menos, nos puso la piel de gallina y nos ayudo a sobrellevar mejor el mono de Rent, que aún no hemos superado.

Aun le queda un concierto el sábado y nosotras solo nos arrepentimos de no poder repetir. No apto para fans con el corazón delicado… 😉

Paola Marín

P.D: Mensaje para Eòlia: ¡Queremos más Monday Monday!

Anuncios