Dicen que el musical no está viviendo una época dorada, que hace años que se producen en nuestro país espectáculos tanto importados como originales de gran calidad. No lo discuto. Sin embargo, es un hecho que cada día nuestro país se parece más a la Great White Way americana. Cada día llegan más producciones de éxito, producciones que hacen que parezca menos necesario cruzar el charco: Rent, El Despertar de la Primavera, Billy Elliot, Priscilla, Casi Normales o Fun Home son algunos de los nombres que se suman a esa larga lista de éxitos que hemos podido disfrutar en los últimos años en nuestro país. Ya sólo falta que me traigan Newsies, Hamilton y Dear Evan Hansen para hacerme feliz del todo… tiempo al tiempo.

Casi Normales, originalmente Next To Normal, es uno de esos títulos que durante meses estuvieron sonando a fuego en nuestro ipod, que simplemente con escuchar el álbum nos ponía la piel de gallina, uno de esos títulos que jamás pensamos que veríamos en directo. La producción original se estrenó en 2008 en el off-broadway para trasladarse posteriormente al Booth Theatre. Una vez en Broadway el musical recogió numerosos galardones, incluido el prestigioso premio Pulitzer de teatro.

Con todo esto, normal que cuando oyéramos que llegaba Casi Normales a nuestro país, abanderado por alguien como Guido Balzaretti y protagonizado por Nina, empezáramos a contar los días hasta poder disfrutarlo, al mismo tiempo que hacía que llegáramos al Barts de Barcelona con una aprensión a la altura de nuestras expectativas.

Casi Normales cuenta la historia de una familia un poco disfuncional: Diana, la matriarca, padece un trastorno bipolar con episodios alucinatorios, Dan es el padre que lucha por mantener a la familia unida y aparentemente lo más normal posible, por último, encontramos a los dos hijos adolescentes, Gabe y Natalie. El musical trata temas que frecuentemente se han afrontado como tabú por la sociedad, como son los trastornos mentales, la pérdida y el abuso de sustancias. Con frases como “Sólo me duele al respirar”, el musical profundiza en los sentimientos más oscuros de Diana, interpretada magistralmente por Nina, a quien no podemos dejar de comparar por su papel más popular, Donna en Mamma Mia, especialmente cuando repite como pareja escénica Nando González, a quien también pudimos ver en Mamma Mia como uno de los padres. Todos conocemos el virtuosismo vocal de Nina, pero he de decir que está especialmente acertada en su interpretación de Diana en sus peores brotes. Nando González le aporta solidez al padre, equilibrando perfectamente el dúo. Guido Balzaretti interpreta al hijo, un papel que parece hecho a su medida y que vocalmente no se queda atrás con Aaron Tveit, quien originó el personaje. Por último cabe destacar a Jana Gómez, que interpreta a Natalie, la hija, que pese a cantar eso de que se siente invisible, brilla con luz propia y haréis bien de apuntar su nombre, porque dará que hablar. Cierran el reparto Fabio Arrante, como Henry, el novio fumeta de Natalie que es uno de los personajes que consiguen aligerar un poco el tono, y Roger Berruezo, como psiquiatra. No sé yo, si los psiquiatras fueran así de sexys y cantaran así de bien si habría menos o más pacientes en las plantas de psiquiatría de los hospitales. Y es que, como dicen: “ser normal no es tan normal”, ¿no creéis?.

Entre todos consiguen tocar todos estos temas tan complicados con una delicadeza que hará que se te escape más de una lagrimilla y alguna que otra sonrisa. Porque no quiero entrar en el argumento para no destriparos un detalle clave, mas que deciros que con su soberbia banda sonora y sus interpretaciones magistrales, las casi 3 horas que dura se os pasarán volando.

vertic_880_0-2

Casi normales es de esos espectáculos que aún no habéis salido por la puerta del teatro y ya queréis repetir. Como dice el psiquiatra “el precio del amor es la pérdida, pero aún así lo pagamos, amamos de todas formas”, porque pese a ser un musical duro, saldréis con los ojos rojos pero un mensaje positivo, ya que cuando acabe la larga noche, habrá luz.

Casi Normales estará hasta el 14 de Noviembre en el Barts de Barcelona, pasando por Bilbao antes de instalarse en el Teatro La Latina de Madrid.

No os lo debéis perder, por prescripción médica 😉

 

Anuncios