Después de una ardua carrera, nuestro protagonista consigue llegar el primero quedándole ahora solo una cosa por hacer: conquistar a la bella dama. Podría ser la trama de cualquier película americana de comedia romántica pero… ¿qué pasa si os digo que ese protagonista es un espermatozoide y esa bella dama un óvulo?

Precisamente, de esto trata Falopio (el musical), una historia original creada y dirigida por Begoña Salido que nos presenta el momento en el que se conocen por primera vez un espermatozoide y un óvulo, un encuentro lleno de amor y odio interpretados por la propia Begoña Salido y por Quique González, bajo la dirección musical de Fernando Barber.

Y es que la música tiene un peso esencial desde el principio hasta el fin del micromusical. Cada movimiento y diálogo están medidos y acompañados por la melodía que nunca deja de sonar, una melodía alegre y pegadiza que se te mete en la cabeza y la sigues tarareando durante horas (incluso días).

El resultado es un excelente espectáculo en el que es imposible no emocionarse y salir de la sala con una sonrisa en la cara. Porque ya cuando entras y ves la maravillosa escenografía sabes que lo que vas a ver es bueno y, cuando termina, entiendes que lo que has visto era pura magia.

Así que si queréis conocer el final de esta historia tan solo tenéis que pasaros por la sesión golfa de Microteatro de jueves a sábado durante el mes de julio y descubrir si el ágil espermatozoide conseguirá fecundar al hermoso óvulo.

L.J.

Anuncios